La tele que viene, cuatro veces más violenta, cuatro veces más sexual, cuatro veces más salvaje

Salvo raras excepciones, vale más hacerse a la idea de que la televisión que viene tendrá poco de calidad en los contenidos y men…

Salvo raras excepciones, vale más hacerse a la idea de que la televisión que viene tendrá poco de calidad en los contenidos y menos de formación en valores para la audiencia. Más bien caminamos hacia todo lo contrario y, a falta de creatividad, lo único que cuenta es la transgresión.

Un buen ejemplo de ello es la precuela de la serie ‘Spartacus’ llamada ‘Dioses de la arena’, que se estrenó el pasado lunes, 18 de julio, en Canal+ y que promete ser “cuatro veces más violenta, cuatro veces más sexual, cuatro veces más salvaje”, tal como recogía una información del suplemento de La Vanguardia ‘TV Manía’ dos días antes.

Con el titular de ‘Spartacus multiplicado por cuatro’, la información destacaba que la nueva serie “es repugnante y atractiva al mismo tiempo”, y que superará las “salpicaduras de sangre, coitos apresurados empapados en aceite, miembros amputados retorciéndose por la arena y cabezas voladoras” de la anterior.

Para sorprender a la audiencia “se han de superar los límites” y “‘Dioses de la arena’ lo consigue” […] Es un ejercicio de pura transgresión televisiva, añade. Entre las escenas que comenta, hay una en la que “un personaje orina encima de un apalizado en una especie de humillación máxima”.

Se trata de “la atracción que suscita lo que está prohibido, lo que no se ha visto nunca en televisión, es sobrecogedora”, agrega, y lo compara con el hecho de que “en otras cadenas, en cambio, están emitiendo lo de siempre”.

Cabe recordar que la serie constará de seis episodios y que Canal+ ahora es Telecinco, y que éste canal pertenece al grupo mediático de Silvio Berlusconi.

¿Qué sociedad construimos?

Llegados a este extremo, cabe preguntarse qué tipo de televisión se está produciendo actualmente y, por lo tanto, qué tipo de sociedad estamos construyendo, donde los valores que se exaltan en la pequeña pantalla reúnen calificativos como los que caracterizan a ‘Spartacus: Dioses de la Arena’.

Por el contrario, dar a conocer “lo de siempre”, que bien podría ser una serie sobre ‘El Quijote’, ‘El Rey Lear’, o filmes de toda la vida como ‘La Diligencia’, de John Ford, o los de Charles Chaplin, no tienen nada que hacer ante las películas que ofrecen imágenes ‘gore’.

Es decir, cuando no hay calidad en los contenidos, cuando falta creatividad, lo suyo es romper cada vez más el límite de la permisividad con una transgresión sucesiva que sólo sirve para ‘deseducar’ a las personas, para evitar transmitirles sentimientos o reflexiones profundas del ser humano.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>