“Lo mejor está por llegar”, dice Obama tras su victoria: ¿lo mejor?

Tras unas maratonianas sesiones de Barack Obama y Mitt Romney en el último tramo de la campaña electoral para intentar deshacer lo que l…

Tras unas maratonianas sesiones de Barack Obama y Mitt Romney en el último tramo de la campaña electoral para intentar deshacer lo que las encuestas mostraban prácticamente como un empate en los estados indecisos y clave, finalmente Obama se ha alzado con la victoria y ha sido reelegido presidente de Estados Unidos en los comicios celebrados este martes, 6 de noviembre.

El candidato demócrata se ha impuesto al candidato republicano tanto por número de compromisarios como por voto popular, a pesar de que la noche electoral arrancó con una clara ventaja del ex gobernador de Massachussets. Así, el inquilino de la Casa Blanca ha conseguido la victoria en 25 estados, sumando un total de 303 votos electorales y más de 53 millones de votos populares.

Las victorias más importantes han sido las conseguidas en los estados clave, llamados ‘swing states‘ porque en cada elección suelen cambiar su tendencia de voto, de Colorado, Iowa, New Hampshire, Ohio, Pensilvania, Virginia y Wisconsin.

Destaca también el triunfo del presidente estadounidense en el estado de California, ya que, a pesar de que es uno de los bastiones tradicionales del Partido Demócrata, aporta 55 compromisarios al balance total.

Además, Obama ha ganado en los estados de Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Nevada, Nuevo México, Nueva York, Nueva Jersey, Maine, Maryland, Michigan, Minesota, Massachusetts, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington.

El presidente ha ganado también en el estado de Florida, donde se ha impuesto por tan solo poco más de medio punto porcentual, que era el último estado en difundir el 100% de su recuento electoral.

“Sigo creyendo en Estados Unidos”

En cuanto a Romney, se ha alzado con la victoria en 24 estados, lo que equivale a 206 votos electorales, 64 menos de los mínimamente necesarios, lo que le ha hecho perder la presidencia, aunque ha conseguido más de 52 millones de votos populares.

Además de la derrota, la nota más amarga de la noche electoral para Romney ha sido la victoria de Obama en Massachusetts, ya que, aunque estaba pronosticada, fue gobernador de este estado entre 2003 y 2007, y Boston, su capital, ha sido el lugar elegido por el candidato republicano para aguardar los resultados electorales.

No obstante, ha conseguido importantes victorias en Indiana y Carolina del Norte, otro ‘swing state‘, ya que ha conseguido cambiar la tendencia de voto de las elecciones presidenciales de 2008, en las que Obama ganó al entonces candidato republicano, John McCain, en estos estados.

También es significativo, aunque ampliamente vaticinado por los sondeos sobre intención de voto, el triunfo de Romney en el estado de Texas, en primer lugar, porque le ha dado 38 compromisarios, y, en segundo, porque le ha ayudado a consolidar el dominio republicano del sur.

Utah era otra de las plazas seguras para el ex gobernador de Massachusetts, ya que allí se concentra la población mormona de Estados Unidos y Romney llegó a ser obispo de esta confesión religiosa.

Los otros territorios que han votado por el candidato republicano son Alaska, Alabama, Arizona, Arkansas, Carolina del Sur, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Georgia, Idaho, Kansas, Kentucky, Louisiana, Nebraska, Misuri, Misisipi, Montana, Oklahoma, Tennessee, Virginia Occidental y Wyoming.

Tras conocer la victoria de su opositor, Romney ha reconocido su derrota electoral y ha felicitado al presidente Obama por su reelección.

Sigo creyendo en Estados Unidos” y “contribuiremos al bien del país”, ha manifestado en su discurso.

Por otra parte, además de las elecciones presidenciales, este martes los estadounidenses también han elegido a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a 33 de los 100 miembros del Senado.

En el ámbito legislativo apenas ha habido cambios, ya que los republicanos han conseguido mantener su mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los demócratas han hecho lo propio en el Senado, lo que hace prever otra legislatura de parálisis en el Congreso.

¿Lo mejor está por llegar?

Por su parte, el reelegido presidente ha afirmado en su primer discurso tras su reelección que vuelve a la Casa Blanca “más resuelto e inspirado”, al tiempo que ha lanzado un mensaje de esperanza de cara al futuro del país al subrayar que “aunque el camino haya sido duro, aunque el viaje haya sido largo, el país se ha levantado, ha seguido adelante, y sabe que lo mejor está por llegar”.

