La votación de la Constitución de Bolivia pone de manifiesto la división territorial del país

La nueva Constitución de Bolivia, aprobada con el 60% de los votos, supone un paso atrás en los deseos de su presidente Evo Morales de c…

La nueva Constitución de Bolivia, aprobada con el 60% de los votos, supone un paso atrás en los deseos de su presidente Evo Morales de conseguir una victoria clara que significase una aprobación de su proyecto político. Y es que hay que señalar que para que se considere como real un triunfo se ha de superar este porcentaje.

En principio, el Ejecutivo era mucho más optimista de lo que ha tenido que ser posteriormente (creían tener entre el 65% y el 70% de ciudadanos a su favor) puesto que el propio vicepresidente, Álvaro García Linera, había afirmado que la Constitución necesitaba ser aprobada “en todos los departamentos” para considerarse “completamente legítima”. Este extremo no solamente no se ha producido sino que se ha puesto de manifiesto una clara división territorial del país.

Donde Morales se ha encontrado con una fuerte oposición es en el ámbito autonomista. En él, ha comprobado que existe un firme rechazo puesto que los cuatro departamentos orientales Santa Cruz, Beni, Tarija y Pando han dado su respuesta negativa a este nuevo texto.

La Oposición ya ha reclamado su victoria. “El ‘No’ ha frenado a los insensatos que querían destruir nuestra nación. El ‘No’ triunfó en nuestra tierra contra un proyecto totalitario de Constitución que quería enfrentarnos entre hermanos”, dijo el prefecto del distrito oriental de Santa Cruz, Rubén Costas, líder de la oposición regional.

Ahora, Morales se enfrenta al problema de que no tiene mayoría suficiente en el Senado, con lo que pueden echar para atrás la Carta Magna. Aún así, afirma que si no sale adelante, gobernará “por decreto”. El otro gran problema es que la Constitución choca frontalmente con los estatutos de autonomía de los cuatro departamentos.

Estos días también se ha podido comprobar un enfrentamiento de Evo Morales con los obispos. Según declaraciones del presidente bolivariano, “lo que redactaron, está en la nueva Constitución”. No obstante, la Conferencia Episcopal emitió un documento en el que afirmaba que “no preocupa el amplio margen de discrecionalidad del Estado” y el no reconocimiento de “la profunda realidad religiosa del pueblo boliviano que mayoritariamente profesa la fe cristiana”, lo cual “puede interpretarse como que el Estado asume sólo las espiritualidades indígena originario campesinas”.

También es cierto que han apoyado otros aspectos como son “el reconocimiento de los pueblos indígenas y los sectores históricamente marginados” y “el reconocimiento del derecho a la libertad religiosa”.

Noticias relacionadas:

Enfrentamientos en Bolivia: “Basta de violencia, construyamos la vida”, dicen los obispos


Revuelta en Bolivia: Evo Morales, asediado por quienes le encumbraron

Contra la Iglesia: Evo Morales desentierra la Inquisición


La izquierda, ¿qué izquierda?

Se confirma la clara victoria de Evo Morales, con un 51 por ciento, en las elecciones de Bolivia

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>