La presidenta del Parlament catalán celebra el Vasakhi con los Sikhs, pero ignora la misa de Sant Jordi

Carme Forcadell celebró con esta comunidad religiosa minoritaria su bautizo, pero eludió asistir al homenaje religioso que se realizó en la capilla de la Generalitat al patrón de Cataluña

Forcadell con la comunidad Sikh

El Gobierno catalán de la coalición Junts Pel Sí prosigue con una deriva anticatólica que a menudo ralla lo absurdo. Ese ha sido el caso protagonizado por la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, este fin de semana.

El sábado 23 de abril se celebraba en Cataluña la diada de Sant Jordi. Una diada festiva que incluye la tradición de la rosa y el libro. En este sentido, otra de las tradiciones que acompaña la diada es la misa que se celebra en la capilla de Sant Jordi de la Generalitat de Cataluña. Una Misa que rinde homenaje al patrón de Cataluña y a la que asisten numerosas personalidades entre los principales miembros del Gobierno, entre ellos el presidente de la Generalitat.

Evidentemente, no se trata de un acto obligatorio y pueden asistir los que lo deseen. En ese sentido, la ausencia de la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, no habría pasado de anecdótica si no fuera porque justo al día siguiente Forcadell sí que asistió a la celebración del Vasakhi, que es el bautizo de los Sikhs, la comunidad religiosa india. Precisamente ese domingo en el Raval, la comunitat Sikh de Cataluña celebró esa fiesta confesional a la que se sumó Forcadell tal y como explicaba en su perfil de Twitter “contenta de acompañarlos”

No pasó desapercibido tampoco el pañuelo con el que la presidenta del Parlament se tapó la cabeza para fundirse con el grupo de mujeres Sikkh que iban ataviadas con la vestimenta tradicional.

Con esta forma de actuar el mensaje que lanza la máxima autoridad del Parlamento catalán es que es menos importante un homenaje al patrón de Cataluña, que hunde sus raíces en el cristianismo, que la fiesta religiosa de una comunidad religiosa minoritaria y con ningún nexo histórico con la cultura catalana.

Tardà pide una república “laica”

Por su parte, el miembro de Esquerra Republicana y diputado en el Congreso de los Diputados, Joan Tardà, pedía en su Twitter una república catalana de esta forma: “No dejaremos de ver un eclesiástico bendiciendo rosas en el Palacio de la Generalitat el día de Sant Jordi hasta que no proclamemos la República laica”.

Es decir, que mientras su líder, el católico Oriol Junqueras sí asistía a la misa de Sant Jordi, Tardà consideraba que una fiesta eminentemente cristiana debía de desacralizarse. Al mismo tiempo, la presidenta del Parlament apoyaba un acto de la comunidad Sikh que no deja de ser una comunidad religiosa. ¿Tampoco podría asistir Forcadell a este acto en la República laica de Tardà? ¿Qué le impide a Cataluña ser laica ya si así lo desea? Quizás los catalanes cristianos, señor Tardà.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    ¡No se de que se pueden estrañar!, así son los “Fanaticos laicistas” muchos de ellos, además “independentistas” y “antisolidarios”, esta mezcla tristemente es muy comun en Cataluña, como en cualquier lugar del mundo ocupado por hombres pecadores, que son dominados por el gran vicio de su “egoismo”.

  2. 2

    SInceramente, aparte del desaire inaceptable de la mujer que okupa el sillón consistorial, me importa bien poco que no haya ido a ninguna celebración religiosa institucional. Creo que empañaría con su presencia dichos actos… ella no se merece esa publicidad gratuita. Que se quede con los hindúes…

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>