Lo primero de Benedicto XVI en 2012 y lo más destacado de 2011

Benedicto XVI ha pedido en el tradicional ángelus de Año Nuevo que "brote por todas partes la justicia y la paz" y "cesen…

Benedicto XVI ha pedido en el tradicional ángelus de Año Nuevo que "brote por todas partes la justicia y la paz" y "cesen las guerras, las divisiones y las enemistades entre los hombres". Ese fue el primer mensaje del Papa en el año 2012 coincidiendo con el día en que la Iglesia celebraba la 45 Jornada Mundial de la Paz, que este año se ha celebrado bajo el lema ‘educar a los jóvenes a la justicia y la paz’.

Ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Pontífice ha recordado que la paz "nunca es un bien que se alcanza plenamente, sino una meta a la que todos deben aspirar y por la cual se debe trabajar". Por ello, ha pedido para que "a pesar de las dificultades que muchas veces hacen arduo el camino" esta "profunda" aspiración de paz "se traduzca en gestos concretos de reconciliación, de justicia y de paz".
Así, ha invitado a los responsables de las naciones a renovar "la disponibilidad y el compromiso para acoger y favorecer este anhelo insustituible de la humanidad" y ha pedido para que "el año que inicia sea un tiempo de esperanza y de pacífica convivencia para el mundo entero".
Por otra parte, Benedicto XVI ha destacado que los jóvenes "miran hoy con cierta aprensión el futuro" ante "el deseo de recibir una formación que les prepare de forma más profunda a afronta la realidad, las dificultades de formar una familia o encontrar un puesto estable de trabajo". Además, ha exhortado a la humanidad a prestar atención al deseo de los jóvenes de "contribuir de forma efectiva al mundo de la política, la cultura y la economía para construir una sociedad con un rostro más humano y solidario".
Igualmente, el Pontífice ha invitado a los cristianos, y en particular a los jóvenes,a tener "la paciencia y constancia para buscar la justicia y la paz y cultivar el gusto por lo que es justo y verdadero". Finalmente, ha felicitado el año nuevo en francés, inglés, español, italiano y polaco.
Lombardi hace balance del año 2011 del Papa
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, en una entrevista a Radio Vaticano ha pasado revista a la ingente actividad del Santo Padre en el año 2011.
Hablando en primer lugar de los viajes, el director de la Oficina de Prensa subrayó que el viaje a Alemania, en el mes de septiembre, reflejó la preocupación del Papa por hablar de Dios y de su primado en la sociedad de hoy, muy secularizada, sobre todo en el contexto europeo. En cambio, la visita papal a España durante las Jornadas Mundiales de la Juventud se caracterizó por "la gran experiencia de la vitalidad de la fe y de su futuro". En Benin, Benedicto XVI firmó la exhortación apostólica post-sinodal ‘Africae Munus’ tratando con amplitud de horizontes los problemas del continente africano e "indicando con confianza los motivos de esperanza realista para enfrentarse a ellos reconociendo la dignidad de los africanos".
Otra cita clave fue el encuentro interreligioso de Asís, celebrado en octubre, y centrado en la "búsqueda de la verdad". En el encuentro participaron no sólo representantes de diversas confesiones sino también "sinceros buscadores de la verdad aunque no se reconozcan en Dios".
Entre los documentos de 2011 hay que citar el Motu Proprio "Porta Fidei" con el que el Santo Padre convoca, a partir de octubre de 2012, el "Año de la Fe". Una iniciativa ligada a uno de los grandes temas del pontificado, la nueva evangelización.Asimismo hay que recordar la Misa por el bicentenario de la independencia de diversos países latinoamericanos durante la cual el Papa anunció su próximo viaje a Cuba y México.
Todos los años en la época navideña el Santo Padre lleva a cabo visitas de solidaridad. La de este año fue a la cárcel romana de Rebibbia. El Papa contestó con espontaneidada las preguntas de los reclusos. El encuentro puso de relieve "cómo la Iglesia , aunque deje a la sociedad civil las responsabilidades de orden legislativo y organizativo de problemas dramáticos como la justicia y las cárceles puede dar un mensaje muy fuerte por cuanto concierne a la reconciliación, a la esperanza dereinserciónen la sociedad".
En 2011 el Papa habló en conexión con los astronautas de la estación espacial internacional, "demostrando así, con gran alegría y disponibilidad, la amistad de la Iglesia por la investigación científica y técnica puesta al servicio del bien y de la humanidad". La beatificación de Juan Pablo II fue otro de los eventos multitudinarios de 2011 que "movilizó a la Iglesia universal" y se vivió con "enorme alegría".
También este año se publicó la segunda parte de la obra de Joseph Ratzinger Jesús de Nazaret, dedicada a la muerte y resurrección de Cristo. Sin embargo, el padre Lombardi espera que Benedicto XVI escriba "una tercera parte, dedicada a la infancia, para completar esta presentación […] viva de Jesús para nosotros, para nuestros días".
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>