Las cuentas de Podemos no cuadran

La propuesta de gobierno de Podemos propone aumentar el gasto en un 9,2% del PIB en cuatro años financiado por un futurible pacto con Europa, el crecimiento de la economía y un aumento de los impuestos

El pasado lunes 15 de diciembre Podemos presentaba cual sería la hoja de ruta de un futurible gobierno del que ellos formaran parte El pasado lunes 15 de diciembre Podemos presentaba cual sería la hoja de ruta de un futurible gobierno del que ellos formaran parte

El pasado 15 de febrero Podemos presentaba su propuesta de gobierno en un documento llamado “Un país para la gente”. En este se establecen las líneas de acción de un futurible gobierno del cual Podemos formaría parte.

Si nos centramos en el aspecto económico del programa del partido violeta, éste establece que por cada año de legislatura, el estado gastaría 24.000 millones de euros extras. Dos terceras partes irían destinadas a aspectos sociales y el resto a inversión. El gasto ascendería a un total de 96.000 de euros en cuatro años. Este volumen nuevo de gasto supone un 9,2% del PIB español. Esta cifra es prácticamente tres puntos porcentuales superior al volumen del aumento de gasto que prometió Alexis Tsipras cuando venció en las elecciones griegas en septiembre de 2014, concretamente el aumento del gasto que prometió suponía el 6,4% del PIB griego. Pocos meses después y con la necesidad de otro rescate por parte de la Unión Europea, éste sólo validó el 12% de este gasto extra que había prometido.

Un aumento de los impuestos

Para financiar este incremento importante del gasto, Podemos prevé aumentar los ingresos a través de cuatro caminos. La primera herramienta para aumentar los ingresos es el aumento de impuestos. Podemos prevé aumentar los impuestos de sociedades, IRPF, de patrimonio y sucesiones y establecer nuevos impuestos como el impuesto sobre transacciones financieras o la contaminación. En cuanto al IVA, el documento prevé que las modificaciones en este impuesto hagan que el cómputo global reduzca la recaudación, ya que aumentaría este impuesto para los bienes de lujo, pero disminuirá para los suministros básicos y “productos de gran interés social como son los productos culturales y escolares”. Con estos cambios fiscales el partido violeta prevé poder hacer frente a una cuarta parte de los gastos extras, unos 24.000 millones de euros. Estos cambios supondrían situar a España prácticamente a la cabeza en presión fiscal entre los países de la Unión Europea. Las empresas españolas pasarían prácticamente de tributar en el 15% efectivo al 30% en una legislatura. Ahora bien, estos cambios impositivos parece que no harían cambiar la tendencia del sistema impositivo español donde son las clases medias las que soportan el mayor peso de la fiscalidad, debido principalmente a que la riqueza proveniente del trabajo está mucho más tasada que la proveniente del capital.

La lucha contra el fraude fiscal

Una segunda fórmula que propone Podemos para aumentar los ingresos es la lucha contra el fraude fiscal. En este aspecto calculan que en cuatro años aumentarían lo recaudado por esta vía en 12.000 millones de euros. Esta cifra supondría doblar lo que se ingresó en 2014 por esta vía, es decir, un aumento del 100% en cuatro años.

La UE ya llamó la atención al executivo de Rajoy  ya que no cumplió con el objetivo de déficit marcado por Bruselas

La UE ya llamó la atención al executivo de Rajoy ya que no cumplió con el objetivo de déficit marcado por Bruselas

Un pacto con Europa

La tercera vía de ingresos vendría proporcionada por la relajación de las condiciones en la obtención de los objetivos de déficit establecidos por parte de Europa. En concreto, supondría un aumento de los ingresos en 26.300 millones de euros. Esta posible forma de ingreso, sin embargo, no depende de la voluntad del Gobierno sino de Europa y los precedentes hacen dudar de que esta medida sea posible. Europa ya llamó la atención al gobierno Rajoy debido a que se desvió del objetivo de déficit del año pasado, este objetivo se situaba en el 4,2% del PIB. Por 2016, Europa había establecido un objetivo del 2,8% y ya ha reclamado que los presupuestos aprobados para este año sean modificados, ya que sino no se llegará a esa cifra. Por lo tanto, se hace muy difícil pensar que la UE permita a Podemos obtener un mayor margen en el déficit, especialmente después de que este partido siempre ha tenido un discurso crítico con las políticas seguidas por la UE; además, si aceptara, Europa estaría abriendo la puerta a que otros países con una situación parecida a la española se añadiera a la misma petición. A todo esto hay que añadir que el partido de Pablo Iglesias quiere realizar una auditoría de la deuda, una medida que podría ser una solución parcial en tiempos de crisis, pero que en el contexto del programa de Podemos seguramente no es lo ideal, ya que pedir una auditoría cuando también se pide ser más flexibles con el déficit, por lo tanto, pidiendo que el gobierno español se pueda endeudar más, parece un hecho contradictorio, ya que piden revisar las condiciones de la deuda con la UE pero también piden una mayor flexibilidad para poder endeudarse más. Finalmente destacar la importancia de mantener una buena relación con la Unión Europea, ya que por ejemplo este mismo año, la UE debe refinanciar 400.000 millones de euros de la deuda española.

El crecimiento económico español

El último medio para obtener los ingresos necesarios para compensar el aumento de los gastos provendría del crecimiento de la economía española. Esta partida sería la fuente más importante de ingresos extra con unos 29.700 millones de euros. Este aumento del PIB vendría provocado precisamente por el “efecto multiplicador” del aumento en gasto público haciendo aumentar la recaudación fiscal. Ahora bien, el programa no establece qué crecimientos del PIB debería presentar España para alcanzar estos objetivos ni especifica qué impacto tendrían el aumento del gasto en el posterior aumento del consumo y la inversión.

Haciendo una valoración de carácter económico del programa de gobierno de Podemos, uno se encuentra con la imposibilidad de realizar un análisis mínimamente cuidadosa, ya que la falta de concreción es una constante en el documento. No se concretan ni las partidas en las que se invertirá, ni los efectos que tendrá en la economía este aumento de la inversión, ni especifica cuál es el crecimiento económico previsto para la economía española, ni cuánta empleo se creará, ni de qué calidad sería. En definitiva, es imposible realizar un análisis coste-beneficio sobre un programa económico donde prácticamente no aparecen estimaciones y las que hay difícilmente se sabe de dónde provienen. Parece efectivamente que las cuentas de Podemos no cuadran.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>