La manifestación del día 12 contra la LOE sigue acumulando adhesiones

La manifestación convocada para el sábado 12 de noviembre a las 17.00 horas en Madrid, contra el proyecto gubernamental de Ley Orgánica de la Educació…

La manifestación convocada para el sábado 12 de noviembre a las 17.00 horas en Madrid, contra el proyecto gubernamental de Ley Orgánica de la Educación (LOE), cuenta ya con la adhesión de casi dos centenares de entidades. Unas son cívicas no confesionales, otras de inspiración cristiana y otras son plataformas que incluyen numerosos colectivos, con lo que el número podría ser muy superior si se contabilizan las organizaciones más pequeñas. Además, también se han sumado algunos grupos musulmanes, unidos a los convocantes por la coincidencia en la defensa de la libertad de enseñanza. Entre las últimas asociaciones que se han adherido a la movilización, destaca una plataforma de profesores de informática de toda España, según fuentes de los padres católicos agrupados en la CONCAPA.

 

Mientras siguen en marcha todos los preparativos para la gran manifestación del día 12, para la que se espera un millón de personas, los profesores de religión protagonizaron este pasado jueves una concentración previa delante del Congreso de los Diputados, en Madrid. La iniciativa, promovida por el sindicato Unión Sindical Obrera (USO), sirvió también para entregar 9.000 firmas recibidas "contra la pretensión del Gobierno de privatizar al colectivo”.

Cabe recordar que, en una disposición adicional incluida en el texto aprobado el 22 de julio por el Gobierno, se establece que el empleador del profesorado de religión ya no es el Estado o las administraciones públicas, sino la Iglesia católica o las otras confesiones, un hecho que ha sorprendido a todos, empezando por la propia Conferencia Episcopal Española, que precisamente tenía programada una reunión con el Ejecutivo el mismo día en que el Consejo de Ministros dio luz verde a la reforma. La Federación de Enseñanza de USO denuncia, en este contexto, que el Ministerio de Educación pretende “marginar a los profesores que imparten la asignatura de religión y arrinconar todavía más la presencia de esta materia en los centros públicos”.

 

De acuerdo con el Concordato de 1979 entre el Gobierno español y la Santa Sede, así como con el artículo 27.3 de la Constitución española, el que garantiza “el derecho que asiste al los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”, los profesores que imparten religión católica en centros públicos dependen del Estado. Ello quiere decir que es la administración pública la que paga y tutela laboralmente a este colectivo de 17.500 enseñantes. La única excepción a esta vinculación es que la Iglesia católica, a través de sus diócesis, propone y elige a esos profesores, ya que se trata de garantizar precisamente la confesionalidad de una asignatura que, si se cursa, es porque lo piden los padres, tal y como está contemplado en la propia Carta Magna. Pero ahora, el Gobierno pone como empleadora a la Iglesia, lo que puede recortar al profesorado de religión muchos derechos laborales que les equiparan al resto de funcionarios de la enseñanza, entre ellos el de tener contrato indefinido.

 

El debate de la totalidad en el Congreso, el próximo miércoles

 

Mientras tanto, la LOE sigue su trámite parlamentario. La Junta de Portavoces del Congreso aprobó este martes, gracias a la mayoría de los socialistas y sus socios pero sin unanimidad, que el debate de la totalidad sobre la reforma educativa se celebre el próximo miércoles 2 de noviembre, el mismo día de la toma en consideración del proyecto de nuevo Estatuto catalán. Esta coincidencia no es bien vista ni por la oposición parlamentaria ni por la comunidad educativa. El presidente de la CONCAPA, Luis Carbonel, explicó este miércoles a ForumLibertas.com que le parece “una precipitación que sólo pretende silenciar la protesta social contra la LOE y esconder el proceso parlamentario en la sombra de otras iniciativas que están siendo mucho más mediáticas”. Por su parte, el portavoz del Partido Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, calificó la decisión de “precedente gravísimo” sobre todo porque no cuenta con el consenso de todos los grupos políticos, algo que siempre ha existido en este tipo de acuerdos.

 

El PP presentó este mismo miércoles su enmienda a la totalidad para pedir la retirada de la LOE, texto en el que se expresan alegaciones para pedir que el proyecto no siga los siguientes trámites legislativos y, además, se incluye una propuesta de ley alternativa. Por su parte, Convergència i Unió también tiene previsto presentar su enmienda a la totalidad. Por otro lado, cabe destacar que precisamente el 2 de noviembre tendrá lugar otra movilización que servirá de aperitivo antes de la de Madrid. Se trata de una marcha de protesta en Barcelona convocada, entre otros, por el Foro de la Familia de Cataluña.

 

Actitud ideológica del Gobierno

 

En todo el debate social sobre el proyecto de la LOE, la CONCAPA, que es uno de los principales convocantes de la manifestación del día 12, denuncia lo que considera una “actitud excesivamente ideológica del Gobierno”. Según el presidente de los padres católicos, “parece que este Ejecutivo no acepta democráticamente la reacción social contra sus proyectos”. En este sentido, Luis Carbonel reveló lo que pasó el pasado 15 de octubre en la clausura del 33º Congreso de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), que incluye toda la enseñanza privada, celebrado en Barcelona. El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, número dos de la ministra María Jesús San Segundo, sorprendió negativamente a todos con un discurso final más propio del sectarismo que de la representación institucional en el congreso de un importante sector de la comunidad educativa.

 

Tiana acusó a los participantes en el Congreso, especialmente a Luis Carbonel, de no haberse leído la LOE y de hacer una presión política inadecuada contra el Gobierno. En este sentido, defendió el proyecto gubernamental asegurando que garantiza la libertad religiosa. “Una cosa es decir que no está de acuerdo con el contenido del congreso de la CECE, que sería respetable, y otra muy distinta ponerse a criticar lo tratado en el marco de un discurso institucional en el que su misión es declarar clausuradas las jornadas”, explicó el presidente de la CONCAPA a nuestro periódico. Curiosamente, tras sus duras palabras, el secretario de Estado advirtió que no le importaba si los asistentes no le aplaudían, pero le aplaudieron pese a todo. “Somos más educados que él”, comentó Luis Carbonel.

 

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó el proyecto de reforma educativa tras un teórico proceso de diálogo. Pero la sociedad civil que saldrá a la calle pretende denunciar que ese talante no ha existido. “Se han ignorado y se siguen ignorando los tres millones de firmas recogidas en defensa de la clase de religión, y se han incluido en el texto asuntos decididos de forma unilateral por el Ejecutivo”, recuerda el presidente de la CONCAPA.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>