Además, el mandatario ha resaltado que entre los principales objetivos del país están “la reducción del déficit, establecer un nuevo código fiscal y reducir la dependencia del petróleo exterior. […] Nos habéis elegido para que nos centremos en vuestros trabajos, no en los nuestros”, ha argumentado.

“Esto no significa que vuestro trabajo esté hecho. El papel de los ciudadanos no acaba cuando se deposita el voto. Estados Unidos no trata de lo que se puede hacer por nosotros, sino de lo que nosotros podemos hacer por Estados Unidos. Ese es el trabajo de autogobierno, es el principio por el que nos fundamos”, ha subrayado Obama.

Sin embargo, cabe preguntarse qué es “lo mejor que está por llegar”, a la vista de lo acontecido en los últimos cuatro años de su mandato.

Sin ir más lejos, hace unos días el prestigioso economista Xavier Sala i Martín hacía una reflexión en su blog sobre las consecuencias del “monumental” incremento que ha sufrido el “techo de la deuda pública” en Estados Unidos desde 1980 y auguraba lo que él denomina como un “precipicio fiscal”, es decir la combinación de un duro recorte del gasto público y fuertes aumentos de impuestos, que Obama tendrá que poner en marcha a partir del 1 de enero de 2013.

Sus políticas antivida

Pero, hagamos un breve resumen retrospectivo de los últimos ‘éxitos’ de la agenda política y ética de Obama.

El pasado mes de mayo, 43 organizaciones católicas demandaron a Obama por un mandato que les obligaba a implicarse en el aborto. Varios obispos estadounidenses denunciaron los recientes juicios presentados por estas organizaciones, entre ellas las archidiócesis de Nueva York y Washington, contra el mandato abortista obligaba a estas instituciones, desde agosto de 2013, a comprar seguros de salud que incluyen la anticoncepción y fármacos abortivos, entre otros.

En septiembre de 2010 denunciábamos desde ForumLibertas.com que el reelegido presidente se había salido con la suya en el terreno de la bioética, al autorizar un primer ensayo mundial con células madre embrionarias en humanos.

Se trataba de otra más de las claves de la política antivida de Obama, que en más de una ocasión ha provocado un rechazo de los norteamericanos ante una agenda ética que ya mostraba en los primeros meses de su anterior mandato y que no comparten.

Giro hacia el homosexualismo político

Otra cuestión que preocupa a una gran parte de la opinión pública estadounidense es el “paso adelante” que Obama dio ante la inminencia de las elecciones al pronunciarse a favor del matrimonio homosexual, cuando anteriormente había mantenido sus reservas.

El pasado 9 de mayo declaraba lo que hasta entonces no había hecho ningún presidente norteamericano: “El matrimonio del mismo sexo debería ser legal” dijo en una entrevista a la cadena de televisión ABC.

“Es importante para mí, personalmente, dar un paso adelante y afirmar que las parejas del mismo sexo deberían tener derecho a poder contraer matrimonio”, añadió el presidente en la entrevista.

“He dudado sobre el matrimonio homosexual en parte porque pensaba que las uniones civiles eran suficientes y porque, para mucha gente, el término matrimonio tiene numerosas implicaciones”, añadió Obama.

Hay que recordar que la ley de Defensa del Matrimonio, aprobada en 1996 por los republicanos y rubricada por el demócrata Bill Clinton, prohíbe los matrimonios gays en un marco federal.

En esa ocasión, el aspirante republicano Romney le respondía afirmando que “el matrimonio no es otra cosa que la unión entre un hombre y una mujer”, dijo en un acto de campaña en Oklahoma.

Pocos días después, los ‘progres’ de Obama y el homosexualismo político pagaban entre 5.000 y 40.000 dólares por cubierto para ayudar a su campaña, aunque la propia madre de Brad Pitt, uno de sus apoyos en Hollywood junto a Angelina Jolie, afirmaba que no votaría a Obama por ser favorable al aborto y al matrimonio gay.

La parte oscura de la gestión de Obama en su anterior mandato también se caracteriza, por ejemplo, por el haber ganado un Premio Nobel por “sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y a la cooperación entre los pueblos”, cuando Guantánamo sigue abierto y ha incrementado el envío de tropas a Afganistán, intervenido militarmente Libia, entre otras cuestiones.

Otros claroscuros de su mandato ya se habían hecho evidentes a tan solo seis meses de ocupar la Casa Blanca.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>