Los adolescentes son cada vez más miopes y desde más jóvenes

Los nativos digitales están alcanzando unos niveles preocupantes, ya que seis de cada diez jóvenes son miopes

Los nativos digitales son más miopes y desde más jóvenes que las generaciones anteriores. En concreto, los nacidos entre el 2000 y el 2005 tienen en promedio media dioptría de miopía más a sus 12-17 años que el promedio de los universitarios (18-27 años), y además esa miopía (dificultad para ver con claridad objetos lejanos) les aumenta de forma mucho más acelerada. Así se desprende del informe Prevalencia de la miopía en los jóvenes en España 2018 que ayer presentó la asociación Visión y Vida, integrada por ópticos, oftalmólogos, ingenieros y otros profesionales interesados en la mejora de la visión.

Tras revisar una muestra de 6.000 personas nacidas entre 1990 y el 2005, los expertos concluyen que las tasas de miopía están alcanzando unos niveles preocupantes, ya que seis de cada diez jóvenes son miopes, con una mayor prevalencia en el caso de las mujeres. Y relacionan este aumento con una mayor utilización de la visión próxima y un estilo de vida más sedentario durante la infancia derivado del uso generalizado de pantallas –móviles, ordenadores, videoconsolas, etcétera–. Según los datos recabados por Visión y Vida, siete de cada diez jóvenes pasa menos de una hora al día en el exterior, realizando actividades al aire libre, y la mitad usa su móvil entre 4 y 8 horas diarias, a las que suma el tiempo dedicado al ordenador, a la lectura o al estudio sobre papel, que también trabajan la visión próxima.

El informe se basa en el seguimiento de niños y jóvenes durante cinco años –del 2012 al 2107–, y revela que la generación de los nacidos entre el 2000 y el 2005, que en el 2012 tenían entre 7 y 12 años, ya presentaba entonces la misma miopía que los nacidos entre 1990 y el 2000, es decir, que quienes tenían entre 12 y 22 años. Y cinco años después, en el 2017, en el grupo más joven la miopía no sólo había aumentado en graduación sino que a los 12-17 años superaba, en promedio, los valores de la generación anterior, de los que tenían entre 18 y 27 años. “Siendo más jóvenes ya acumulan en promedio media dioptría más, y hay que tener en cuenta que la miopía, probablemente, seguirá desarrollándose durante toda su etapa universitaria”, enfatiza el informe.

Los expertos subrayaron la importancia de que tanto los afectados como las autoridades sanitarias tomen conciencia de los riesgos asociados a este incremento de la miopía a edades tempranas. Explicaron que si esas miopías siguen desarrollándose sin un control, en muchos casos llegarán a niveles de riesgo (más de seis dioptrías) y causarán patologías en la edad adulta. “El 40% de los miopes de más de ocho dioptrías corre el riesgo de sufrir patologías en la zona central de su retina; por ejemplo, el 60%-70% de pacientes con desprendimiento de retina son miopes, y el 20% de los casos de cataratas en edades más jóvenes derivan de una alta miopía”, indicó Mercè Morral, oftalmóloga especializada en córnea y cirugía refractiva del IMO (Instituto de Microcirugía Ocular).

Lejos de alarmar a los afectados, los especialistas indicaron que reduciendo la progresión de la miopía en la mitad de los pacientes se evitaría que el 90% de los actuales miopes llegue a niveles de riesgo. Y explicaron que hay sistemas, como las lentes de ortoqueratología, que frenan el crecimiento de la miopía en un 41% de promedio. Se trata de unas lentillas que se usan durante la noche para contrarrestar la deformación del ojo y que la persona disfrute de buena visión durante el día, y que son especialmente efectivas en niños, cuando comienza a avanzar la miopía.

Los especialistas también remarcaron la necesidad de enseñar a los más jóvenes a cuidar su visión realizando al menos dos horas diarias de actividad al aire libre, descansando más a menudo de las pantallas, usando gafas de sol y restringiendo el azúcar y las grasas de su alimentación. Añadieron que en el mercado también hay tratamientos de terapia visual para controlar el desarrollo de la miopía y operaciones de cirugía refractiva para corregir la graduación, si bien advirtieron que esta cirugía no controla o protege al ojo miope de las lesiones que puede provocar en la retina y otras estructuras el tener el ojo más largo de lo normal.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>