La votación sobre la adopción homosexual en el Parlamento catalán podría retrasarse

Se mantiene la incógnita sobre la fecha de la votación, en el Parlamento catalán, del proyecto de ley aprobado por la Generalitat el pasado 20 de juli…

Se mantiene la incógnita sobre la fecha de la votación, en el Parlamento catalán, del proyecto de ley aprobado por la Generalitat el pasado 20 de julio para permitir que gays y lesbianas puedan adoptar hijos. El primer consejero, Josep Bargalló, reconoció el miércoles 10 de noviembre, durante la visita de los obispos Lluís Martínez Sistach, Jaume Pujol y Joan-Enric Vives a la sede del ejecutivo, que el tripartito “no tiene prisa en aprobar” la nueva normativa. Aunque este comentario no es significativo al no ser un anuncio oficial, confirmaría los rumores que apuntan hacia un retraso en la votación plenaria. En principio, la cuestión podría entrar en las sesiones previstas para los días 20 y 21 de diciembre, las últimas del año. Pero si finalmente se aplazase, la iniciativa de la Generalitat no se votaría hasta febrero, ya que enero no es hábil a nivel legislativo.

Mientras tanto, las posiciones siguen definiéndose. Los 15 diputados del Partido Popular (PP) ya han anunciado que votarán en contra. También se opondrán a la reforma todos los diputados de Unió Democrática, dentro de Convergència i Unió, y Artur Mas, líder de esta fuerza política (con 46 escaños en el Parlamento), junto con un grupo de parlamentarios de Convergència Democràtica (CDC). Dependiendo del número de votos contrarios que acaben produciéndose en las filas de CIU, la aprobación en la cámara autonómica, que se da por segura con el “sí” de los 74 diputados que suman Partido Socialista (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa-Verds (IC-V), será más o menos ajustada.

Este martes 16 de noviembre, está previsto que se reúna la Comisión de Justicia de la cámara catalana, donde se abordará la enmienda a la totalidad presentada por el PP y se confirmará que la votación tendrá lugar en sesión plenaria. Los populares argumentan su “no” diciendo que países contrarios a que los homosexuales puedan adoptar podrían impedir la acogida internacional y revocar los acuerdos que tienen con España. En cuando a CIU, cabe destacar la posición claramente definida en el reciente congreso de Unió Democrática, donde su presidente, Josep Antoni Duran Lleida, recordó que el sujeto del derecho a la adopción es el niño, nunca las parejas, y que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer.

Ahora, la única duda es saber si la normativa se aprobará con la oposición de 61 de los 135 diputados, un hecho que se correspondería con los últimos estudios en los que al menos 4 de cada 10 catalanes se muestran contra la adopción homosexual, o si esos votos negativos serán menos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>