Las españolas, segundas en esperanza de vida en los países de la OCDE

Llegan casi a los 86 años de media, superadas por las mujeres de Japón con más de 87, seguidas por las de Francia con 85,5. Los españoles tienen una esperanza de vida de casi seis años menos que ellas. España ocupa el séptimo peor lugar en ratio de demencia

En la danza de la vida, las españolas permanecen casi seis años más que ellos En la danza de la vida, las españolas permanecen casi seis años más que ellos

La esperanza de vida es un indicador fundamental para entender cuál es el nivel de salud de una población en particular. Así lo subraya el estudio ‘Salud de un vistazo 2017. Indicadores de la OCDE’, publicado por la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

En ese sentido, el estudio muestra datos sobre los “años de vida al nacer” de hombres y mujeres, así como los “años de vida a partir de los 65” del conjunto de ambos, en todos los países de la OCDE.

Al mismo tiempo, en el informe se pueden contrastar entre los diferentes países la tasa estandarizada por edades en la mortalidad cardiaca isquémica por cada cien mil habitantes y los casos por cada mil habitantes de la prevalencia de demencia, dos indicadores que también ayudan a entender el nivel de salud de los ciudadanos.

Las españolas, segundas en esperanza de vida

Según ese estudio, las españolas están en segundo lugar en esperanza de vida en los países de la OCDE, con una media de 85,8 años a partir de su nacimiento, solo superadas por las japonesas (87,1 años) y por delante de las francesas (85,5), como se puede observar en la siguiente tabla, reproducida a partir del estudio.

Indicadores del estado de salud de la población en los países de la OCDE

Indicadores del estado de salud de la población en los países de la OCDE

“En general, Japón, Francia y España tienen los mejores resultados globales de salud en términos de la esperanza de vida y de mortalidad cardíaca isquémica”, destaca el estudio. Y, en referencia concreta a las mujeres, detalla que “las mujeres en Japón, España y Francia viven mucho más que el promedio de la OCDE”, que está en 83,1 años.

Por detrás se sitúan una serie de países con edades femeninas cercanas a esa media: Corea (85,2); Suiza (85,1); Italia (84,9); Luxemburgo (84,7); Australia (84,5); Finlandia (84,4); y Portugal (84,3), entre otros.

Los países peor situados en cuanto a la esperanza de vida femenina, es decir los que están por debajo de la media, son México (77,7); Hungría (79); Letonia (79,5); Eslovaquia (80,2); y Turquía (80,7).

Aunque “en toda la OCDE, la expectativa de vida ha aumentado constantemente con el tiempo, […] Hungría, Letonia, México y Eslovaquia están constantemente por debajo del promedio de la OCDE para estos indicadores”, insiste el estudio.

Los españoles, casi seis años menos que ellas

Por su parte, los españoles tienen una esperanza de vida de casi seis años menos que ellas (80,1), aunque se mantienen cerca del promedio de la OCDE, “mientras que la esperanza de vida masculina es particularmente alta en Islandia (81,2)”, el único país que muestra datos masculinos de esperanza de vida por encima de la media de la OCDE, constata el estudio.

Por detrás de Islandia, cercanos a la media, están Japón y Suiza (80,8); Noruega (80,5); Australia y Suecia (80,4); Italia (80,3); e Israel (80,1), con los mismos años que España.

La peor parte en esperanza de vida masculina, por debajo de la media de la OCDE, se la lleva Letonia (69,7); Hungría y México (72,3); Eslovaquia (73,1); Estonia (73,2); y Polonia (73,5).

"La esperanza de vida a los 65 años es notablemente más alta que el promedio de la de la OCDE en Japón, Francia y España”, dice el estudio de la OCDE

“La esperanza de vida a los 65 años es notablemente más alta que el promedio de la de la OCDE en Japón, Francia y España”, dice el estudio de la OCDE

La esperanza de vida a partir de los 65 años

En la tercera columna de la tabla se puede ver la estadística de la esperanza de vida en los países de la OCDE de los ciudadanos a partir de los 65 años.

“La esperanza de vida a los 65 años es notablemente inferior al promedio de la de la OCDE en 12 países, y notablemente más alta que el promedio en Japón, Francia y España”, destaca el estudio.

