La sociedad del “no-bienestar” en España: más defunciones que nacimientos y escasa fertilidad

Datos del INE muestran por primera vez un saldo vegetativo negativo y las cifras más bajas de natalidad; un aumento de la edad media de la maternidad; la caída del número de mujeres en edad fértil y una fecundidad de 1,33 hijos por mujer. Solo un 30% de las bodas son católicas

Con un saldo vegetativo negativo, el envejecimiento de la población española está garantizado Con un saldo vegetativo negativo, el envejecimiento de la población española está garantizado

La sociedad del bienestar española está en crisis. De hecho, España es el país que más daña la institución familiar entre los de su entorno, según advertía recientemente un estudio de Eurostat con las estadísticas de matrimonios y divorcios en la UE-28.

Ahora, el Movimiento Natural de la Población, con datos de nacimientos, defunciones y matrimonios correspondientes al año 2015, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), aporta más datos al constatar que, en 2015, hubo por primera vez un saldo vegetativo, con más defunciones que nacimientos, lo que augura un futuro del “no-bienestar” para España.

Además, la natalidad marcó sus cifras más bajas; aumentó la edad media de la maternidad; cayó el número de mujeres en edad fértil y la actual fecundidad es solo de 1,33 hijos por mujer. Si a todo esto le sumamos que las bodas católicas no llegan al 30% del total, el escenario a medio y largo plazo no se dibuja muy halagüeño.

Cabe recordar que las estadísticas del Movimiento Natural de la Población cuantifican el número de nacimientos, defunciones y matrimonios ocurridos en territorio español a lo largo de un año y su fuente de información son los boletines de parto, defunción y matrimonios que son cumplimentados en el Registro Civil.

En España, solo 1,33 hijos por mujer, una tasa muy por debajo de la de reposición

En España, solo 1,33 hijos por mujer, una tasa muy por debajo de la de reposición

La tasa más baja de natalidad

Una primera cuestión que muestra el estudio del INE es que el año pasado en España nacieron 419.109 niños, es decir, 8.486 menos que el año anterior (un 2,0% menos), como se puede ver en el siguiente gráfico, reproducido a partir del estudio.

El número de nacimientos no ha hecho otra cosa que descender desde 2008

El número de nacimientos no ha hecho otra cosa que descender desde 2008

Así, “desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), el número de nacimientos se ha reducido un 19,4%”, y “la tasa bruta de natalidad se situó en 9,0 nacimientos por cada mil habitantes, dos décimas menos que la registrada en 2014”, añade.

Primer saldo vegetativo negativo

Al mismo tiempo, a lo largo de 2015 fallecieron en España 422.276 personas, lo que supuso un 6,7% más que en el año anterior, como se observa en este otro gráfico, y “la tasa bruta de mortalidad se situó en 9,1 defunciones por mil habitantes, frente a 8,5 del año anterior”, puntualiza el informe.

El número de defunciones sigue creciendo en España

El número de defunciones sigue creciendo en España

Los datos del INE también señalan en este apartado que “la tasa de mortalidad infantil fue de 2,8 defunciones por cada mil nacidos vivos, la misma que en 2014”.

En cualquier caso, el contraste entre nacimientos y defunciones arroja en España por primera vez un saldo vegetativo negativo, como ese ve en este tercer gráfico.

Por primera vez en España, crecimiento vegetativo negativo

Por primera vez en España, crecimiento vegetativo negativo

“El crecimiento vegetativo de la población residente en España (es decir, la diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes en el país), fue negativo en 2015 en 2.753 personas. Es la primera vez que esto sucede desde que se dispone de datos anuales en la serie histórica homogénea”, concreta el estudio.

Escasa fertilidad

Otro indicador negativo para el estado del bienestar en España es la escasa fertilidad que muestran las estadísticas del INE. De hecho, “el número de mujeres entre 15 y 49 años (en edad de ser madres) continúa bajando desde 2009 debido a tres razones”, destaca.

Esto es debido, “en primer lugar, porque ese rango de edades está formado por generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90. En segundo lugar, por el menor flujo de inmigración exterior. Y, en tercer lugar, por el mayor número de emigraciones al exterior de los últimos año”, agrega.

Así, en el siguiente gráfico se ve que las mujeres en edad fértil en 2005 eran 11,14 millones, y fueron aumentando a lo largo de 2006 (11,27 millones), 2007 (11,41), 2008 (11,57) y 2009 (11,61). Pero a partir de ese año el descenso no ha parado, hasta llegar a los 10,80 millones de mujeres en edad fértil en 2015.

Las mujeres en edad fértil, a la baja

Las mujeres en edad fértil, a la baja

También se destaca en el estudio que “a pesar de la reducción en el número de nacimientos se produjo un aumento en el indicador coyuntural de fecundidad o número de hijos por mujer (que se situó en 1,33 frente a los 1,32 del año 2014)”, pero fue “dada la disminución en el número de mujeres en edad fértil”, y, en cualquier caso, es un indicador de fecundidad muy bajo ante los 2,1 que se requieren para mantener la tasa de reemplazo.

La edad media de maternidad, al alza

Otra cuestión preocupante es el constante aumento de la edad media de maternidad, que en España “se elevó hasta los 31,9 años en 2015, frente a los 31,8 del año anterior”, recuerda el informe.

En este otro gráfico se ve que, por ejemplo, en los años 2007 y 2008 esa edad se situaba en 30,8.

La edad media de la maternidad “se elevó hasta los 31,9 años en 2015, frente a los 31,8 del año anterior”

La edad media de la maternidad “se elevó hasta los 31,9 años en 2015, frente a los 31,8 del año anterior”

Otro aspecto que resalta el estudio es que “la esperanza de vida al nacimiento disminuyó en 2015 respecto al año anterior en 0,2 años y se situó en 82,7 años.  Por sexo, en los hombres alcanzó los 79,9 años (0,2 menos que en 2014) y en las mujeres se situó en 85,4 años (0,3 menos)”.

De acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcanzara los 65 años en 2015 esperaría vivir de media, 18,8 años más si es hombre y 22,7 más si es mujer”, añade.

Una de las garantías de familias más estables, las bodas católicas, a la baja

Una de las garantías de familias más estables, las bodas católicas, a la baja

Solo un 30% de las bodas son católicas

Además, otro aspecto que afecta a la buena salud del estado del bienestar y la sociedad en España es el continuo descenso de las bodas católicas, si se tiene en cuenta que son las que mayor estabilidad familiar y descendencia suelen mostrar.

Según publicaba el diario La Vanguardia este lunes, 18 de julio, con datos del mismo estudio, solo tres de cada diez bodas celebradas en 2015 fueron de rito católico (29,4%). Se trata del porcentaje más bajo desde que hay registro, con un total de 47.721 matrimonios católicos.

Además, en todas las Comunidades Autónomas los matrimonios civiles superaron a los religiosos, a pesar de que los españoles se siguen manifestando mayoritariamente católicos.

De hecho, el porcentaje de bodas católicas, enlaces que son ya una clara minoría en España, no han dejado de bajar en lo que va de siglo. En apenas diez años, la cifra de bodas católicas se ha reducido a la mitad: si en el 2015 representaron ese 29,4% en el 2005 aún suponían el 60,7%.

Por comunidades, además de Catalunya, en las que las bodas católicas son una minoría (4.000 frente a 23.000 exclusivamente civiles), hay que sumar Canarias, País Vasco, Valencia, Baleares y Madrid. Los que más enlaces católicos celebran (aunque son minoría frente a las civiles) son Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>