Las tentaciones y la veneración de la cruz de Jesucristo

Reflexiones cuaresmales

La tentación de poder

 

 

El día 18 de marzo del año 2012 Forum Libertas me publicó este artículo en la sección Opinión http://www.forumlibertas.com/levantar-la-cruz-de-jesucristo-crucificado/  Celebramos ayer el primer domingo de Cuaresma 2016. Sigo como portante de la imagen de tamaño real de la cruz de Jesucristo Crucificado. A cierta edad es muy conveniente limitarse a acompañarla, cediendo el relevo a otros. En mi caso algo prematuramente por razones de salud. Resulta muy gratificante constatar que entre estos otros se da algo denominado perseverancia o constancia. Y también caras nuevas de jóvenes debutantes.

 

Sea en día viernes, sea en período dominical (sábado o domingo), la devoción del Via Crucis es la apropiada para el tiempo cuaresmal. Con portantes o sin ellos. Como rezo individual o colectivo. Mejor lo segundo con cruz de tamaño real. Anualmente tiene lugar, fuera del tiempo cuaresmal, un encuentro de los distintos equipos de portantes (cossos de portants) de Catalunya. El año próximo 2017 tendrá lugar en la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona. Se conmemorará el centenario de la creación de este equipo pastoral de portants. Les invito ya a participar en el Via Crucis con mis hermanos cirineos en el día que se anuncie oportunamente.

El texto del Evangelio de este primer domingo cuaresmal es el de las tentaciones de Jesús en el desierto (Lc, 4-1-13). El desierto de ayuno, soledad, silencio y oración es una moción del Espíritu. Es el camino de preparación a la Pascua del Señor de las mujeres y los hombres libres de ataduras. Si Jesús fue tentado, todos nosotros también. Jesús no dialogó con el diablo. Le replicó con asertos de las Sagradas Escrituras.

No sólo de pan vive el hombre (Dt 8,2)

Al Señor tu Dios adorarás y a Él solo servirás (Dt 6,13)

No tentarás al Señor tu Dios (Dt 6,16)

 

Ante estas respuestas el demonio se marchó hasta otra ocasión. Con el príncipe de las tinieblas no se dialoga. Se presenta siempre con rostro humano. Su arma es la dialéctica de la falacia. En este caso la falacia de invocar textos de las Sagradas Escrituras.  A mi modo de ver es la mentira más astuta y sibilina. Siempre aparece disfrazada de apariencia de verdad. ¿Qué hizo Nuestro Señor?: Responder con la verdad. En este caso invocando el Deuteronomio. El texto evangélico en Mt 4,1-11 tal vez lo aclare más. Apártate, Satanás, porque escrito está: <<Al Señor tu Dios adorarás y a El solo darás culto>>.(versículo 10)

Deuteronomio significa literalmente segunda ley. Es como una recapitulación de los hechos ocurridos desde el Sinaí y una nueva proclamación de las leyes básicas de la teocracia hebrea. Característica del Deuteronomio es la urgencia del amor al prójimo, principalmente hacia los desvalidos, huérfanos, viudas, extranjeros y levitas pobres. Así, los valores éticos son claramente destacados, acercándose al ideal evangélico. El culto no tiene valor si no hay conversión íntima de los corazones a Dios. Es justamente el ideal de la predicación profética de los siglos VIII-VI a.C., que representa la etapa culminante de la vida religiosa de Israel. Inmediatamente después de las bienaventuranzas Jesús señala la misión de los discípulos. Nos dice a todos que El no ha venido a abrogar la Ley sino a consumarla (Mt 5,17).

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>