La pobreza en América Latina: dinámica reciente

Un reciente estudio de la CEPAL muestra la dinámica de la pobreza en América Latina entre los años 2000-2012. En el pelot&oacute…

Un reciente estudio de la CEPAL muestra la dinámica de la pobreza en América Latina entre los años 2000-2012.

En el pelotón de cabeza aparecen Bolivia, Perú, Venezuela y Ecuador. En la cola, los centroamericanos con Guatemala, Honduras, Dominicana y El Salvador.

Si comparamos los dos cuadros, el de la situación actual (2012) y el de la dinámica, observamos que los de dinámica superior han realizado en estos años señalados un considerable avance, aunque aún les falta bastante para situarse al nivel del líder, Uruguay, e incluso Argentina. Es bastante difícil atribuir el éxito remarcable de estos, bien sea a posiciones ideológicas tales como liberalismo, neoliberalismo, socialismo, socialismo del s XXI. En realidad, estas definiciones ideológicas actúan mas como superestructuras de carácter político que otra cosa. El caso de Venezuela es bien claro. Chávez adoptó el término socialismo del s XXI acuñado por el profesor Heinz Dieterich Steffan (hoy en la UNAM de México), quien hace ya mucho tiempo señaló que lo que sucede en Venezuela nada tiene que ver con ese socialismo. Pero, sin entrar en ese debate, valdría la pena señalar que deberían contemplarse otros índices para poder sacar unas conclusiones más fundamentadas :violenc ia, transparencia, corrupción, desarrollo humano, inflación e incluso alguno mas.

En realidad, lo más claro es el efecto de los comoditys en los ingresos públicos de esos países, así por ejemplo el precio del petróleo, que más que se duplicó en este periodo, sería un elemento de la máxima explicación, lo mismo sucede con el gas, el cobre, incluso la soya. Los incrementos en los ingresos públicos sirvieron para financiar la disminución de la pobreza. No está claro si toda la reducción de la pobreza tiene un carácter más o menos definitivo, o sea que ha sido realizada en base a la creación de riqueza, o sea fundamentalmente empleos/empresas o bien ha sido solamente subvenciones que en cuanto se terminen pueden revertir la situación.

Obsérvese que la economía boliviana y la peruana siguen derroteros muy distintos, lo cual reforzaría nuestras hipótesis de que no es tanto la ideología o el "modelo económico" el que marca la diferencia. Aunque si hay que señalar que ambos aplicaron políticas monetarias expansivas que acompañarán la expansión. Venezuela también aplicó políticas de creación de dinero, aunque en este caso fueron bastante fuera del crecimiento, por lo que se consiguió la generación de una fuerte inflación que complicó la económica del país. Así por ejemplo la contracción de la demanda en China y la bajada de los precios del petróleo pueden producir un fuerte impacto en sentido inverso al observado en este periodo.

Es evidente que al partir de niveles muy altos de pobreza la disminución de la misma fue también muy alta. Es más fácil bajar del 50% de pobreza al 25% que del 25% a 0%. Eso se comprueba en la baja dinámica reductiva de Uruguay el líder en la mejor posición, de menor pobreza.

Fuente : CEDLAS La Plata citado por George Gray Molina en su artículo Perú y Bolivia dos líderes insospechados

Por otra parte, es de señalar que a pesar de la reducción de la pobreza la redistribución no se ha reproducido ampliamente, por tanto, crecimiento sí, desarrollo menos. Aquí también se aplica lo del informe de Piketty, los ricos son hoy mucho más ricos. Las tareas de la redistribución son aún muy importantes, al igual que las de la consolidación. Perú aún sigue apuntando a importantes tasas de crecimiento, por lo que los gobernantes se encuentran en una posición privilegiada para realizar estos objetivos en un país donde las diferencias sociales son centenarias. El enfoque hacia el Pacifico con Chile, México, puede ser otro elemento positivo que agregar a las posibilidades peruanas.

Fuente: CEDLAS La Plata citado por George Gray Molina en su artículo Perú y Bolivia dos lideres insospechados

La situación en la cola es bien preocupante. Todos los países se encuentran a menos de la mitad de la media de América Latina, diferenciándose claramente de los otros dos del Istmo, Panamá y Costa Rica. El primero, muchas veces no considerado como centroamericano, y el segundo no muy entusiasta con ello.

Y claro es que el impacto del canal y el futuro canal son muy importantes en Panamá y la política de localización de transnacionales en Costa Rica más las medidas, en su día, del presidente Figueres han sido muy importantes para esos países, el resto ha estado al margen de políticas como estas. De hecho, ninguno de estos países tienen “commoditys” y por tanto su crecimiento se encuentra condicionado por la inversión extranjera en nuevas empresas, cuestión difícil por el tema de la inseguridad en los mismos y por la falta de eficacia en las políticas de promoción.

Recientemente Nicaragua comenzó las obras para su canal, del cual realmente se conoce poco. Lo único que sabemos es el alto interés de China para tener su propio paso del continente. Pero realmente los costos parecen desorbitados y el impacto medio ambiental muy elevado. Deberemos esperar la evolución para tener ideas más claras, aparentemente al día de hoy parece más una apuesta política que no un tema económico–financiero. Guatemala, Honduras y El Salvador han hablado de Canal Seco pero hasta la fecha no hay nada concreto. De ahí que el puerto de la Unión–Cutuco en El Salvador se halle criando malvas, ya que nadie quiere hacerse cargo, más aun cuando es un puerto cuyo acceso es a través de canal. Los hondureños prefieren tenerlo ellos solos, con el puerto de Amapala. Total, el futuro de Centroamérica es difícil, deben buscarse proyectos motores, pero no es tan fácil.

En conclusiones dinámicas positivas, a confirmar, y problemática al menos a corto plazo en los más retrasados, aún falta mucho para erradicar la pobreza en América Latina.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>