La pobreza afecta ya a más de 53 millones de personas en México

La pobreza afecta ya en México a 53,3 millones de personas, después de que medio millón de mexicanos se hayan sumado a esta preoc…

La pobreza afecta ya en México a 53,3 millones de personas, después de que medio millón de mexicanos se hayan sumado a esta preocupante estadística en los últimos dos años, según el último informe presentado el pasado 29 de julio por Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Los datos muestran que la pobreza pasó de un 46,1% de la población en 2010 (52,8 millones de personas) a ser un 45,5% en 2012. Sin embargo, esta disminución porcentual se debe a la variación poblacional en ese periodo de tiempo, ya que el número de mexicanos pasó de 114,5 a 117,3, según el Consejo Nacional de Población (CONAPO).

El mismo informe destaca, con datos de 2012, que solo el 19,8% de la población, es decir unos 23,2 millones de mexicanos, no es pobre ni vulnerable.

Al mismo tiempo, la pobreza extrema se redujo en 1,5 millones entre 2010 a 2012. De esta manera, pasó de 13 millones de personas (11,3%) a 11.5 millones de personas (9,8%) en el país.

Como viene produciéndose en anteriores informes, de nuevo los estados del sur y sureste del país son los más afectados: Chiapas, Guerrero y Oaxaca tienen los mayores niveles de pobreza extrema del país. Esos estados, más Puebla y Veracruz, tienen a más del 60% de su población en pobreza.

Sin embargo, estados como Nuevo León, Distrito Federal y Jalisco, que desde el 2000 se habían mantenido en el grupo de entidades con menor rezago social en esta medición aumentaron su número de población en pobreza.

En áreas rurales la pobreza sigue siendo mayor que en las zonas urbanas. Una de cada cuatro personas que habitan en estas zonas tiene una vivienda de mala calidad. Sin embargo, la pobreza en áreas rurales bajó de 64,9% a 61,6% de su población; en áreas urbanas subió de 40,4% a 40,6%.

La política social “contiene” la pobreza

Tras la difusión del informe de CONEVAL, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, admitió que los programas sociales han servido para "contener" la pobreza pero no para combatirla eficazmente, pues esta condición se ha mantenido esencialmente sin cambios en los últimos 20 años.

En esto coincide Hernández Licona, al asegurar que programas como Oportunidades, Seguro Popular, Seguro para una nueva generación y Piso Firme, entre otros, han ayudado a reducir carencias en la población.

Según estimaciones de CONEVAL, 3,8 millones de personas salieron de la pobreza en 2012 gracias a los programas sociales de transferencias.

"Esto quiere decir que a pesar del éxito de los programas sociales de transferencias condicionados, establecidos por las tres últimas administraciones federales, primero bajo el nombre de Progresa, después Oportunidades y otros programas sociales (…), han sido más una herramienta de política pública de contención de la pobreza que de combate efectivo hacia la misma", señaló Videgaray.

Las cifras muestran "avances alentadores en algunos aspectos y retos importantes", así como "algunos retrocesos", dijo Videgaray. Uno de los atrasos, según el funcionario, está en el porcentaje de la población sin acceso a servicios de seguridad social.

Entre 2010 y 2012, la carencia por acceso a la seguridad social pasó de 69,6 millones de personas (60,7%) a 71,8 millones (61,2%).

Al respecto, anunció que el gobierno de Peña Nieto enviará en septiembre al Congreso una iniciativa para crear un sistema universal de seguridad social, que incluya puntos como un seguro de desempleo, una de sus principales promesa de campaña.

Acompañado de la secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles, Videgaray dijo que el mejor mecanismo para enfrentar la pobreza es el crecimiento económico, que necesita llegar al menos al 5% anual, concluyó Videgaray.

Hazte socio

También te puede gustar