La píldora del día después crea hábito: un tercio de las adolescentes, repite

La píldora del día después genera su propia cultura de hábitos y dependencias. La píldora del día después, un potente cóctel de hormonas que se introd…

Forum Libertas

La píldora del día después genera su propia cultura de hábitos y dependencias. La píldora del día después, un potente cóctel de hormonas que se introdujo en España (por el gobierno del PP) para casos especiales y emergencias, no sólo se toma cada vez más sino que las jóvenes se han acostumbrado a pedirla después de "una noche alegre".
 
Más de un tercio de las adolescentes catalanas de 14 a 19 años que recurren a este fármaco abortivo (actúa después de la fecundación, ver gráfico animado) son repetidoras. Y cuanto mayor es la edad, más se aficionan al fármaco: repiten el 52% de las de 20-24años, y el 46% de las que tienen de 25-29%. Hay un 1,3% que ya la ha tomado al menos 4 veces… y aún no hace un año desde que, el pasado octubre, la Generalitat empezara a darla gratuitamente en los centros de salud. Sólo en Barcelona ciudad ya se han repartido 8.332 según Cristina Martinez, coordinadora del programa de atención a la salud sexual del Instituto Catalán de la Salud (ICS) de Barcelona.
 
Cuando se pide la píldora se explicita la causa. En los registros del Hospital del Mar de Barcelona se pide en un 70% de casos por fallo del preservativo. En el Hospital de Badalona el preservativo que falló es la causa del 80% de peticiones. Aplicando estas cifras (80%) a las 8.332 peticiones de Barcelona, tendríamos unos 6.640 fallos de preservativos sólo en la ciudad Condal desde octubre. Contrasta con la insistencia de las autoridades en la eficacia de este método profiláctico.  
 
Durante la ponencia Cristina Martínez admitió que en los últimos 10 años se ha duplicado la tasa de embarazos no deseados y abortos en adolescentes. En mujeres de 20 a 29 años ha crecido aún más. Además, según una encuesta de la Agencia de Salud Pública de Barcelona del 2004, el 26% de los estudiantes de cuarto de ESO (16 años) habrían tenido relaciones sexuales con penetración, mientras que en 1996 sólo era un 18% de los chicos y un 13% de las chicas.
Parece que las campañas de preservativos y su presencia ubicua llevan a mayor precocidad sexual, mientras que los fallos de éstos llevan al uso de la píldora abortiva del día después, que se expende sin permiso de los padres, que tiene importantes contraindicaciones para chicas jóvenes, se reparte gratis con dinero público y se presenta como un anticonceptivo cuando se trata de un abortivo.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar