Lo que ve Zapatero no es lo que ven los mercados: España, la cuarta economía más endeudada del mundo

Se argumenta en más de una ocasión desde fuentes próximas al Gobierno, e incluso en boca del propio José Luis Rodrí…

Forum Libertas

Se argumenta en más de una ocasión desde fuentes próximas al Gobierno, e incluso en boca del propio José Luis Rodríguez Zapatero, que el problema que España está teniendo con los mercados y la negativa consideración que la deuda española y la prima de riesgo tienen entre los analistas económicos no es razonable, ya que la deuda pública española es relativamente baja

Sin embargo, lo que ve Zapatero no es lo mismo que ven los mercados. Y lo que ven los mercados no es sólo la deuda de las Administraciones públicas, que ya es mucho ver, sino el conjunto de la deuda española en la que hay que incluir la deuda de las empresas y de las familias, que en su conjunto está a unos niveles altísimos.

Así, si se contempla ese conjunto de deuda pública y privada, España ya es la cuarta economía más endeudada del mundo, con un nivel de deuda global 355% en relación a su PIB nominal, según advierte un estudio del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

Los datos del BIS constatan que sólo Japón (456% del PIB), Portugal (366%) y Bélgica (356%) tenían a finales de 2010 un mayor nivel de deuda que España, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir de una información sobre el estudio publicada por elconfidencial.com.

Hay que resaltar que por detrás del nivel de España se encuentran países a los que históricamente se les ha considerado como de elevado endeudamiento, como es el caso de Estados Unidos (268% del PIB), Reino Unido (322%) o incluso Grecia, ahora en boca de todos, cuya deuda pública y privada equivale a un 262% de su PIB, es decir 93 puntos de PIB menos que España.

Por encima de los umbrales de peligro

Cabe recordar que, según los cálculos de los responsables del Banco de Pagos Internacionales, por cada diez puntos que aumenta la deuda pública por encima del 85% del PIB la actividad económica se contrae en un 10% por cada punto porcentual de crecimiento.

Al mismo tiempo, el umbral de peligro para la deuda corporativa se sitúa a partir del 90%, y su impacto es la mitad de grande que en el caso de la deuda pública. Por su parte, para la deuda de las familias la luz roja se enciende a partir del 85%, y aunque el impacto es “impreciso”, se considera que es importante.

En el caso de España, tanto la deuda de las empresas como la de los hogares se sitúa claramente por encima de esos niveles, mientras que la deuda pública se acerca, aunque todavía con amplio margen de maniobra (2011 finalizará, según las previsiones del Gobierno, con alrededor del 68% del producto interior bruto).

Rápido endeudamiento

Además, otro de los indicadores analizados en el cuadro, el que corresponde a la evolución que ha seguido la deuda de los países en los últimos años, muestra que sólo Portugal (115%) y Reino Unido (99%) se han endeudado en la última década más que España (97 puntos de PIB).

Ahora bien, si se agregan los resultados de las dos décadas anteriores, el resultado es que España se ha endeudado en los últimos 30 años en una cifra equivalente a 182 puntos de PIB. O, lo que es lo mismo, casi dos veces de la riqueza que es capaz de generar este país en un año.

Se ha pasado del 172% al 355% del PIB, lo que indica claramente la rapidez con que se ha endeudado España y, por lo tanto, que ha vivido por encima de sus posibilidades, es decir de lo que es capaz de producir.

Los datos del informe de BIS concluyen advirtiendo que “cuanto más grande sea la deuda”, el ajuste del gasto público “será más duro”, sobre todo en un contexto de envejecimiento de la población que supondrá necesidades adicionales, en particular en pensiones y sanidad.

Los datos del Banco de Pagos Internacionales fueron presentados a finales de agosto en el seminario anual que organiza en Jackson Hole (EE. UU.) la Reserva Federal de Kansas City, y que viene ser el Davos de las autoridades monetarias de medio mundo. Ha sido elaborado por los economistas Stephen G. Ceccetti (jefe del departamento monetario del BIS), M. S. Mohanty (responsable del departamento macroeconómico) y Fabrizio Zampolli (economista senior del BIS), lo que da idea de su autoridad.

Zapatero, en las “nubes”

Mientras tanto, Zapatero afirmaba este miércoles, 14 de septiembre, que este tercer trimestre se crecerá de forma “similar” al crecimiento del anterior, es decir un 0,2% en tasa intertrimestral. Según el presidente, el Gobierno entiende que la economía seguirá en una senda de recuperación “leve” con esas tasas de crecimiento.

Pero, crecer al 0,2% es moverse entre la pobreza y la miseria, si se considera que sólo se empieza a generar empleo cuando se crece entre el 2% y el 2,5%.

Así, la mezcla de este bajísimo crecimiento y el gran y rápido endeudamiento de la deuda pública y privada de España, pone a este país en el punto de mira de los mercados y genera una duda razonable, lo quiera Zapatero o no, sobre la capacidad de España de devolver los créditos. Al menos mientras las empresas y las familias no encuentren la fórmula para reducir el endeudamiento, lo que equivale a una drástica disminución de renta.

En ese sentido, las afirmaciones de Zapatero le sitúan como en una nube, esa nube a la que se refirió este miércoles, citando una greguería de Ramón Gómez de la Serna, al ser preguntado sobre su retiro dorado. Su respuesta define también su inexplicable optimismo sobre la situación económica de España: “el mejor destino es el de supervisor de nubes acostado en una hamaca”.

Hazte socio

También te puede gustar