Laboratorios ideológicos

Cuesta entender que este programa de “cambio”, el que han puesto en práctica este invierno algunas grades ciudades, pueda ser rentable electoralmente, porque las medidas que adoptan perjudican por igual tanto al turismo como al comercio minorista, a los transportistas y al conjunto de la sociedad. Y es que no son pocos los expertos que consideran que la decisión que tomó el ayuntamiento de Madrid de prohibir a la mitad de los vehículos privados el tráfico en el centro de la ciudad tiene un sesgo claramente ideológico.

El cuidado de la vida común en una gran ciudad requiere más humildad y diálogo, más respeto a la pluralidad real y menos laboratorios ideológicos.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>