Los desmanes del Saloufest

El turismo de borrachera ha vuelto a invadir un año más las calles, playas y locales de ocio de Salou, un municipio cuya mayoría …

El turismo de borrachera ha vuelto a invadir un año más las calles, playas y locales de ocio de Salou, un municipio cuya mayoría de vecinos ya mostró el año pasado su absoluto rechazo a la celebración del Saloufest, un desembarco masivo desde el Reino Unido de jóvenes turistas con la promesa de alcohol a raudales, desenfreno y sexo fácil, todo a cambio de un puñado de euros.

Aunque el año pasado el Ayuntamiento de Salou justificaba la celebración de este "festival deportivo", organizado por I love tour, argumentando que supone unos ingresos de unos cinco millones de euros, lo cierto es que los problemas que ocasiona entre el vecindario ya ha despertado las alarmas del propio consistorio, que, de momento, ya ha pedido a los organizadores del Saloufest que no utilicen más el nombre del municipio porque perjudica su imagen.

Cabe recordar que, por ejemplo, en una población costera de la provincia de Barcelona, Calella, donde el año pasado se celebró el ‘Springbreak’, de iguales características que el Saloufest, su Ayuntamiento “descartó totalmente” volver a repetir ese turismo de borrachera. ¿Por qué el de Salou no se decide a hacer otro tanto?



No utilizar “la marca Salou”

Sin embargo, de momento, lo único que ha hecho el consistorio de esta localidad de la provincia de Tarragona, también en Cataluña, es requerir a los cinco hoteles y a todos los participantes en el programa turístico del Saloufest que “dejen de perjudicar la buena imagen turística del municipio” y no sigan utilizando “la marca Salou”.

El gobierno municipal de CiU hizo pública su postura este jueves, 2 de abril, a raíz de la investigación que han iniciado los Mossos debido a lo que se considera un intento de suicidio que se produjo en la noche del miércoles por parte de una joven británica, de 21 años, que participaba en el Saloufest.

La chica se encuentra ingresada en el hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona en estado muy grave tras caer desde la cuarta planta de un hotel. La turista británica, a la que se ha tratado por politraumatismos, es una de las participantes del Saloufest.

Al parecer, los investigadores trabajan con la hipótesis del suicidio y han descartado que sea un incidente relacionado con el ‘balconing’, una práctica en la que los turistas tratan de pasar de balcón a balcón en los hoteles en los que se alojan. Según fuentes del hospital, la joven se encuentra en “pronóstico reservado”.

Además, el Ayuntamiento informó de que la investigación ha revelado que en la habitación de la joven estaban alojadas cuatro personas en vez de dos. "Se ha detectado una presunta irregularidad administrativa", especificaba el comunicado del Consistorio, razón por la que ya puesto los hechos en conocimiento del organismo competente de la Generalitat.

El Ayuntamiento ha solicitado que se investigue a los cinco hoteles que han alojado a los 4.600 estudiantes, mayores de 18 años, que han participado en el primer grupo del Saloufest. Llegaron el domingo y desde primera hora de la mañana de este jueves se han ido despidiendo de Salou. Está previsto que el 7 de abril, tras la Semana Santa, llegue un segundo grupo de 4.300 estudiantes; y que del 14 al 18 de abril esté el último grupo de unos 600 estudiantes.

Incivismo a raudales

En cualquier caso, el problema más generalizado que ocasiona el Saloufest es un constante incivismo y perturbación del orden público que ocasiona constantes molestias a los vecinos. Otro ejemplo de ese incivismo se manifestó justo nada más llegar los jóvenes turistas procedentes del Reino Unido.

Tras un estreno nocturno relativamente tranquilo en Salou durante la madrugada del domingo, -con apenas cinco incumplimientos de la normativa de civismo, según informan fuentes municipales-, una gran parte de esos más de 4.500 jóvenes se repartieron en la mañana del día siguiente por una veintena de instalaciones deportivas.

Pero, muchos de los que llegaron al campo de hierba del estadio municipal de Reus todavía tenían ganas de fiesta, así que se dedicaron a todo tipo de actividades ‘lúdicas’ que nada tenían que ver con el deporte.

El club de fútbol Reus Deportiu, un equipo de Segunda División B que se jugará este año el ascenso a la Liga Adelante, hacía públicas en su perfil de Facebook varias imágenes de una especie de acampada ‘botellón’ en el estadio y alrededores. “Muy buena idea traer el Saloufest 2015 en un tramo decisivo de la temporada, la hierba lo agradece”, comentaba con ironía.



Jóvenes desnudos y residuos esparcidos

Las imágenes mostraban a jóvenes desnudos, bebida, residuos tirados por el campo… “No son los valores que queremos transmitir a la juventud, pero incluso más allá del incivismo de ciertas conductas muy alejadas del deporte, han dejado la hierba, que ya estaba mal, en un estado lamentable; creo que es más bonito tener un equipo de la ciudad en la categoría de plata que lo que pueda aportar esto del Saloufest”, criticaba con evidente enfado el presidente del CF Reus, Ferran Pujol.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer (CiU), lamentó la imagen difundida en un equipamiento municipal y prohibió su uso para las competiciones del Saloufest, que se realizarán en instalaciones anexas. Tras estos hechos, parece que ahora el Ayuntamiento se replanteará colaborar con la organización en 2016. El portavoz del grupo municipal del PSC en Reus, Andreu Martin, calificó de vergonzosas las actitudes de los jóvenes y reclamó al equipo de gobierno que asuma responsabilidades.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>