Lectio divina para la vida diaria‘, salmos y cánticos de laudes y vísperas

Los salmos tienen la particularidad de que son una oración inspirada por el mismo Dios. Si bien la oración es una respuesta del hombre a Dios y ya san…

Los salmos tienen la particularidad de que son una oración inspirada por el mismo Dios. Si bien la oración es una respuesta del hombre a Dios y ya san Agustín señaló que al leer (la Biblia) escuchábamos a Dios y al orar le respondíamos, la salmodia tiene la característica de que es el mismo Dios quien nos enseña lo que hemos de decir.

 

Dios instruyó al pueblo de Israel con los salmos y sabemos que el mismo Jesucristo los utilizó. No es extraña, pues, la devoción que la iglesia siente por ellos. Dice santo Tomás, remitiéndose a la tradición que atribuye su autoría al rey David, que si la Iglesia los reza en todas las misas (el responsorial) es porque aquel rey, después de pecar, alcanzó misericordia de Dios, y ésta es la que se nos promete también a nosotros.

 

La Iglesia ha mostrado su afecto por estos textos al estructurar toda la Liturgia de las Horas en torno a ellos. Desde el siglo III es el libro favorito de la Iglesia para la oración. Además, la Iglesia, nuevo pueblo de Dios, al recitar los salmos retoma la historia de Israel, pero ahora la lee a la luz de Jesucristo. Se pasa de la figura a la realidad.

 

Además, como se señala en la precisa introducción de este volumen, de alguna manera en el rezo de los salmos es Jesucristo quien reza en la Iglesia y la Iglesia quien lo hace en Jesucristo.

 

En este volumen se recogen los salmos de laudes y vísperas de la primera semana. En ellos rezamos con Jesucristo evitando así caer en el subjetivismo de nuestra petición. Todos los salmos están comentados, para favorecer la lectio divina, desde una triple perspectiva: El salmo leído con Israel, el salmo leído con Cristo y con la Iglesia y el salmo leído en el hoy. La primera parte nos lleva al sentido literal, la segunda al espiritual y la tercera a través de la meditación y la oración nos ayuda a interiorizarlo para que ilumine nuestra vida.

 

No hay que decir que este libro supone una gran ayuda para la oración personal, que es rico en materiales seleccionados oportunamente y que, a quien lo utilice con frecuencia le ayudará notablemente a renovar su vida interior.

 

LECTIO DIVINA PARA LA VIDA DIARIA

Los salmos y los cánticos de laudes y vísperas

Verbo divino

415 páginas

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>