Los 5 puntos clave del acuerdo entre Turquía i la UE para frenar el flujo de refugiados

La reubicación de refugiados, la seguridad de los países, la comprensión económica en Turquía y las políticas de los visados han sido los principales acuerdos del pacto

Los líderes de la Unión Europea ya han llegado a un principio de acuerdo sobre las nuevas reclamaciones de Turquía para frenar el flujo de refugiados irregulares que están entrando en Europa (no sólo sirios, sino inmigrantes de todas las nacionalidades). Se pondrá en marcha un programa para deportar al país turco “todos los inmigrantes” (incluso los demandantes de asilo sirianos) que lleguen a la UE a través de este país. A cambio, los estados miembros tendrán que reubicar un nombre equivalente de refugiados asentados ya en Turquía.

En los próximos días se acabarán de elaborar los detalles del acuerdo, con el objetivo de concretar su contenido en la próxima cumbre europea, prevista para los días 17 y 18 de marzo. Así lo ha anunciado el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en una rueda de prensa, junto con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Después de 12 horas de negociación, estos son los principales puntos que se han sacado, y que según los líderes europeos, se aplicará a partir de hoy

1. No se reubicaran los inmigrantes que vengan a través de la actividad de las mafias

La cancillera alemana, Angela Merkel, ha advertido en una rueda de prensa al final de la cumbre que todos los inmigrantes que lleguen “de manera ilegal” a Grecia “no serán parte del programa de reubicación”, hecho que limitará mucho sus posibilidades de recibir asilo a la UE. El objetivo es combatir la actividad de las mafias que trafiquen con inmigrantes y dejar claro que sólo será posible quedarse en la UE si se llega por vías legales de entrada.

Muchos refugiados mueren en el mar Egeo, donde las mafias tiene su gran actividad.

Muchos refugiados mueren en el mar Egeo, donde las mafias tiene su gran actividad.

Para el primer ministro turco, “nuestro objetivo es desincentivar la inmigración ilegal y evitar la actividad de las mafias. También es un objetivo humanitario, no queremos ver más mujeres y niños muriéndose en nuestros mares”.

2. Turquía, país seguro

Para que la devolución de un demandante de asilo a un tercer país sea compatible con el derecho internacional, hace falta que éste país, Turquía en éste caso, sea considerado ‘país seguro’. Se trata de una nación que “no existe como posibilidad” en el ámbito de la UE, pero que sí que se da en el ámbito bilateral en el caso de las relaciones entre Grecia y Turquía.

Según Juncker, “es una mesura legal”, y ha explicado que la directiva de asilo recoge la posibilidad de “no atender” una solicitud de asilo si el demandante llega desde un tercer país considerado “seguro”, como es el caso de Turquía para Grecia. Con todo, ha apuntado que Turquía tendrá que proceder a ciertas “modificaciones en su legislación” para cumplir con ésta noción.

Centenares de refugiados sirios salta la valla de Turquía para huir del Estado Islámico.

Centenares de refugiados sirios salta la valla de Turquía para huir del Estado Islámico.

Juncker ha aclarado que la normativa europea sobre procedimientos de asilo abre la puerta a soluciones de este tipo. Además, por cada sirio que Turquía readmita desde Grecia, otro siriano será reubicado a los estados miembros de la UE desde Turquía.

3. Desembolsar 3.000 millones en Ankara

Otro de los compromisos que ha tomado la Unión Europea ha cambio de las “concesiones” turcas es la de desembolsar antes de finales de marzo 3.000 millones de euros para ayudar Ankara a atender a los más de 2,7 millones de refugiados, del 2016 y el 2017, que tienen y tendrán en su territorio, y apunta la posibilidad de sumar a estos esfuerzos “fondos adicionales”. La propuesta turca, abonada por Alemania, Países Bajos y Bruselas, apuntaba la necesidad de 3.000 millones más para el 2018, aunque esta cifra no ha quedada recogida en el texto final.

La UE dará 3.000 millones de euros para ayudar Ankara con los refugiados.

La UE dará 3.000 millones de euros para ayudar Ankara con los refugiados.

Sobre este asunto, Davutoglu ha subrayado que “Turquía no pide dinero a nadie”, y que los fondos que reclaman son para los refugiados que están en los campamentos del país, los cuales el Gobierno turco ya ha destinado “10.000 millones de dólares”.

4. Acabar con la política de visados

Los compromisos esbozados en la declaración de la cumbre recogen, a la vez, la disposición para “acelerar” el hoja de ruta para retirar la exigencia de visados a los nacionales turcos “como muy tarde a finales de junio de 2016”, y no el octubre como se preveía inicialmente. En referencia a éste punto, el presidente francés, François Hollande, ha avisado que para acabar con la política de visados hace falta que “se respeten los criterios (exigidos), y son 72”.

5. Avanzar en la integración de Turquía en la UE

El representante turco ha querido ver el resultado de esta cumbre como la prueba de progreso en la “integración” de Turquía en la UE, y a la vez ha apuntado el compromiso de la UE de acelerar el proceso para abrir nuevos capítulos en las negociaciones de adhesión. Y de hecho, los socios europeos han asegurado que prepararan “lo más pronto posible” la apertura de cinco capítulos nuevos en el proceso de adhesión de Turquía en la UE.

Turquía está cada vez más cerca de ser miembro de la UE.

Turquía, cada vez más cerca de ser miembro de la UE.

No se alude el respeto por la libertar de prensa en Turquía

La declaración, aun así, apenas alude la preocupación por el respeto de la libertar de prensa en Turquía, después que el Gobierno interviniera el viernes pasado al diario más vendido del país, ‘Zaman’, por sus presuntos lazos con Fetulá Gulen, principal rival del presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Bélgica e Italia han reclamado durante las negociaciones del lunes que el documento fuera crítico con las obstáculos de Ankara a la libertar de expresión, pero finalmente el texto se limita a indicar que los mandatarios europeos “también han discutido sobre la situación de los medios” con Davutoglu.

En la conferencia de prensa y en presencia del primer ministro turco, Tusk ha estado un poco más preciso cuando ha declarado que la UE “no puede seguir indiferente delante de las preocupaciones para lo que pasa en Turquía” y ha reiterado la defensa de la libertad de expresión. El presidente del Consejo también ha apuntado que el respeto de la libertad de prensa y de expresión “siguen siendo una condición” en el proceso de adhesión al club comunitario, “y no cambiará”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>