La prostitución: un drama

Con motivo de que algunos ayuntamientos grandes, dirigidos por mandatarios sensibilizados y preocupados por las cuestiones sociales, pretenden legalizar la prostitución, me paceré oportuno comentar una nota emitida hace unos días por Cáritas. La entidad ha presentado un documento altamente revelador, que con valentía pone sobre la mesa el drama de la prostitución en nuestra sociedad. Y es que de manera solapada y aparentemente accidental se habla de esta cuestión en círculos periodísticos y políticos. La legalización planea sobre el ambiente con motivaciones económicas que encubren, con el pretexto falaz de la libertad, lo que no es más que un negocio basado en la explotación de las personas.

Caritas, recuerda el documento, asiste y acompaña a mujeres prostituidas, y desde esa experiencia propone que estas mujeres superen la identidad que el mercado del sexo les ha conferido, y denuncia el drama que padecen  miles de víctimas.

Muchos han reducido el cuerpo de la mujer a un negocio del que se lucran de manera ilegal, pero también dentro del marco legal. Hay que llamar a las cosas por su nombre y denunciar la mercantilización de los seres humanos. La explotación sexual es una forma de esclavitud, y hay que terminar con las falacias que la esconden o difuminan. Si no, que se lo pregunten a las 2.200 mujeres que Caritas atiende cada año.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>