Los dos congresos

Este pasado fin de semana el catolicismo social ha dado pruebas de su pujanza al coincidir accidentalmente el ya prestigioso congreso de Católicos y v…

Forum Libertas

Este pasado fin de semana el catolicismo social ha dado pruebas de su pujanza al coincidir accidentalmente el ya prestigioso congreso de Católicos y vida pública, en esta ocasión dedicado a Europa, y a su vez, en Barcelona, el Congreso de E-Cristians de Cataluña, punto de  salida de la serie de asambleas constitutivas que se irán celebrando en las restantes comunidades autónomas, comenzando por Madrid.

No es necesario presentar a Católicos y Vida Publica (véase http://www.ceu.es/congreso/) , puesto que los años trascurridos desde su inicio lo han acreditado como el lugar central de encuentro de la intelectualidad y los dirigentes católicos, con una incidencia que sobrepasa con mucho nuestras fronteras.

En esta ocasión el éxito superó (y mucho) la amplia capacidad de acogida de las diversas salas. Quizá el rasgo más llamativo, posiblemente anecdótico, pero bien real, era el que apuntó uno de los asistentes en el debate del domingo sobre la construcción de Europa. Parecía como si “el público” tuviera razones para el “no” al tratado constitucional europeo, mientras que desde las distintas mesas y ponencias se había estado planteando de manera casi unánime el “sí”. En la base católica, en buena parte de ella, es bastante exacto que el nuevo texto constitucional no inspira ninguna simpatía.

En el Congreso de los afiliados de E-Cristians  de Cataluña estas posiciones desfavorables también se hicieron sentir, aunque las segundas, las afirmativas tuvieron también una presencia destacada. Por eso, esta organización ha anunciado que desde una perspectiva de centralidad en relación al magisterio de la iglesia, es igualmente posible el voto en uno u otro sentido o incluso la abstención, y por tanto aportará a la comunidad tanto razones afirmativas como negativas para que cada uno pueda formar mejor su criterio.

En nuestro número de hoy informamos sobre ambos congresos. Baste subrayar uno de los acuerdos de esta última organización, E-Cristians, en el sentido de situar como eje de trabajo (no único pero sí principal) la organización del voto católico, única forma posible de recuperar su valor, que hoy es subvalorado por unos y otros. También es conveniente retener la voluntad de realizar para inicios del año próximo un gran encuentro que permita visualizar por la presencia de miles de personas la capacidad de testimonio y presencia de los católicos en Cataluña.

Hazte socio

También te puede gustar