La “nueva sociedad” de Cristina Kirchner: reingeniería social al estilo Zapatero

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, planea aprobar una nueva ley de Código Civil que subvertiría profunda…

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, planea aprobar una nueva ley de Código Civil que subvertiría profundamente la estructura social argentina actual y la alejaría de los preceptos del orden de las leyes naturales y del cristianismo.

Kirchner ha manifestado que “está construyendo una nueva sociedad”. El 21 de julio de 2010, en un acto público, promulgó la ley llamada de “matrimonio igualitario” (ley nº 26.618), es decir, el ‘matrimonio homosexual’. En esa ocasión, la presidente declaró: “no hemos promulgado una ley, hemos promulgado una construcción social”.
El 30 de noviembre 2012, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de “identidad de género”, por 167 votos a favor, 17 en contra y 7 abstenciones. El proyecto sanciona que los ciudadanos tienen el “derecho” de cambiar legalmente el "sexo que le han asignado al nacer", adecuando al “cambio de sexo” la partida de nacimiento y los documentos de identidad por otros que reflejen la “identidad de género autopercibida”, sin necesidad de someterse a cirugías o terapias hormonales.
Entre otros muchos ejemplos, se puede mencionar también al Programa Nacional de Educación Sexual Integral y a sus Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral.
El 27 de marzo, dos semanas después de conocerse el fallo de la Corte Suprema de la Nación que sentó jurisprudencia a favor del aborto, Kirchner recibió de manos del presidente del mismo tribunal, Ricardo Lorenzetti, el texto que pretende ser el nuevo Código Civil de la Nación. La comisión redactora del anteproyecto estuvo integrada por el mismo Lorenzetti, la vicepresidente de la Corte, Elena Highton de Nolasco y la jurista Aída Kemelmajer de Carlucci.
Los obispos argentinos ven “preocupante” la situación
La 103º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) sirvió para estudiar el estudio del anteproyecto de reforma al Código Civil, sobre todo de aquellos puntos “preocupantes” que requieren una mayor discusión, como la manipulación de embriones, el alquiler de vientres o el divorcio “exprés”.
El Presidente de la CEA y Arzobispo de Santa Fe, Monseñor José María Arancedo, anunció que el centenar de obispos difundirían un documento sobre este tema al cabo de las deliberaciones.
Femicidio: Matar a una mujer, más grave que matar a un varón
Por otro lado, la publicación electrónica argentina Notivida dio cuenta del avance del femicidio en el Congreso, al advertir que conforme a las modificaciones que se intentan introducir en el Código Penal, “matar a una mujer, a un gay o a un pedófilo sería más grave que matar a un varón heterosexual, sea niño, adulto o anciano”.
La publicación electrónica sostiene que el proyecto que la Cámara Baja aprobó en su última sesión y giró al Senado, modifica el artículo 80 del Código Penal que describe los homicidios a los que les cabe reclusión perpetua, si no mediaran “circunstancias extraordinarias de atenuación” en las que “el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho a veinticinco años”.
“La modificación banaliza el matrimonio al incluir entre los vínculos que agravan la pena por homicidio (ascendiente, descendiente y cónyuge) a las relaciones de pareja con o sin convivencia”, asegura.
Asimismo, señala que “a los crímenes por odio contemplados en la actual redacción: odio ‘racial o religioso’ se le añaden el odio ‘de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión’, con lo que sería más grave, por ejemplo, matar a un gay que a un varón heterosexual por el hecho de serlo o por otro tipo de odio”.
La única violencia que agrava la penalidad -explica- es la que responde al patrón hombre maltratador / mujer víctima, como si la mujer no pudiera ser victimaria. El juez no podrá reducir la reclusión perpetua cuando haya antecedentes de violencia y la víctima sea una mujer”.
Notivida concluye que “es evidente que las modificaciones proyectadas -que se fundan en la ideología de género- son injustamente discriminatorias”, y consigna un análisis jurídico a cargo del doctor Ricardo Bach de Chazal.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>