Las inglesas jóvenes no quieren trabajar tanto como sus madres

Las mujeres jóvenes inglesas, las que se criaron durante los años 80 y tienen una media de 29 años, prefieren tener hijos y tranquilidad en casa a ago…

Las mujeres jóvenes inglesas, las que se criaron durante los años 80 y tienen una media de 29 años, prefieren tener hijos y tranquilidad en casa a agotarse con una vida profesional extenuante y difícil de conciliar con la familia.

 

Los recientes resultados de la Encuesta de Estilos de Vida Mujer Joven 2005 en el Reino Unido han dado unas cifras elocuentes. Siete de cada 10 mujeres, de las 1.500 entrevistadas, dicen que no quieren trabajar tanto como la generación de sus madres.

 

Una vez con hijos –que la mayoría quiere tener a los 31 años y dentro del matrimonio- sólo una de cada 10 quiere seguir trabajando a tiempo completo con los niños en la guardería. Dos tercios intentarán encontrar trabajos a tiempo parcial por necesidades financieras, y un cuarto de las encuestadas firmaría ya por quedarse en casa cuidando a los niños.

 

Sólo un 1% declaró que su carrera sería su prioridad principal una vez tuviesen niños. Un 90% afirmaron que si tuviesen que trabajar a tiempo completo se sentirían culpables por ausentarse en los primeros años de los niños. Y dos tercios de estas jóvenes piensan que “un hombre debería ser el principal proveedor de su familia, cuando sea posible. Casi tres cuartos de ellas querrían vivir en un pueblo, no en la ciudad.

 

La encuesta fue encargada por la revista NEW WOMAN, cuya editora Margi Conklin hace un análisis de la nueva generación de adultas trabajadoras: 

 

“Han visto a sus madres intentando tenerlo todo -y a menudo fracasando- y han decidido que no lo quieren todo. No quieren trabajar como locas mientras sus niños están colocados en la guardería y sus relaciones se desintegran bajo la presión”, explica Margi Conklin. “Las mujeres jóvenes colocan cada vez más su felicidad personal por delante de un salario grande o una carrera potente. Por encima de todo, ansían un equilibrio entre trabajo y vida donde puedan disfrutar de relaciones que les resulten plenas, criar niños felices y tener un trabajo que les interese pero no les abrume”.

 

Recientemente, la comisión de Mujer y Trabajo del gobierno británico descubrió que hay pocos trabajos de tiempo parcial de calidad, por lo que las numerosas mujeres con alta formación y capacidad que quieren acogerse a estos horarios deben aceptar puestos con un perfil inferior al que poseen.

 

Además, un estudio encargado por el sindicato de los trabajadores del sector Comercio, el USDAW, ha revelado que casi 8 de cada 10 madres noveles se ven forzadas a volver al trabajo antes de lo que quieren tras tener el bebé porque no pueden permitirse vivir con la paga por maternidad de 102 libras semanales (unos 584 euros al mes, es decir, unas 97.000 de las antiguas pesetas).  

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>