De hecho, los mejor situados son de nuevo los japoneses, con 21,9 años de vida a partir de esa edad y por encima de la media del resto de países. Le siguen los franceses (21,5) y también los españoles (21). Y cercanos a la media están australianos y suizos (20,9).

En las peores posiciones están Hungría (16,4); Letonia (16,6); Eslovaquia (16,9); República Checa y México (17,7); Turquía (17,8); Polonia (17,9); y Estonia (18,1).

Mortalidad cardiaca isquémica

Por otra parte, Japón vuelve a mostrar la mejor estadística en el estudio cuando se analiza la mortalidad cardiaca isquémica por cada cien mil habitantes, al evidenciar la menor tasa estandarizada por edades en este apartado (34).

Le siguen los coreanos (38); franceses (39); y holandeses (46). Y ya cercanos a la media los españoles (53).

Los países con mayor mortalidad por esta causa son Letonia (328 por cada cien mil habitantes); Eslovaquia (291), Hungría (288); República Checa (237); y Estonia (211).

Los responsables del estudio lo resumen así: “la cardiopatía isquémica sigue siendo la principal causa de mortalidad en la mayoría de los países de la OCDE, aunque ha habido una disminución promedio de más del 50% desde 1990. Las tasas de mortalidad están considerablemente por encima del promedio de la OCDE en cinco países, y son más altas en Letonia, Eslovaquia y Hungría; mientras son relativamente bajas en Japón, Corea, Francia y Países Bajos”.

Algunos países con alta esperanza de vida son los que tienen las tasas más altas de prevalencia de demencia

Algunos países con alta esperanza de vida son los que tienen las tasas más altas de prevalencia de demencia

El contraste entre esperanza de vida y demencia

Por otra parte, para enmarcar los resultados de la última columna, los casos de demencia por cada mil habitantes, el estudio aclara que “la prevalencia de la demencia, una variedad de trastornos cerebrales de los cuales la enfermedad de Alzheimer es la forma más común, es un indicador central para monitorear la salud de las poblaciones que envejecen”.

En la estadística que muestra esta columna se detecta una curiosa relación entre esta enfermedad mental y la esperanza de vida. “Algunos de los países con las tasas más altas de prevalencia de demencia son los países con mayor esperanza de vida, como Japón e Italia”, advierte el estudio en sus conclusiones.

Veamos esos resultados: los países con una tasa más reducida de prevalencia de demencia son México, con una tasa de 7,2 casos por cada mil habitantes; Turquía (8); Eslovaquia (8,3); Corea (9,6); Polonia (9,9); y República Checa (10,4), todos ellos muy por debajo de la media de la OCDE (14,8).

Exceptuando el caso de Corea, todos estos países tienen una expectativa de vida a partir de los 65 años por debajo de la media del resto de estados de la OCDE.

Por el contrario, algunos de los países con tasas de prevalencia de demencia elevada, por encima de la media de la OCDE, vienen a coincidir con expectativas de vida por encima de los 65 años elevadas, como advertía el estudio.

Japón es el país con mayores casos de demencia por cada mil habitantes (23,3), mientras es líder en expectativa de vida de las mujeres (87,1 años) y en la de los años de vida a partir de 65 años (21,9).

A Japón le siguen Italia (22,5 casos), Alemania (20,2) y Portugal (19,9), aunque italianos, alemanes y portugueses tienen una buena expectativa de vida a partir de los 65 años.

Por detrás están Francia (19,7) y España (19,4), donde de nuevo la expectativa de vida de las mujeres y de los mayores de 65 años es de las mejor situadas.

“La prevalencia de la demencia es notablemente más alta que el promedio de la OCDE en siete países y más alta en Japón, Italia y Alemania. Los países con poblaciones más jóvenes suelen tener menor prevalencia de demencia, con México, Turquía y la República Eslovaca con la menor tasas de demencia”, concluye el estudio.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    De qué sirve a las españolas ser las segundas en esperanza de vida si, por no tener hijos, van a ser las que más van a sufrir la falta de pensiones o de su precariedad? Porque un país de viejos será un país en el que todo cueste caro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>