Lo que se ha dicho sobre el fin del mundo el ‘día del fin del mundo’

La llegada del fin del mundo supuestamente anunciada por el calendario maya ha generado un sinfín de informaciones en todos los medios de comun…

La llegada del fin del mundo supuestamente anunciada por el calendario maya ha generado un sinfín de informaciones en todos los medios de comunicación, tanto en prensa escrita o digital como en los medios audiovisuales y redes sociales. Hasta tal punto, que incluso la NASA salió al paso del anunciado apocalipsis y, obviamente, desmintió que ese fatal desenlace se fuera a producir este viernes, 21 de diciembre de 2012, aunque, eso sí, sugirió que podría suceder en 2087.

En cualquier caso, el impacto en los medios sobre ese supuesto fin del mundo ha sido una constante y, evidentemente, ForumLibertas.com no podía ser una excepción. Nuestro diario digital incluso se convirtió el día anterior al ‘fin del mundo’ en el diario de referencia en lengua española sobre el tratamiento informativo de esta efeméride maya.

Hay que recordar que, según el calendario maya, una era se compone de 13 ciclos y concluye cada 5.125 años, por lo que en 2012 finaliza la actual era que comenzó en el año 3.118 a.C.

Así, este jueves una noticia de este diario digital era la primera entrada en Google como respuesta a la búsqueda de ‘fin del mundo’. Y, al cierre de esta edición, ForumLibertas.com sigue apareciendo entre las cinco primeras entradas del buscador por excelencia.

Pero, ¿qué más se ha dicho en los medios durante las primeras horas del día del supuesto fin del mundo? A continuación hacemos un breve resumen de las noticias aparecidas en algunos medios digitales.

Para la Biblia, el fin del mundo no tiene fecha

Una de las informaciones difundidas este viernes por Europa Press constataba que ‘El Apocalipsis no tiene fecha’. Y es que, el Apocalipsis recogido en la Biblia no tiene "ni día ni hora" a diferencia de profecías como la maya, según la cual, este 21 de diciembre se cumplirá un fin de ciclo de 5.125 años y que se ha identificado con el fin del mundo, tal como han explicado los expertos de la Universidad de Navarra Juan Chapa y Pilar Latasa.

El profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, Juan Chapa, ha defendido que, siguiendo las palabras de Jesucristo, no se conoce la fecha del fin del mundo aunque, según ha indicado, cuando llegue el momento no será algo "terrorífico" sino una renovación con motivo de la segunda venida de Jesús.

Chapa ha admitido que todo lo desconocido es "causa de temor" pero ha asegurado que, para el cristiano, el fin del mundo "no supone una destrucción total" pues cree en una vida eterna. Para alcanzarla, según ha precisado, hay que "obrar el bien y evitar el mal" porque, al final, Dios juzgará a cada uno según sus obras.

No obstante, el profesor de Teología ha afirmado que no hay ningún signo bíblico que indique que esté cerca el fin de mundo y que, mientras tanto, según dice la Biblia, hay que "predicar el Evangelio y estar vigilantes". En todo caso, admite que, en situaciones de crisis, es "más comprensible" que tomen fuerza premoniciones sobre el fin del mundo "porque la gente tiene ganas de que esto se arregle".

Además, ha apuntado que, durante el camino de estos "últimos tiempos" -entre la venida de Jesucristo y el fin del mundo-, la Biblia explica que habrá "una tensión, un combate entre los hijos de las tinieblas y los hijos de la luz", un lenguaje del Apocalipsis que puede traducirse como "la lucha entre el bien y el mal", donde el mal, en el fondo, son "los proyectos políticos e ideológicos que rechazan a Dios y que quieren sustituir a Dios en esta tierra".

"En el Apocalipsis se dice que todos esos poderes, como era entonces el Imperio Romano, que quieren sustituir a Dios parece que están muy activos ahora pero al final acabarán, pasarán y Dios triunfará, ese es el mensaje de consolación del Apocalipsis", ha precisado.

