Los cambios en la cúpula de la lucha antiterrorista crean malestar en Interior

Telesforo Rubio llegó hace un año al principal cargo de la lucha antiterrorista dentro del Ministerio del Interior. Y desde entonces, ha ido tomando u…

Telesforo Rubio llegó hace un año al principal cargo de la lucha antiterrorista dentro del Ministerio del Interior. Y desde entonces, ha ido tomando una serie de decisiones que han culminado en la renovación prácticamente total de los puestos de máxima responsabilidad en la Comisaría General de Información, organismo que él mismo dirige. Según revela este martes el diario LA VANGUARDIA, han sido apartados de sus cargos algunos destacados expertos en islamismo y también los agentes encargados de investigar los atentados del 11-M, lo cual habría provocado, junto con el sistema de funcionamiento diseñado por Rubio, una importante pérdida de operatividad. El rotativo explica, en la misma línea, que la masacre de Londres, así como la tensa situación provocada por el 7-J en las últimas semanas dentro de la seguridad europea, habría intensificado la polémica interna en el Ministerio del Interior.

 

Según fuentes de la Seguridad del Estado, Rubio ha impuesto una excesiva burocracia que ralentiza los contactos con fuerzas policiales de otros países. La unidad de información exterior ha recibido, en los últimos meses, el refuerzo de 150 agentes y 36 traductores de árabe, a los que se unirán en breve otros 150 efectivos policiales. Pero los encargados de recoger la información para la lucha antiterrorista se sienten coartados y desmotivados ante lo que consideran una multiplicación excesiva de entes coordinadores al servicio del Centro Nacional Antiterrorista. Según explican los funcionarios con experiencia en este campo, una persona que entiende de terrorismo islámico no puede improvisar sus decisiones por muchos cursillos rápidos que reciba. Entre otras cosas, una de las misiones de estos expertos es captar ‘informadores’ árabes dentro del colectivo musulmán más radicalizado que reside en España.

 

Entre otras decisiones, Telesforo Rubio ha renovado las jefaturas de las diferentes unidades que forman la Comisaría General de Información, lo que supone, según LA VANGUARDIA, el cese encubierto de comisarios e inspectores jefes con décadas de experiencia, especialmente en la lucha contra el terrorismo de inspiración islámica. También han sido apartados los mandos que investigaron en su momento los atentados del 11-M en Madrid. Sus sustitutos, según fuentes sindicales, son agentes de plena confianza del comisario general. Mientras en algunos círculos policiales se habla de “limpieza política”, otras fuentes optan por la prudencia y comentan que “se priman los criterios de confianza”, ya que la normativa permite realizar los nombramientos directos dentro de los cerca de 2.000 funcionarios que trabajan en el organismo antiterrorista.

 

Mientras tanto, la polémica política, conocida por las disputas parlamentarias de Partido Popular y Partido Socialista en el Congreso, se refleja también en la propia labor policial del día a día. Interior recuerda que se han capturado 140 terroristas de perfil islámico desde abril de 2004, pero los que realizan las labores de seguridad en la calle afirman que los arrestos importantes de estos meses son consecuencia del trabajo llevado a cabo antes de la llegada de Rubio al máximo cargo de la Comisaría General de Información.

 

Cabe recordar que Telesforo Rubio estuvo en el centro de las disputas políticas, dentro de la Comisión parlamentaria del 11-M, cuando la prensa recogió que su comparecencia, que fue de las primeras, había sido preparada en una de las sedes madrileñas del Partido Socialista (PSOE), concretamente la de Gobelas. Ahora parece que su gestión está siendo cuestionada dentro del propio Ministerio del Interior, cuyo titular es José Antonio Alonso.

 

Dos detenidos en el norte de Francia

 

Este mismo martes, pocas horas después de la revelación de LA VANGUARDIA, se conocía la noticia de la detención en la pequeña localidad de Wervicq, en el norte de Francia y junto a la frontera con Bélgica, de dos hombres presuntamente relacionados precisamente con los atentados del 11-M. El arresto fue practicado por agentes del contraespionaje francés, concretamente de la Dirección de Vigilancia del Territorio (DST).

 

Los detenidos, un hombre marroquí y su hijo, de nacionalidad francesa, fueron trasladados inmediatamente a Lille, donde quedarán arrestados de forma preventiva, según revela la agencia ASSOCIATED FRANCE PRESS (AFP) citando una fuente cercana al caso. La misma fuente asegura que los policías españoles encargados de la investigación de la masacre de Madrid aportaron los datos decisivos para los agentes del país vecino.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>