Los contactos del arzobispo Lajolo en Moscú pueden abrir la puerta a una visita del Papa a Rusia

Fue la gran asignatura pendiente de Juan Pablo II. Pero ahora, medio año después de la llegada de Benedicto XVI al Pontificado, la visita de un Papa a…

Forum Libertas

Fue la gran asignatura pendiente de Juan Pablo II. Pero ahora, medio año después de la llegada de Benedicto XVI al Pontificado, la visita de un Papa a Rusia vuelve a ocupar lugar preferente en la agenda de contactos internacionales de la Santa Sede. El arzobispo Giovanni Lajolo, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, se encuentra desde este miércoles en Moscú, donde tiene programados varios encuentros con representantes del Gobierno de Vladimir Putin, la Iglesia ortodoxa y la comunidad católica local. En su última edición, el conocido diario moscovita NOVIE IZVIESTIA destaca, coincidiendo con la estancia del representante de la Curia romana, que “Benedicto XVI podría realizar en 2006 la histórica visita a la Rusia poscomunista”.

 

Ésta es la primera misión diplomática de alto nivel que organiza la Santa Sede desde la muerte de Juan Pablo II el pasado 2 de abril. Monseñor Lajolo tiene previsto reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguei Lavrov, el presidente de la Comisión de Exteriores de la Duma (parlamento del país), Kostantin Kasaciov, y el metropolita ortodoxo Kirill. Según revela la agencia ANSA, el arzobispo Lajolo, que fue recibido en Moscú por el nuncio apostólico Antonio Mennini, puede contribuir de manera importante en el proceso de diálogo para un futuro viaje del Papa a Rusia.

 

Después de estos intensos contactos que tienen lugar entre el jueves y el viernes, el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados participará el sábado en un Congreso Eucarístico que se celebra en la catedral católica de la Inmaculada, en la capital rusa, donde el domingo presidirá una Misa. Tras la reunión de Lajolo con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, que es quien le ha invitado oficialmente a visitar el país esta semana, está previsto que se haga público un comunicado conjunto. En el mensaje, se revelará que el Vaticano y el Kremlin, cuyas relaciones diplomáticas se emprendieron en 1990, conceden el máximo rango a sus respectivas embajadas, un gesto simbólico al que los analistas conceden un gran valor. En cuanto al contenido de la entrevista de Lajolo con Lavrov, con quien ya se reunió el pasado 7 de junio en el Vaticano, no faltará el análisis respectivo de los problemas del escenario internacional.

 

Otro asunto que está presente estos días en Rusia es la preparación de la cumbre mundial de líderes religiosos que se celebrará en Moscú los días 4 y 5 de julio de 2006, coincidiendo con la reunión del G-8, el grupo de países más industrializados y la propia Rusia. Además, dentro de un año, San Petersburgo acogerá una asamblea del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar