Las viudas españolas, entre las más pobres de Europa

Mas de un millón y medio de viudas en España sobreviven con menos de 450 euros mensuales. Las mujeres españolas que pierden a sus maridos ven mermados…

Mas de un millón y medio de viudas en España sobreviven con menos de 450 euros mensuales. Las mujeres españolas que pierden a sus maridos ven mermados sus ingresos en un 44 por ciento, un porcentaje que las sitúa entre las más pobres de Europa, según un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, que utiliza los datos del panel de hogares de la Unión Europea. En cambio, en el caso de los hombres, al quedar viudos, sus rentas caen en un 22 por ciento. 

Austria es el Estado europeo más espléndido con los jubilados, mientras Grecia y Portugal ocupan los dos últimos lugares del ranking, con la mitad de ingresos que los austriacos. 

El 31 por ciento de los europeos mayores de 65 años son viudos, y la mayoría son mujeres, al ser su esperanza de vida más elevada que la de los hombres. Esto hace que su situación de viudedad y las dificultades económicas que atraviesan sea también más duradera. Además, la mayoría de las viudas europeas pertenecen a generaciones que no han trabajado fuera del hogar, por lo que no disponen de una pensión de jubilación propia y dependen en muchos casos de la pensión mínima. Al ser la pensión de viudedad inferior a la de jubilación, son también las mujeres las que padecen especialmente más problemas económicos cuando mueren sus maridos.

España, pensiones de miseria

En el caso de España, esta discriminación se hace más evidente que en la mayoría de países europeos. Las mujeres que han perdido a su cónyuge deben sobrevivir hasta ahora con 448,95 euros al mes. El Gobierno central decidió el pasado mes de diciembre aumentar esa paga para este año en 15,18 euros, un 3,5 por ciento más que en el 2004. Así y todo, la pensión de viudedad queda muy por debajo de la de jubilación, que se sitúa este año en 676,20 euros de media al mes, 22,87 euros más que en 2004. En el Estado español sólo el 26 por ciento de viudas cuentan con una pensión de jubilación, mientras que los viudos jubilados con pensión son aproximadamente el 88 por ciento.

Dolor, soledad y pobreza

A la pérdida del ser querido, las viudas españolas deben añadir en muchos casos una situación de soledad y de graves problemas económicos para subsistir con unas pensiones de miseria. Estas circunstancias las obligan en muchas ocasiones a tener que convivir con sus hijos o con algún familiar y, en cualquier caso, a llevar una vida en condiciones bastante precarias. A diferencia de países como Dinamarca, Holanda o el Reino Unido, donde las mujeres viudas que viven solas llegan al 80 por ciento, en España menos de un 40 por ciento de las viudas pueden vivir solas con dignidad.

Una situación denunciada en el informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, que reclama modificaciones profundas a corto plazo en las legislaciones europeas para reducir los desequilibrios por sexo en las pensiones ante el previsible aumento del número de jubilados en la Unión Europa.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>