Las que se proclaman colipoterras

Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid

¿Se acuerdan de cuando el papa Benedicto XVI erigió la Sagrada Familia como basílica?  En un momento determinado de la liturgia un grupo de monjas ungieron con aceite la piedra que por primera vez sería altar. Se trataba de una Congregación que tiene como una de sus vocaciones el cuidado de las iglesias, de los espacios litúrgicos, y presta sus servicios a la Catedral de Barcelona. Justo al día siguiente se montó un gran escándalo: la Iglesia solo utilizaba a las mujeres “para limpiar”. Se trataba de ignorancia o mala fe, o ambas cosas a la vez, pero los de siempre no dejaron pasar la ocasión para reducir un acto bellísimo, como la televisión se encargó de mostrar al mundo, a una “ofensa” contra la mujer, cuando en realidad su gesto era la culminación de su servicio eclesiástico.

Ahora, los que encontraron aquello ofensivo para las mujeres porque preparaban un altar, les parece fatal y falto de respeto que la fiscal responsable del caso de Rita Maestre, juzgada y condenada por ofensas a los sentimientos religiosos, describa en su escrito de alegaciones la realidad de los hechos ante el recurso que ha presentado la defensa.

Entraron por la fuerza y gritando en la capilla de la Complutense de Madrid, empujando al sacerdote que intentaba evitar su entrada, ocuparon el altar, y ante el sagrario, las mujeres mostraron al aire su wonderbra, en el caso de la condenada, o simplemente sus atributos pectorales, en los demás casos no identificados. Llevaban escrito en su propia piel, palabras tan descriptivas, como “bollera, puta, libre, lesbiana”; a las que sin duda habrían podido añadir en un afán cultural -que no tuvieron- las que divulgó Camilo José Cela, tales como “colipoterra, iza, y rabiza”, incluso la cervantina, “mozas del partido”, muy propia del caso. Pero literatura al margen, la calificación fue suya, y lo único que hace la fiscal es repetirlo para mostrar que existía en sus gestos y actos una estudiada voluntad de ofender. Después, estas jóvenes- entre ellas la portavoz del Ayuntamiento de Madrid- subrayémoslo, ya condenada, salieron de la capilla al son de consignas tan aleccionadoras del espíritu de liberación de la mujer como ”vamos a quemar a la Conferencia Episcopal”, “menos rosarios y más bolas chinas”, “contra el Vaticano poder” clitoriano” “sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios” ¿Cómo justificar esta actitud? ¿Por una especial fijación sexual de las participantes, que las aliena del respeto? No lo creemos, porque la defensa no lo arguyó. En todo caso, la fiscal también lo ha recordado al presentar en su escrito el escenario del asalto, al nuevo tribunal que tendrá de ver el recurso de la defensa.

Esta acción de la fiscal, tan ceñida a los hechos y la ley, le ha valido la crítica de los de siempre. No se han sentido ofendidos por la ofensa a la religión, sino porque la fiscal cuente la verdad. No les molesta que las mujeres exhiban su cuerpo como si de un panel publicitario se tratara, sino la fiscal por recordar los hechos. Incluso El País, quién si no, intentó presentar los hechos como si la fiscal hubiera llamado puta a la condenada, la fiscal sostiene que Rita Maestre alardeó de ser puta. No sostiene, informa, que es algo distinto. Narra un hecho demostrado, no formula una opinión.

El mismo periódico ofrecía este domingo una entrevista a la alcaldesa de Madrid, de la que Maestre es portavoz, en la que formulaba unas declaraciones de este tenor: “Cuando descalifican en los plenos me digo: que innecesario enredarnos en lo que nos distancia… Preocuparse por los demás produce mucha felicidad…  Los insultos y descalificaciones son una manera de hacer política equivocada… Es importante seguir trabajando en cómo combatir la violencia” ¡Pero sepulcro blanqueado! ¿Cómo puedes exhibir estas actitudes y defender a la vez y mantener en su puesto a una persona condenada por actuar de manera tan contraria a lo que proclamas? Rita Maestre descalificó, violentó, insultó en su asalto a la capilla, hirió el sentimiento religioso de muchos católicos, y eso no cuenta. ¿Acaso Manuela Carmena, de profesión juez, considera que lo que hizo su portavoz no incurre en ninguna de estas categorías? ¿Por qué cuando se trata de la religión el no violentar, ofender, insultar no cuenta?

Manuela Carmena demuestra que solo es alcaldesa para unos y no para todos los madrileños, y que sus “lecciones” de buenos modos solo miran hacia una dirección. También hace un flaco servicio a la justicia, porque al mantener a la condenada en su lugar da a entender, que no todos las condenas son iguales, porque cuando se trata de ofensas al sentimiento religioso, el estar penado es compatible con ejercer un cargo público, además, tan significativo.

La noticia para Europa y para el mundo ha de ser esta: la capital de España mantiene como portavoz del gobierno municipal, como voz autorizada e imagen de Madrid a una persona condenada por ofender las creencias de unos compatriotas.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

  1. 1

    Me estrañó, que la Sra fiscal de este caso,se le ocuriera llamar a las mujeres que participaron en el destape de la capilla de la Complutense los nombres de “bollera,puta, libre y lesbiana”. La información periodística sobre el tema, en ningun caso reflejó o puso en importancia, el mensaje escrito sobre la piel de las mismas a modo de “tatuaje”, que aparercieron en los cuerpos de aquellas, que se homenajearon, poniendose en sostenes, ante el altar de dicha capilla, con lo que ello comportaba y ellas no desconocían en ningún caso. Muchas gracias a “Forum Libertas” por su información completa, cosa que muy pocos periódistas han hecho, porque lo que les intersesaba era dejar en mal lugar a la Sra fiscal, asi juegan “podemos” y sus confluencias, sería muy bueno que nos vegan a nuestra memoria, todas estas complicidades, antes de introducir de nuevo nuestro voto en las urnas, para esto y para otras cosas buenas, nos dio Dios, la memoria, la inteligencia y voluntad ¡Que sea así!

  2. 2

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>