La Reina y yo (2008) cuenta las vivencias de Farah Diba, la viuda del Sah, en su exilio

Nahid Persson dirige documentales sobre su país, Irán, desde su exilio en Suecia. Con The Queen and I (La Reina y yo) contrapone dos mun…

Nahid Persson dirige documentales sobre su país, Irán, desde su exilio en Suecia. Con The Queen and I (La Reina y yo) contrapone dos mundos, la monarquía del Sah y la revolución islámica (1979) que dio lugar al exilio del Sah y a la llegada del régimen teocrático de Jomeini. Lo hace a través de una serie de encuentros con la viuda del Sah, Farah Diba, que ha vivido treinta años en el exilio, los últimos en Francia.

El documental nos acerca a la realidad de una tierra que anhela la libertad y la democracia pero que vive atrapada en regímenes totalitarios más propios de la Edad Media que del siglo XXI. No hay que olvidar un factor importante, que Irán es un país con petróleo que -como recuerda Farah Diba- suscitó intereses por parte de Rusia y Estados Unidos durante la guerra fría (1947 hasta 1991).

La evolución de los personajes

Hecho este apunte histórico, lo más relevante del documental es la evolución de Nahid, la autora del documental, a partir de conversaciones con su reina.

Según las reflexiones que ella misma introduce entre visita y visita a Farah Diba, asegura que su obra discurre en una dirección que no se imaginaba antes de empezar. Esta pérdida de control le hace cuestionar sus convicciones y valorar la influencia de la reina en su trabajo. Llega a reconocer que Farah Diba le cae cada vez mejor a pesar de que la primera vez que estuvo en su casa, en París, se sintió incómoda.

La misma Farah Diba hace una evolución similar. Después de ignorar durante 4 meses las cartas y llamadas de la cineasta, finalmente accede a recibirla en su casa. Al cabo de unos días, sin embargo, el secretario de la reina, después de investigar el pasado revolucionario de Nahid, hace suspender las sesiones.

Al cabo de unos meses, Nahid envía una cinta a la reina con el contenido de lo grabado para que ella misma saque conclusiones. La reina recapacita y le da una segunda oportunidad que ya no desperdiciará y que modera, en parte, el activismo inicial de la documentalista que sólo se atreve a hacer preguntas directas sobre el pasado controvertido del reinado del Sah en la última entrevista.

Es, por lo tanto, una muestra que con diálogo dos personas reticentes y enrocadas en sus mundos ideológicos pueden, poco a poco, irse abriendo si comparten algo: la lucha para recuperar la libertad de su país y el hecho de ser dos mujeres que han vivido el exilio.

Toni Bardia – http://tonibardia.blogspot.com

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>