Las catacumbas revelan imágenes de los apóstoles del siglo IV, las más antiguas

Los expertosde laComisión Pontificia de Arqueología SagradaVaticano han mostrado sus recientes descubrimientosen las catacumbas romanas…

Los expertosde laComisión Pontificia de Arqueología SagradaVaticano han mostrado sus recientes descubrimientosen las catacumbas romanas de Santa Tecla: cuatro frescos, de la segunda mitaddel siglo IV,que representan a los apóstoles Pedro, Pablo, Andrés y Juan. En elcaso de estos tres últimos, se trata delas imágenes más antiguas que nos han llegadodeestos discípulos de Jesucristo. De Pedro había imágenes más antiguas, pero no con formato de retrato, como esta.
El arzobispo Gianfranco Ravasi, presidente de la Comisión Pontificia de Arqueología Sagrada, explicó que hace dos años comenzaron los trabajos de restauración de una sala de las catacumbas, mandada construir por una dama noble, cristiana, que al parecer había visitado Tierra Santa y conocía bien las escrituras.
Los trabajos, realizados con rayos láser, eliminaron las capas de cal acumuladas en techos y paredes revelando los frescos con colores.De Pedro existen otras imágenes en la que aparece sólo, pero éstos son los primeros frescos en los que aparecen en solitario Pablo, Juan y Andrés.

Las imágenes de los santos son idénticas a la representación tradicional en los iconos orientales.Pablo muestra la mejilla hundida,calva,larga y oscura barba.La figura de Pedro lo muestra conbarba blanca corta,cara cuadrada, pelo más bien rizadoyaspecto de anciano firme. Hay expertos que sugieren que los artistas, para representar aPablo y Pedro, tomaron laiconografía clásica que representaba a Platón (para el caso de Pablo) y a su discípulo Aristóteles (para el caso de Pedro), pero tampoco se puede desechar la posibilidad de que la primitiva comunidad cristiana conservase la descripción real de los apóstoles.

Juan, que la Bibliay la tradición presentan siempre como el más joven de los apóstoles, y que murió muy anciano, aparececomo un hombre joven. La tradición en Oriente y Occidente lo mantendrá así en miles y miles de obras de arte.Andrés, el hermano de Pedro, quefue discípulo de Juan Bautista y de los primeros en conocer a Jesús,se muestrafuerte e impetuoso.

El techo de la sala, un recinto cuadrado, donde están los cuatro frescos, está decorado en su parte central con un Buen Pastor.

Fabrizio Bisconti, superintendente arqueológico de las catacumbas, destacó que la sala fue decorada por orden de una mujer que conocía perfectamente las Sagradas Escrituras e insistió en que se trata de las primeras imágenes conocidas de Pablo de Tarso, Juan y Andrés.

Las imágenes también confirman que en el siglo IV, en la primerageneración quenació después de las últimas persecuciones, los cristianos antiguos ya mantenían un culto de devoción y veneración a los apóstoles y usaban imágenes de personas santas. Probablemente lo hacíanya en siglos anteriores, desde las primeras generaciones cristianas, pero las persecuciones dificultaron que personas con recursos económicosdejasen huellas en el arte.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>