La presión de las importaciones dispara el déficit comercial

El déficit comercial español creció el 36 por ciento en el primer semestre de 2005 debido, principalmente, al auge de las importaciones y al impacto d…

El déficit comercial español creció el 36 por ciento en el primer semestre de 2005 debido, principalmente, al auge de las importaciones y al impacto de la factura petrolera. En el mes de junio aumentó el 19,7 por ciento, una tasa algo inferior a la de los meses anteriores. En cualquier caso, el balance de los seis primeros meses es claramente negativo y más desfavorable que el correspondiente al mismo período del año anterior.

 

Según constata el Informe Mensual (septiembre 2005) del Servei d’Estudis de “laCaixa”, el desequilibrio comercial español llegó a los 36.273 millones de euros. Las importaciones llegaron a los 112.498 millones de euros en el período enero-junio y crecieron el 12,4 por ciento en relación al 2004. El precio del crudo importado tuvo un coste de un 29,5 por ciento más que en el año anterior, mientras las importaciones no energéticas subieron sólo un 2 por ciento.

 

Las más dinámicas

 

Las importaciones más dinámicas corresponden a las de bienes de equipamiento, las energéticas y las de bienes de consumo no alimentario. También se produjo un auge de las compras a terceros países, especialmente a la China y a los países productores de petróleo, con un incremento global del 14 por ciento, mientras hubo más moderación en las importaciones procedentes de la Unión Europea, que aumentaron un 3,8 por ciento en volumen.

 

Reculan las exportaciones

 

Al mismo tiempo, las exportaciones llegaron a los 76.224 millones de euros en el primer semestre, el 3,8 por ciento más que en el mismo período de 2004. Este aumento fue debido principalmente a los precios que, con un incremento del 4,1 por ciento, compensaron el descenso real del 0,3 por ciento. Las exportaciones, por tanto, tienden a recular.

 

El retroceso generalizado de las exportaciones por productos tiene, sin embargo, una excepción: los bienes intermedios, que mantuvieron un incremento mínimo. Incremento explicable por el dinamismo de los sectores del hierro, el acero y los plásticos.

 

Crece el déficit corriente

 

La balanza por cuenta corriente presentó en mayo un déficit de 5.258 millones de euros, el 58,7 por ciento más que en el mismo mes de 2004, según los datos de la nueva serie de la balanza de pagos del Banco de España. De esta manera, el déficit acumulado de doce meses supera los 56.000 millones de euros. El intenso deterioro de la situación es debido, principalmente, a la ampliación del desequilibrio comercial, que ha contribuido al 70 por ciento del aumento del déficit corriente. En el caso de la balanza comercial, el aumento del desequilibrio deriva de un crecimiento de las importaciones muy superior al de las exportaciones.

En el ámbito financiero, crece la inversión extranjera directa no inmobiliaria en España. También la inversión española directa en el exterior se recuperó con intensidad en el ámbito inmobiliario, mientras que la de cartera continuó cayendo con fuerza. Estos movimientos, junto con otras operaciones del sistema financiero, principalmente préstamos y depósitos, generaron un saldo positivo, excluidas las operaciones del Banco de España, por importe de 18.505 millones de euros hasta mayo, el 6 por ciento menos que en los cinco primeros meses de 2004.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>