Las leyes lo fomentan: se dispara la oferta de prostitución homosexual en Barcelona

Hace unos días recordábamos que, entre otras razones, el problema que ha originado el descontrolado ejercicio de la prostitución …

Hace unos días recordábamos que, entre otras razones, el problema que ha originado el descontrolado ejercicio de la prostitución en las calles de Barcelona se debe a que España no cumple la legislación vigente en esta materia.

Si a ello le añadimos el gran auge del turismo homosexual en varias ciudades españolas, con la capital catalana como punta de lanza, se entiende este nuevo y negativo paso adelante: la oferta de la prostitución gay se dispara en Barcelona.

Y es que las leyes españolas, sobre todo desde que gobiernan los socialistas, fomentan este tipo de fenómenos. A una más que excesiva permisividad en cuanto a la regulación de la prostitución en España, cabe añadir el impacto mediático que causó la ley del matrimonio homosexual en España,

Otro ingrediente del aumento de la prostitución gay en Barcelona son los efectos de la crisis económica sobre un amplio sector de la población joven masculina, que se convierte en un caldo de cultivo para fomentar este tipo de comportamientos.

Bajan los precios

El perfil mayoritario de este nuevo fenómeno del sexo de pago, es el de un chico brasileño gay de entre 20 y 25 años que, tras no encontrar un empleo por falta de papeles o por estar trabajando por un sueldo con el que no llega a final de mes, ha podido esquivar las dificultades económicas gracias a la creciente demanda del prostitución gay.

También los hay que, atraídos por la pujanza de este rentable mercado, emigran a la capital catalana con el claro propósito de prostituirse. Aunque pasan desapercibidos porque no suelen ejercer en la calle, en Barcelona hay cerca de un millar de chaperos.

Esta es la estimación que hace la asociación Stop Sida, que trabaja para prevenir las enfermedades de transmisión sexual en el colectivo. Según los datos de los más de 350 atendidos, nueve de cada 10 prostitutos son inmigrantes y, de ellos, más del 60% son brasileños. El resto proceden, sobre todo, de otros países latinoamericanos y de Europa del Este, que durante el año pasado incrementaron notablemente su presencia en la ciudad. En cuanto a los clientes, seis de cada 10 son españoles. Franceses e italianos son los extranjeros que más solicitan este tipo de servicios.

En los últimos tres años y ahora, con la crisis, ha aumentado la cantidad de chicos que se dedican a la prostitución. Se ve claramente en las saunas y en los locales de ambiente gay”, afirma José Benito, presidente del Grup d’Amics Gais, Lesbianes, Transsexuals i Bisexuals (GAG).

Además, según informa El Periódico de Cataluña, en los tiempos que corren tienen que apretarse el cinturón. Bajar los precios es la única solución para poder sobrevivir. “Antes se cobraba entre 70 y 90 euros por media hora, pero ahora, con la crisis, estos son los precios que cobramos por una hora entera”, explica Miguel Smith, un brasileño de 33 años.

La prostitución masculina homosexual tiene unas reglas de juego particulares. No es fácil identificar a un chapero porque no suelen estar ni en las carreteras ni en la Rambla. Se disputan a sus clientes en las saunas y locales gais, donde pasan desapercibidos si no aclaran que ofrecen sexo de pago. Otros están en agencias y muchos utilizan, cada vez más, los anuncios y los chats de Internet.

Solo una cantidad marginal sigue captando clientes en determinadas cafeterías de la Rambla, como se hacía en los años 50 y 60. Por entonces, el perfil del prostituto era distinto. Muchos de ellos eran jóvenes españoles que habían emigrado de las zonas rurales a las ciudades para vivir más anónimamente su homosexualidad y ganar dinero para sobrevivir. Apenas hace unos 15 años que los inmigrantes extranjeros coparon el mercado homosexual de la prostitución.

Noticias relacionadas:

El Gobierno incumple desde enero el Plan integral contra la explotación sexual

España no cumple la legislación vigente sobre prostitución ¿qué hace el Gobierno?

Prostitución en las Ramblas de Barcelona: la punta de un iceberg de 18.000 millones de euros

Cuatro años de bodas gays: en 2008, nuevo descenso de ‘matrimonios’ respecto al primer año

El ayuntamiento de Blanes declara la localidad “amiga de los gays”

Sitges, paraíso del ‘cruising’ gay: “sexo en lugares públicos en cualquier parte de la ciudad”

Turismo gay: Sitges quiere arrebatar el liderazgo a Barcelona

Niños de la calle en Barcelona ofrecen servicios sexuales a los gays en las zonas de "cruising"

Prostitución homosexual: Sexo a plena luz del día en una playa de Sitges

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>