Los autobuses de Barcelona fomentan el turismo en Ámsterdam anunciando marihuana

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido incluir como reclamo publicitario para el turismo que se decida a ir a Ámsterdam el logotipo de una hoja de m…

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido incluir como reclamo publicitario para el turismo que se decida a ir a Ámsterdam el logotipo de una hoja de marihuana. La imagen del cannabis forma parte de una campaña contratada por la línea aérea Transavia el pasado 14 de febrero para fomentar las visitas a la conocida ciudad holandesa. Sin embargo, el Ayuntamiento de Ámsterdam ya ha calificado la campaña de “desafortunada” y ha hecho llegar sus quejas a los responsables de la misma. Mientras el Consistorio barcelonés hace publicidad de esta conocida droga, un informe de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) denuncia el imparable ascenso del consumo de marihuana entre los españoles. Al mismo tiempo, otro estudio alerta de que el número de jóvenes que pide ayuda para dejar las drogas se ha duplicado en el último año.

Desafortunada acción publicitaria

Los reclamos publicitarios sobre los que se basa la promoción turística contratada a Transportes Metropolitanos de Barcelona por la empresa Clear Channel y utilizados en la campaña de Transavia son cuatro: unos zuecos, unos tulipanes, unos molinos y la polémica hoja de marihuana. Así, los autobuses de la capital catalana lucen en los laterales y en la parte trasera unos grandes carteles adosados en los que, además del símbolo de la planta, se puede leer: “Vuela a Ámsterdam desde 39,99 euros. Transavia.com”. 

El portavoz del Ayuntamiento de Ámsterdam ha declarado que “como acción publicitaria es desafortunada. Ámsterdam atesora cultura, fomenta acontecimientos… es una lástima que se utilice la imagen del cannabis para reclutar turistas”. Además, los máximos responsables del Consistorio de la ciudad holandesa se han dirigido a la compañía aérea conminándoles a retirar este tipo de publicidad. Por su parte, Transportes de Barcelona se ha apresurado a informar de que “hoy mismo (21 de febrero) se ha dado la orden de retirar los carteles” objeto de la queja.

Imparable ascenso del consumo

Mientras el Ayuntamiento de Barcelona hace promoción de la marihuana para fomentar las visitas a Ámsterdam, un informe de la FAD constata el imparable ascenso del consumo del cannabis entre los españoles, sobre todo entre los más jóvenes. Según el estudio La percepción social de los problemas de las drogas en España, 2004, los españoles consideran que esta droga es la menos peligrosa del mercado, incluyendo el alcohol y el tabaco. 

De hecho, tal como indica el informe, la mitad de la población es partidaria de que la Administración sea más “permisiva” con su consumo y casi el 37 por ciento cree que se debería legalizar, al considerarlo un producto “natural”, que “da buen rollo” y “no engancha”.

Estos datos, además de mostrar el profundo desconocimiento que de los estupefacientes tiene la gran mayoría de la población, constata también la ineficacia de las diferentes administraciones a la hora de informar de los peligros de las drogas en general y de la marihuana en particular. En lugar de desarrollar campañas informativas sin exagerados alarmismos pero que llamen a las cosas por su nombre, se promueve el consumo con anuncios como el que los transportes públicos de Barcelona utilizan para fomentar el turismo en Amsterdam.

Jóvenes que piden ayuda

Otros datos que llaman a la reflexión por parte de los responsables de las administraciones con respecto a las drogas los ofrece el estudio facilitado el pasado 2 de febrero por la Unión de Asociaciones de Atención al Drogodependiente (UNAD). En este informe se alerta de que en el último año se ha duplicado el número de jóvenes menores de 16 años que solicita ayuda para poder dejar las drogas. El porcentaje ha pasado de un 1,9 por ciento de adolescentes que recibían tratamiento en 2002, al 3,8 por ciento del 2003. 

El UNAD, que actualmente está trabajando con más de 2 millares de toxicómanos, informa de que los adolescentes que solicitan ayuda para desintoxicarse son policonsumidores de “al menos” dos drogas. También advierte de la paulatina feminización del problema de las drogas.

La mayoría de los jóvenes que se hayan en esta situación presentan, al mismo tiempo, problemas de fracaso escolar y de integración, y suelen recurrir a ayuda externa al darse cuenta de que, en esas circunstancias, “su vida carece de sentido”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>