La paz

El pasado día 27 de Octubre se ha celebró un acontecimiento de importancia para el mundo entero, el Encuentro de Asís. All&iacute…

Forum Libertas

El pasado día 27 de Octubre se ha celebró un acontecimiento de importancia para el mundo entero, el Encuentro de Asís. Allí acudieron los líderes religiosos de todo el mundo, y un numeroso grupo de jóvenes, muchos de ellos con el reciente recuerdo de las JMJ de Madrid, que subieron a pié como verdaderos peregrinos hasta llegar a la Porciúncula en Asís, donde se celebran los actos de la mañana y por la tarde todos se trasladan al Sepulcro de San Francisco, acompañados por numerosas personas que lo hemos seguido por Internet.

Es llamativo que no se escoge para este acto ni Jerusalén ni Roma. Hace 25 años el Papa Juan Pablo II escogía también Asís, la ciudad del Poverello, el hombre que a través del beso en la mano a un leproso se transforma en el amigo de los pobres y haciéndose pobre y a través del amor a sus semejantes se convertirá en San Francisco de Asís.

Las personas que acuden a este encuentro representan a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en promover la justicia y la paz. Benedicto XVI agradece el esfuerzo de muchos representantes venidos de países lejanos, renovando un viaje que nos conduce a la Verdad, y a la Paz. El Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, manifiesta el peligro de la indiferencia de la cual nace el odio, el conflicto, la violencia, por eso importa fomentar el diálogo que debe llevar a considerar al otro como sujeto de relación y no objeto de indiferencia.

El representante del Judaísmo estuvo presente y fue reconocido como un hermano con el que compartimos el tronco inicial de fe. El representante del Islam reconoce que el problema está en los integrismos de las religiones, pues las religiones no son nunca causa de guerra. Asisten representantes de otras iglesias cristianas y de las grandes religiones orientales, como el Hinduismo.

Tiene una intervención muy importante la representante de no creyentes o agnósticos, la escritora y psicoanalista Julia Kristeva: hizo una referencia personal al Papa Juan Pablo II que animaba a no tener miedo. Ella manifiesta que en el universo del vacío no hay nada y que la humanidad puede perseguir todavía su propio destino creativo y hace un llamamiento a no tener miedo a otras culturas. Realmente apoya un humanismo.

Para emprender el camino de la paz se precisa que las personas creamos que la paz es posible y requiere de una conquista permanente. En este sentido es muy importante la creación de puentes en las relaciones humanas. No olvidemos a las personas que buscan la verdad y la paz, a los que Benedicto XVI valora muy positivamente y abre las ventanas de la iglesia para el diálogo.

Apostar por una cultura de la paz requiere una labor educativa. Un consenso internacional que favorezca el cese de la carrera de armamentos es fundamental. El Derecho Internacional en principio debe presidir las relaciones internacionales e institucionales democráticas. Los cristianos de hoy debemos escuchar el grito y atender las necesidades de los que sufren cualquier tipo de necesidad y violencia.

Hazte socio

También te puede gustar