Lo que dicen los herederos de los mayas

Por su parte, la profesora de Historia de América en la Universidad de Navarra, Pilar Latasa, ha explicado que, según el doble calendario solar y lunar que utilizaban los mayas -adelantados de su época en lo que a astrología se refiere-, este viernes acabaría un ciclo de 5.125 años, coincidiendo con el decimotercer baktúm -medida equivalente a 150 años-, lo que no significa que se acabe el mundo.

Según ha puntualizado, los mayas (200 a 900 d.C.), al igual que otras culturas precolombinas, tenían una visión cíclica del tiempo que lo que significaba para ellos es que había habido ciclos de tiempos anteriores pero el final de un ciclo "no significaba propiamente el fin del mundo sino el comienzo de un cambio".

Latasa ha apuntado que, según los herederos de los mayas, los habitantes de lo que es actualmente la península de Yucatán -entre México y Guatemala-, el final de este ciclo supondrá una renovación o, dándole un carácter más político, el comienzo de una era en la que se considerarán finalmente los derechos de los indígenas. No obstante, advierte de que estas aproximaciones no dejan de ser "elucubraciones" en la medida en que la cultura maya desapareció hace mucho tiempo.

Atracción para turistas y curiosos

Lo que sí ha provocado el anuncio del fin del mundo ha sido un alud de turistas y curiosos que, mediante danzas, rituales y espectáculos de luces, protagonizan las celebraciones en México del fin del ciclo de la cuenta larga de los mayas de 5.200 años, que mantiene al mundo expectante bajo la visión apocalíptica que podría significar ‘el fin del mundo’.

Chichén Itzá, uno de los principales vestigios arqueológicos de los mayas ubicado en el estado mexicano de Yucatán es uno de los sitios que desde este jueves se vio a reventar de turistas que llegaron a recargar sus energías con motivo del cambio de era. "Voy a estar sentada acá aproximadamente cuatro horas hoy, recibiendo el nuevo sol, mañana estaré todo el día", afirmó a la turista estadounidense Kimberly Kaplan mientras meditaba frente al Castillo o templo de Kukulcán de Chichén Itzá, según informa La Vanguardia.

Mayas liderando grupos espirituales que vistieron atuendos con grandes plumas en su cabeza, taparrabos y cascabeles en los pies también se vieron en el complejo arqueológico, que reforzó su seguridad para evitar emergencias que eventualmente puedan generar personas que estén convencidas que el fin del mundo llegará.

"Espero que no ocurra nada, mañana probablemente estaremos en la playa y dejaremos que al menos que el sol brille en nuestro abdomen", aseguraba una turista proveniente de Berlín.

A Chichén Itzá llegaron cientos de turistas provenientes del mundo. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) prevé que entre el jueves y viernes se sobrepase la cifra de 5.000 visitantes diarios durante la temporada alta de vacaciones a la zona arqueológica. En el sitio arqueológico de Uxmal, también en Yucatán, el tradicional show de luz y sonido con que se despiden las tardes se encargó de decir adiós al último día del baktun 13 de los mayas

Despido al quinto sol

Por su parte, los líderes espirituales de los pueblos descendientes de la milenaria cultura maya han celebrado en Guatemala el fin del 13 Baktún de los mayas, el fin de un ciclo solar de 5.200 años previsto en el calendario maya y con el que despiden al quinto sol y comienza una nueva era. Muchas personas han interpretado erróneamente este cambio de ciclo como una supuesta profecía del fin del mundo, algo desmentido por los propios mayas y por la comunidad científica.

El hecho ha atraído una oleada de visitantes sin precedentes. En los centros de Kaminal Juyú, en la capital, en Zaculew, la capital del Reino Mam en Huehuetenango (noroeste) y en Tikal, la imponente metrópoli maya en Petén (norte) comenzaron hoy las ceremonias para recibir mañana al Oxlajuj Ak’abal (nuevo amanecer).

