Ley contra la pobreza en Cataluña: Un primer paso, pero insuficiente

La Generalitat de Cataluña acaba de dar un primer paso para combatir la extrema pobreza en territorio catalán al aprobar el pasado jueves, 13 de julio…

La Generalitat de Cataluña acaba de dar un primer paso para combatir la extrema pobreza en territorio catalán al aprobar el pasado jueves, 13 de julio, la ley de Prestaciones Económicas de Asistencia Social. Sin embargo, aunque cabe celebrar como positiva esta medida, la nueva ley es a todas luces insuficiente para acabar con la injusta situación por la que atraviesan colectivos como los de las viudas o los jubilados con pensiones no contributivas.

 

Con exiguos aumentos de entre 6 y 40 euros mensuales en las prestaciones que percibirán las viudas, como complemento a su pensión de viudedad, actualmente en torno a los 460 euros, no se consigue solucionar el problema. Otro tanto pasa con las prestaciones no contributivas que, a pesar del aumento, siguen resultando insuficientes.

 

En cualquier caso, con la nueva ley, se consiguen mejorar las perspectivas de diversos colectivos que, en conjunto, suman más de un millón de personas que viven en condiciones de pobreza extrema en Cataluña. Más de 200.000 personas que cobran pensiones no contributivas, viudas, menores ex tutelados y familias que los acogen, y personas que no llegan a cubrir sus necesidades básicas son los principales beneficiarios de esta nueva ley.

 

Nuevo indicador del umbral de la pobreza

 

Uno de los puntos positivos de la nueva normativa es la creación de un umbral de la pobreza en territorio catalán, el Indicador de Renta de Suficiencia (IRS) y prestaciones económicas, que se fija en 7.137,2 euros anuales (509,8 mensuales en 14 pagas). Esta cantidad, fijada para el 2006, deberá actualizarse cada año según el incremento del coste de la vida.

 

La consejera del departamento de Bienestar y Familia, la socialista Carme Figueras, calculó que situar en el umbral mínimo a esas más de 200.000 personas se logrará entre el 2010 y el 2012. Las previsiones para este año, según la consejera, se situaban, pues, en un aumento de las prestaciones para alcanzar el 65 por ciento del IRS.

 

Sin embargo, en el debate parlamentario, la presión de Convergencia i Unió (CiU) y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que se aliaron para acelerar la aplicación del IRS, forzó que este año las prestaciones más bajas alcancen un 75 por ciento del indicador, o sea, 382,35 euros mensuales. En el 2008 se deberá alcanzar el 80 por ciento, y en el 2010 el cien por cien.

 

“El chocolate del loro”

 

Al mismo tiempo, los beneficiarios de estas prestaciones complementarias celebran este primer paso para mejorar su situación, pero consideran que es insuficiente. El incremento anunciado para las personas en situación de viudedad es “el chocolate del loro”, dicen representantes de un colectivo de unas 102.500 personas (el 80 por ciento son mujeres viudas), que podrán compatibilizar su pensión, por debajo del IRS y del límite de viudedad (7.600 euros anuales), con la nueva prestación.

 

Una nueva prestación que representa entre 6 y 40 euros al mes. Las viudas reclaman desde hace años percibir la pensión completa del marido (cuando éste muere se les reduce al 52 por ciento, pero siguen pagando lo mismo por el piso, etc.) y se quejan del tope que les impide percibir por prestaciones más de 780 euros al mes. La pensión de viudedad está en torno a unos 460 euros mensuales.

 

¿Con estos ingresos se puede vivir?”, denuncia la presidenta de la Asociación Ciudadana por los Derechos de las Mujeres, Pilar Mora. “Confían en que nos ayuden nuestros hijos, pero no debería ser así: todos tenemos nuestras facturas”, añaden otras compañeras de la asociación, que cada mes se manifiesta para reivindicar mejoras.

 

Llega 10 años tarde

 

Lo mismo piensan las 59.000 personas que perciben pensiones no contributivas. Ahora podrán acceder a otra prestación complementaria (hasta un máximo de un 25 por ciento de la no contributiva) si están por debajo del IRS. Así, en el caso de que perciban 301 euros mensuales podrán llegar hasta los 376 en 2007.

 

Pero, “que estas ayudas son insuficientes salta a la vista, más porque la vida cada día es más cara. Esta ley tenía que haberse hecho hace al menos diez años, porque ahora dicen los políticos que lo irán arreglando, pero la mayoría de nosotros somos mayores y no estamos para planes de futuro”, asegura Enric Soriano, de 73 años y presidente de la Asociación de Perceptores de Pensiones no Contributivas de Barcelona.

 

La ley puede beneficiar también a otras 42.800 personas que no llegan a cubrir sus necesidades básicas. Son disminuidos o mayores de 65 años que no cobran jubilación y perciben el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI), el Fondo de Asistencia Social (FAS) o el subsidio de disminuidos, pero cuyos ingresos no llegan al IRS.

 

Con los 250 euros mensuales más que podrán percibir, los beneficiarios consideran que “la ley es un paso importante, pero el nuevo Govern deberá tener en cuenta además el agravio de que partimos: un estudio reciente cuantificaba en al menos 27.398 euros anuales el sobrecoste que afronta un discapacitado en su vida diaria en Barcelona”, recordaron responsables de la Federación ECOM de discapacitados.

 

Balón de oxígeno para jóvenes

 

Otro de los colectivos beneficiados por la nueva ley es el de los menores ex tutelados, unos 550 jóvenes que ahora perciben 240 euros mensuales y en 2007 recibirán al menos 607 hasta los 21 años, un balón de oxígeno para su precaria economía. Deben ser jóvenes que hayan estado al menos tres años bajo tutela de la dirección general de Infancia y Adolescencia.

 

Por otra parte, unas 3.700 familias podrán acogerse a esta ayuda para los gastos de manutención de menores bajo tutela de la Generalitat pero que están acogidos en su propia familia, con otros familiares o con familias sin parentesco. Percibirán una ayuda que pasará de los actuales 240 0 312 euros, a los 335 euros mensuales para niños de 0 a 9 años, 355 para los de 10 a 14 y 385 para los de 15 a 18.

 

Cabe señalar, por último, que este primer paso para paliar los efectos de la pobreza en Cataluña debería ser extensible al resto de España, si se tiene en cuenta que uno de cada cinco españoles va para pobretal como recogimos en una anterior información publicada el pasado 9 de junio. La pobreza relativa afecta a unos 8 millones de personas y la severa a casi un millón y medio.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>