Los argumentos del gobernador de Nueva Jersey para vetar la legalización del ‘matrimonio’ gay

El pasado 13 de febrero, el Senado del Estado de Nueva Jersey aprobó una ley de redefinición del matrimonio que legalizaba el contra&iac…

El pasado 13 de febrero, el Senado del Estado de Nueva Jersey aprobó una ley de redefinición del matrimonio que legalizaba el contraído entre personas del mismo sexo. La ley se aprobó por 124 votos a favor y 13 en contra. Veinticuatro horas después, la Cámara de Diputados adoptó la misma ley por 42 votos contra 33.

Sin embargo, el siguiente viernes, día 17, el gobernador del Estado, el republicano y católico Christopher James Christie, vetó la legalización del ‘matrimonio’ gay. “Me atengo a lo que siempre he dicho desde que el proyecto de ley fue presentado al legislador: para un problema de tal magnitud y tan importante, que requiere una enmienda a la Constitución (de Nueva Jersey), es el pueblo de Nueva Jersey quien debe decidir”.

Ante este planteamiento, es poco probable que las dos Cámaras puedan reunir un quórum suficiente para anular el voto del gobernador de Nueva Jersey. Así, la ley de redefinición del matrimonio deberá ser sometida a referéndum en noviembre próximo.

Hay que resaltar que no se puede definir precisamente al gobernador ‘Chris’ Christie como homófono, ya que él apoyó y apoya el equivalente de los PACS (Comités de Acción Política) dentro del Estado. En ese sentido, cabe recordar que los defensores del matrimonio tradicional estaban preocupados el mes pasado por el nombramiento a la Corte Suprema del Estado de un juez abiertamente homosexual, Bruce A. Harris.

Sin embargo, Harris se comprometió junto a Christie a recusar la cuestión del matrimonio homosexual si venía a ser tratada en última instancia ante la instancia judicial suprema de New Jersey.

Por otra parte, los datos sobre las tendencias de los votantes de Nueva Jersey acerca del ‘matrimonio’ homosexual son confusos y contradictorios. En 2009 la opinión era más bien hostil: el 49% en contra, el 46% a favor.

Pero, a principios de este año, la tendencia parecía haberse invertido ligeramente, según el Instituto de sondeos Quinnipiac: 50% estarían a favor y 42% en contra (con un margen de error de +- 2,6 puntos). En cualquier caso, ese margen de error podría situar los porcentajes en unas cifras bastante aproximadas a las de 2009.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>