Cientos de personas se agolpan para poder ingresar a los centros ceremoniales por la gran expectativa que se ha creado por el fin del 13 B’aktun, sobre todo en Tikal, que será el escenario principal de las actividades encabezadas por el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Un refugio innecesario

Sin embargo, a pesar de lo incierto de la interpretación catastrófica del calendario maya para esta fecha clave del 21-12-2012, los adeptos a las teorías apocalípticas vinculadas al supuesto fin del mundo que preconiza el calendario maya estaban convencidos de que el pico de Bugarach, una cumbre de 1.231 metros situada en el sur de Francia, escaparía al cataclismo que iba a contecer en la Tierra este 21 de diciembre.

Nadie sabe dónde surgió la teoría que circulaba por páginas web de todo el planeta, pero el interés que despertó entre iluminados de todas las latitudes ha trastornado la vida de la pequeña aldea situada a los pies de esa cumbre, donde hay censadas 188 personas.

"No sé cuánta gente vendrá. Igual me tengo que comprar una bola de cristal para predecirlo", bromeaba hace unos días el alcalde de la localidad, Jean-Pierre Delord, quien lanzaba un mensaje claro: "¡Que no vengan!, la montaña estará cerrada y hará mucho frío", dice.

Las autoridades francesas, que desde hace dos años se preocupaban por la magnitud del rumor y la más que posible llegada de extranjeros para el próximo solsticio, decidieron recientemente prohibir el acceso al supuesto refugio apocalíptico en la fecha señalada para evitar problemas de orden público.

"Esperamos algunos iluminados, algunas personas que creen en ese fin del mundo, pero en un número extremadamente limitado. Esperamos más bien curiosos en cantidades imposibles de determinar" y "sobre todo, muchos periodistas", precisaba el prefecto.

El pequeño pueblo, a los pies del pirenaico macizo de Corbières, había sido objeto en el pasado de rocambolescas teorías sobre el Santo Grial y los visigodos o sobre el tesoro de los templarios, escondido en unas ruinas cercanas al inquietante macizo calcáreo, emplazado sobre una antigua lámina jurásica.

Otros creían que la montaña, localizada a unos 60 kilómetros de Perpiñán, serviría de pista de aterrizaje para una nave nodriza extraterrestre que salvará de la hecatombe terrestre a unos cuantos elegidos.

El fin del mundo, al ritmo de ‘The End’

El fenómeno sobre las teorías del fin del mundo también ha llegado al mundo de la música. Así, si el fin del mundo supuestamente pronosticado por la profecía maya se hubiera producido este viernes hubiera sonado al ritmo de The Doors y su ‘The End’. Esta es la banda sonora para el apocalipsis elegida a través de la iniciativa de National Geographic Channel y el servicio de música digital Spotify.

El concurso, que incluía al documental ‘Evacuar la Tierra’, que el canal ofrecía este viernes, se ha prolongado durante cinco semanas y ha contado con más de 10.000 participantes, que han ido depositando sus propuestas musicales para el apocalipsis en la página web del canal.

Cada semana, se han publicado las canciones más solicitadas por los usuarios, hasta configurar la lista final, en la que además de ‘The End’, la ganadora, hay otros temas legendarios del pop rock, como ‘The Final Countdown’, de Europe; ‘Viva La Vida’, de Coldplay; ‘I Dont Want To Miss A Thing’, de Aerosmith o ‘Its the End of the World As We Know It (And I Feel Fine)’, de R.E.M.

Queen entraba en la lista con dos de sus éxitos, ‘The Show Must Go On’ y ‘Bohemian Rhapsody’, y John Lennon figuraba entre los finalistas con su inmortal ‘Imagine’. Otras canciones incluidas eran ‘Última noche en la tierra’, de La Musicalité; ‘Requiem for a Dream’, de Lux Aeterna – The London Ensemble; ‘In the End’, de Linking Park; ‘Highway To Hell’, de AC/DC, o ‘Gangnam Style’, de Psy.

Destacaban también la presencia en la lista final de dos temas corales de la música clásica. Es el caso del famoso fragmento de ‘Carmina Burana’ de Carl Off titulado ‘O Fortuna!’ y el ‘Lacrimosa’ de la misa de Réquiem que W.A. Mozart dejo inacabada antes de morir en 1791.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>