La pedofilia y los Maristas: un problema estructural de la sociedad

El caso de abusos sexuales en el colegio de Barcelona ha destapado un problema estructural arraigado profundamente en la sociedad

BARCELONA 5-2-2016 BARCELONA 05 02 2016 PINTADA EN LA ENTRADA Sociedad Seguimiento abusos sexuales en el colegio de los Maristas de Les Corts sants FOTO de JULIO CARBO FOTO DE JULIO CARBO

 

El caso de abusos sexuales en el colegio de los Maristas de Sants-Les Corts de Barcelona es sólo la punta de un problema estructural muy profundo que hay en la sociedad. La pederastia y la pedofilia son juzgables en todos sus ámbitos, pero la cuestión no se ciñe solamente en un colegio de Barcelona, sino que es extrapolable a todo el mundo.

Esta semana, por ejemplo, se han detenido a seis españoles que formaban parte de una trama internacional de pedófilos, de los que se han producido un total de 48 arrestos, procedentes de 9 nacionalidades distintas, y que en la mayoría de los casos eran persones reincidentes en delitos sexuales contra menores, algunos incluso condenados por ello. Se trata de una red que comparte material pornográfico de menores a través de una red privada de intercambio de archivos a la que llegaban por contactos de confianza. El Grupo de Trabajo Internacional de Delitos Violentos contra Menores del FBI ha llevado a cabo la operación.

No todos los profesores son pederastas

El caso de pedofilia de los Maristas es sólo una prueba más que pone de relieve esta realidad en la sociedad, siempre sancionable y condenable. Los grandes perjudicados, a parte de los menores que han sufrido estos ataques, son los docentes del centro, que todos los días tienen que ir a trabajar y encontrarse las paredes del colegio con pintadas de “culpables”, sabiendo que ellos sólo han intentado hacer su trabajo con la máxima profesionalidad que sabían.

Ya hay cuatro profesores denunciados por distintos exalumnos de los Maristas

Ya hay varias denuncias por abusos sexuales relacionados con el colegio de los Maristas. De un lado están las referentes a profesores del centro de Les Corts, destinado a la educación secundaria. Lo que destapó el pastel fue la primera de las cuatro denuncias contra el profesor de educación física, Joaquín Benítez, que ya fue expulsado del centro en 2007 por un presunto delito de abusos.

Joaquín Benítez

Las otras denuncias están relacionadas con el centro de primaria de Sants. Aunque algunos casos ya hayan prescrito falta ver si acarrearán consigo algunas consecuencias. Concretamente hay dos denuncias contra un profesor que habría abusado de sus alumnos de quinto en la época en que fue su tutor en los 80. También se habría producido una única demanda por parte de una mujer que habría sufrido agresiones sexuales cuando tenía siete años.

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre detuvieron un monitor de comedor que también habría abusado de cinco niñas mientras trabajaba en los Maristas. En centro lo expulsó cuando llevaba sólo 17 días trabajando en él, y la justicia ya se hizo cargo del caso.

La dificultar para que algunos casos puedan tirar adelante pasa porque se concentren en un espacio muy amplio de tiempo, y en algunos casos, ya han prescrito delante de la justicia.

El superior de los Maristas, Emili Turó, no entiende el silencio del centro

El Superior General de la Congregación de los Hermanos Maristas, Emili Turú, se quejó ayer en Catalunya Ràdio que “no se sabe a qué se debe el silencio” de la dirección del centro respecto a las denuncias por presuntos abusos sexuales. El superior de los Maristas aseguró que los protocolos antipedofília de los centros en los que está presente su orden “están miu claros y estudiados”. De momento estos casos interpelan a la escuela, y aunque ésta aún no se haya pronunciado (sí han publicado algunos mensajes en su web lamentando la situación), cabe recordar que se trata de casos aislados, y que los principales perjudicados después de las mismas víctimas son los compañeros de profesión.

Emili Turú

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Tengo 60 años. Estudie 8 años en el Colegio de los Maristas en el centro de Granada. El cura de latin(que se estudiaba), maltrataba a bofetadas a algunos alumnos y magreaba a otros (segun su gusto). Lo sabiamos más de uno. Personalmente creo que la pederastria en la iglesia catolica que florece, solo es la punta del iceberg. Y todo este tiempo, los responsables mirando a otro lado. Y el nuevo papa “hablo mucho y hago poco”, haciendo juicios “canonigos”. Parece de chiste, cuando deberian estar delante de un juzgado, y si hay pruebas, en la carcel, junto con los que lo han ocultado a sabiendas.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>