Los aforismos de Jorge Wagensberg como excusa. Un relato desde la fe y la razón (II)

Para Wagensberg la religión es siempre mala. Para la razón es todo lo contrario

Wagensberg

Como buen ateo cree con fe absoluta que la religión es intrínsecamente mala, de ahí que cierre su introducción con una muy usada cita de otro militante del ateísmo agresivo, Steven Weinberg. Tan tópica es que figura en la breve biografía de este físico en Wikipedia, donde queda claro que la religión provoca que la gente buena haga cosas malas. Creo que se podría decir lo mismo del ateísmo, pero no como frase pretendidamente ingeniosa sino por la evidencia de los hechos y los datos, y sin necesidad de recurrir a diacronías históricas (las clásicas son las cruzadas y la Inquisición). Concreto: todos los regímenes políticos ateos han sido brutalmente asesinos, genocidas con su propia población. La URSS, China, Camboya, Albania, Cuba, la mayoría de los regímenes comunistas, en definitiva, junto con la Alemania Nazi. En contrapartida, los regímenes más benéficos, los europeos, surgen de culturas cristianas, que en aspectos determinantes, como la economía social de mercado, se basan en el desarrollo y aplicación de la doctrina social de la iglesia. La reconciliación europea, los “gloriosos treinta 1945-75” que fundamentan el estado del bienestar tienen en su iniciativa a grandes políticos cristianos, Adenauer, De Gasperi, Schuman; tan cristianos que dos de ellos están en proceso de beatificación.

Tercera razón objetiva: las prácticas que se derivan de la religión cristiana como una ética de la virtud, o el concepto de familia, aportan resultados objetivamente superiores a la sociedad y a la vida de las personas. Véase por ejemplo el estudio de Fernando Pliego Carrasco “Familias y Bienestar en Sociedades Democráticas”. Catorce funciones del crecimiento y bienestar económico se maximizan socialmente en el modelo de comportamiento y familia que propone la Iglesia. Una Nueva Teoría de la Familia

Cuarta razón: la Iglesia Católica es con diferencia la ONG más grande del mundo en personas y situaciones atendidas, universalidad y voluntariado; desconozco la asociación atea equivalente. Y para no extenderme más, creo, por último, que es incuestionable que el Papa es una referencia moral para las gentes del mundo del siglo XXI. Para una religión “hacedora de cosas malas”, no está nada mal.

Y cerrada la introducción vamos a por los aforismos.

Aforismos del 1 al 5. En ellos intenta definir la religión como una creencia basada en un conjunto de normas. Es un error y no pequeño. Wagensberg confunde la naturaleza religiosa con algunas de sus consecuencias. La religión, dejemos hablar a Zubiri, es sobre todo un vínculo y la trascendencia que el mismo genera con el ser fundamental de la existencia. El alcanzar y practicar esta trascendencia implica unas pocas o muchas normas, pero ellas no son la naturaleza de la religión, de la misma manera que la lluvia no es la naturaleza de la nube. Lo que sucede es que a Wagensberg, a pesar de que debe haber leído ese gran autor judío que es San Pablo, tiene interés en remarcar la norma y el control con el que quiere connotar a la religión, en lugar de la paulina condición de libertad y conciencia que reclama el cristianismo.  Pequeñas estratagemas de un pequeño discurso ateo. Pretende más, con los aforismos 3, 4 y 5 persigue conducir a la religión al mismo común denominador del estalinismo y el nazismo, porque como ellos -según él- pretenden “regular los comportamientos humanos”.  No sé por qué se queda en aquellas dos malsanas ideologías. Con otros medios todos persiguen ese fin, empezando por el estado (liberal) y sus infinitas normas conductuales, o la perspectiva de género, para citar una ideología de nuestros días. La diferencia es que todas estas estructuras y significantes persiguen imponerse desde fuera del sujeto. La religión, es decir, la vinculación con Dios, el ser fundamental de la existencia, surge y necesita de la conciencia y se basa en el amor, sobre todo en nuestra religión próxima y fundamento de nuestras raíces, la cristiana. De ahí la importancia que Tomáš Masaryk concede a la religión a pesar de que este político liberal (y sobre todo filósofo), el primer presidente de Checoslovaquia, se adscribe más al teísmo protestante que no acepta la revelación y la mística. A pesar de ello, la defensa del hecho y la conciencia religiosa fue uno de sus caballos de batalla filosófico y político, precisamente debido a considerar que solo la conciencia religiosa posee el modo de libertad interior, que es la última garantía contra las ideologías que persiguen el control humano. La lectura secular de la tradición martirial cristiana responde exactamente a aquel hecho, que es también la característica de los primeros cristianos, que violenta al estado romano y es el motivo de su discriminación y sucesivas persecuciones. La realidad histórica nos muestra exactamente todo lo contrario de lo que intenta colarnos Wagensberg.  En realidad y trasladándonos a la actualidad, podemos encontrar un razonamiento favorable a la religión en el último Habermas que afirma “las fuentes religiosas del sentido y la motivación como aliados indispensables para combatir las fuerzas del capitalismo global siguen siendo fuente importante de valores que nutren la ética de la ciudadanía multicultural y fomentan la solidaridad y el respeto a todos” (P14 y 15 El Poder de la Religión en la esfera pública). Esto es más reciente, pero Habermas ya escribió en 1978, con motivo del ochenta cumpleaños de Gershom Acholen “Entre las sociedades modernas solo aquella que pueda introducir contenidos esenciales de las tradiciones religiosas -que salen de lo meramente humano en los recintos de lo profan-o podrán salvar también la sustancia de lo humano” (Politik, Kunst, Religión, Essays, über zeitgenóssische Philosophen. Sttugard 1978).  Y es que en realidad no es fácil ser ateo, atribuir todo lo malo a la religión y, encima, querer tener razón.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>