Las relaciones hombre-máquina, presentes en el Festival de Cine Espiritual Tertio Millennio

El Festival de Cine Espiritual Tertio Millennio (Tercer Milenio), que se celebra en Roma del 1 al 19 de diciembre, tiene como eje central en su octava…

El Festival de Cine Espiritual Tertio Millennio (Tercer Milenio), que se celebra en Roma del 1 al 19 de diciembre, tiene como eje central en su octava edición las relaciones entre el hombre y las máquinas. Paralelamente, los días 1 y 2 del mismo mes se celebra también un congreso de estudio en la capital italiana, que analiza los interrogantes éticos que plantea esta relación y las claves de comprensión que brinda la espiritualidad.

El congreso, patrocinado por el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales y por el Consejo Pontificio de la Cultura, ha sido presentado a la prensa este lunes, 29 de noviembre, en la Libre Universidad de María Santísima Asunta de Roma con el nombre Hibridación hombre-máquina, identidad y conciencia en el cine postmoderno. 

Hombre y máquina en el cine

El Festival Tertio Millennio, organizado por la italiana REVISTA DEL CINEMATÓGRAFO, del Ente estatal de Espectáculos, proyectará películas con un contenido en el que se refleja la relación entre los hombres y las máquinas. Así, se podrá visionar, entre otros filmes, las primeras imágenes de Robots, la esperada película de animación producida por la 20th Century Fox y firmada por el Premio Oscar Chris Wedge, director de Balloon guy (1987), Bunny (1998), y Era Glacial (2002).

En la presentación del festival a la prensa, el arzobispo John P. Foley, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, ha afirmado que el contenido del congreso constata que “el cine se siente atraído por este argumento y crea escenarios futuristas, en los que se notan con frecuencia posibles consecuencias dañinas para la persona humana”. “Será ficción, sí, pero ese futuro está ya aquí, desde hace años, antes de que nos diéramos cuenta; la hibridación empezó en el momento en que el hombre se sirvió de un medio para llegar hasta donde su humanidad no le permitía llegar”, ha observado el arzobispo.

El responsable vaticano de medios de comunicación ha planteado a modo de interrogante una cuestión fundamental: “¿Se trata de humanizar la máquina o de transformar al hombre en algo inhumano?”.

Anular la dimensión espiritual

También el presidente del Pontificio Consejo de la Cultura, el cardenal Paul Poupard, ha afirmado que “la máquina parece la negación del hombre y la robótica la anulación de la dimensión espiritual”. En su intervención, el cardenal ha constatado que “el hombre de hoy no puede prescindir de todo lo que es fruto de su inteligencia y de su creatividad, del arte y de la técnica, de la ingeniería y de la literatura, de la razón y del artificio”. “Dios ha dado al hombre la inteligencia, que le ha permitido proyectar máquinas cada vez más sofisticadas, y le ha dejado libre de hacer sus opciones… pero somos nosotros quienes creamos nuestra realidad tecnológica”, ha afirmado el prelado.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>