Los católicos, ampliamente representados en la manifestación contra la pobreza

Decenas de miles de personas se manifestaron este domingo, en Madrid, a favor de un compromiso claro con la erradicación de la pobreza. Más de 1.000 o…

Forum Libertas

Decenas de miles de personas se manifestaron este domingo, en Madrid, a favor de un compromiso claro con la erradicación de la pobreza. Más de 1.000 organizaciones no gubernamentales de toda España, entre ellas Cáritas, Manos Unidas y otros colectivos cristianos, estuvieron representadas en la marcha, junto con partidos políticos, sindicatos y otras entidades. Entre las fuerzas políticas, no faltaron dirigentes del Partido Socialista (Pedro Zerolo, representante ante los colectivos sociales) y del Partido Popular (la ex ministra Ana Pastor). Esta doble presencia constituye, sin duda, la principal contradicción, ya que se trata de una iniciativa para pedir al Gobierno un mayor compromiso contra el hambre y la pobreza. El hecho de que el PSOE se manifieste cuando está en el ejecutivo es, como mínimo, un gesto de hipocresía. Es la acción de gobierno, y no la pancarta, lo que define el mensaje del primer partido del país. Algo muy parecido sucede con el PP, que también tuvo responsabilidades de Gobierno, en este caso entre 1996 y 2004, y además está actualmente en el poder en muchas comunidades autónomas. Sin embargo, nadie ha denunciado esta doble evidencia.

 

Además de las contradicciones, esta positiva manifestación, que refleja una necesidad urgente ante el mayor escándalo de la vida política en el mundo, también presenta manipulaciones, especialmente en todo lo que se refiere a la participación de la Iglesia. Los diarios del régimen, especialmente EL PAÍS y EL PERIÓDICO, se dedican este lunes no a citar la presencia de la institución católica, sino a utilizar esa participación como argumento para atacarla. Estuvo en la manifestación el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Juan José Omella, que es el presidente de la Comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española. Por cierto, este último cargo se oculta deliberadamente. ¿Por qué? Al margen de ello, la prensa progubernamental enfoca esa presencia como algo insuficiente, con la excusa de que el 18 de junio, en la concentración a favor de la familia, había más obispos.

 

Por tanto, nos encontramos con una situación de lo más curiosa. Los mismos que reclaman incansablemente que la Iglesia católica quede excluida del espacio público, es decir, que los obispos no opinen públicamente sobre ciertos temas, exigen ahora una mayor presencia de sus máximos responsables. Pero la Iglesia no tiene que demostrar nada en todo lo que es la lucha contra la pobreza y la ayuda a los más necesitados en todo el mundo. Ahí está Cáritas, que trabaja especialmente para dar soluciones a los más excluidos dentro del territorio español, lo mismo que hace en todos los países del mundo. También es ejemplar la labor de Manos Unidas, una ONG católica de voluntarios que lleva 45 años gestionando, desde España, proyectos de desarrollo para el Tercer Mundo. Y sin salir del campo cristiano, podríamos seguir citando colectivos y movimientos que van desde la Comunidad de San Egidio, indudablemente comprometida con los marginados, hasta el Movimiento de los Focolares, que lleva adelante numerosas iniciativas de reparto justo de la riqueza en el campo económico, pasando por el Opus Dei, a través de sus numerosas obras sociales, la Renovación Carismática y, evidentemente, todo el tejido organizativo de las mismas diócesis.

 

Llamada global contra la pobreza

 

De todas formas, y a pesar de que las obras constituyen la mejor prueba de ese compromiso, la Iglesia católica estuvo ampliamente representada en la manifestación del pasado domingo. Además del citado obispo Omella, no faltaron grandes referentes de la ayuda cristiana a los necesitados, como el conocido Ángel García (conocido como el Padre Ángel), fundador de la ONG Mensajeros de la Paz. A esta presencia física, hay que sumar el apoyo explícito de la Conferencia Episcopal Española. Su Comisión Permanente, reunida la semana pasada en Madrid, expresó su apoyo a todos los ciudadanos y colectivos que luchan contra la pobreza. Ante “el gravísimo y, por desgracia, ya viejo problema de la pobreza, los obispos han reflexionado sobre la necesidad de seguir apoyando la labor permanente de los misioneros y de las organizaciones eclesiales que canalizan la ayuda inestimable de los fieles, así como la colaboración con otras instituciones que trabajan por erradicar esta lacra”, explican los prelados en una nota.

 

En la misma línea, la Conferencia Episcopal asegura que “la labor constante de sensibilización frente a la injusticia del hambre debe continuar en la pastoral ordinaria y también, en acciones extraordinarias, como la campaña anual de Manos Unidas y otras”. Con estas frases, la Iglesia española apoyó el espíritu y el contenido de la manifestación de este domingo en Madrid, precisamente por la erradicación de la pobreza. La marcha estuvo convocada por la Coordinadora de ONG para el Desarrollo en España (CONGDE), de la que forman parte Cáritas, Manos Unidas y Justicia y Paz, entre otras entidades.

 

La manifestación se enmarca en la campaña denominada “Llamada global para actuar contra la pobreza”, una iniciativa que pretende sensibilizar a la población sobre la posibilidad real de acabar con el hambre y la pobreza en el mundo en un plazo de 10 años. Los promotores solicitan, a través de un manifiesto, el cumplimiento de compromisos concretos: “Más ayuda oficial al desarrollo hasta alcanzar el compromiso del 0,7 por ciento”, “más coherencia en las políticas de los gobiernos para que todas ellas contribuyan a erradicar la pobreza”, “cancelar el cien por cien de la deuda de los países más pobres”, “eliminar las subvenciones que permiten exportar los productos de los países ricos por debajo del precio de coste de producción” y “proteger los servicios públicos de liberalizaciones y privatizaciones con el fin de asegurar los derechos a la alimentación y de acceso tanto al agua potable como a medicamentos esenciales”.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar