Los efectos de la Laudato si’: grupos católicos exigen una acción enérgica por el clima en la cumbre ecológica de París

El pasado 18 de junio se presentaba la encíclica del Papa Francisco sobre la Creación Laudato Si’, con una serie de puntos básico…

Forum Libertas

El pasado 18 de junio se presentaba la encíclica del Papa Francisco sobre la Creación Laudato Si’, con una serie de puntos básicos sobre ecología, medio ambiente y cambio climático, entre otras cuestiones relativas a la Creación. Un texto de apoyo o guía para tener una visión de conjunto de las principales líneas de fondo se puede consultar en este enlace.

Las repercusiones de la Laudato Si’ han sido múltiples y todas ellas positivas. Entre ellas, cabe destacar la de un conjunto de grupos católicos que, inspirados por la encíclica del Papa, conforman el Movimiento Católico Mundial por el Clima (MCMC), que exige una acción enérgica por el clima en la próxima cumbre ecológica que se celebrará en París en diciembre de 2015.

Con el aval del Santo Padre, el MCMC ha lanzado una campaña de recogida de firmas entre los fieles para presentarlas a los líderes mundiales que se citarán y deliberarán en la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas en París (COP 21) sobre cómo frenar el cambio climático, según informa la Agencia Informativa Católica Argentina(AICA).

El Papa Francisco señaló en diciembre pasado que “en cuanto al cambio climático, hay un imperativo ético claro, definitivo e ineludible para actuar”, y ha sido el primero en dar su apoyo a esta petición.

Actuar contra el cambio climático

“El Papa Francisco nos dio un gran apoyo para que sigamos con este trabajo para que los católicos de todo el mundo actuemos en forma coordinada contra la crisis del cambio climático”, dijo Tomás InsÚa, co-fundador del MCMC de la Argentina.

“Francisco incluso bromeó diciendo que estábamos compitiendo contra su encíclica. Su respaldo a nuestro trabajo es muy importante para crear conciencia dentro de la comunidad católica mundial, y juntar más firmas”, señaló Insúa.

Por su parte el Papa obsequió al MCMC con el libro La Energía del Sol en el Vaticano, para hacer hincapié en el compromiso de la Santa Sede con la energía renovable como medio para hacer frente a la crisis del cambio climático.

Además del Santo Padre, el cardenal Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila y presidente de Caritas Internacional, y el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, apoyaron y promovieron la petición católica por el Clima.

Fundado en 2014, el MCMC, se hizo conocer ante el mundo durante la visita que el Papa Francisco realizó a Filipinas en enero de este año y también estuvieron presentes en los viajes del Pontífice a América Latina, especialmente en Ecuador y Bolivia.

Los fundadores del movimiento, provenientes de Kenia, Argentina, Estados Unidos, Filipinas y Australia, buscan hacer oír la voz de más de 1.200 millones de católicos en favor del cuidado de la Creación, de los pobres (los más vulnerables ante el cambio climático) y de las futuras generaciones.

En tan solo seis meses, el MCMC se extendió a los cinco continentes con más de 160 organizaciones católicas asociadas entre las que se encuentran: diócesis, congregaciones religiosas, universidades, ONG’s y parroquias.



La voz católica en la COP 21

El MCMC centrará sus acciones, durante este año, en la Cumbre sobre el Clima de París. Mediante una serie de acciones buscará instar a gobiernos, clase política, empresarios y líderes sociales a comprometerse con una acción climática ambiciosa para resolver esta crisis urgente y mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 grados centígrados (relativo a niveles preindustriales).

La “Petición Católica por el Clima” busca reunir al menos un millón de firmas que respalden el llamado del Papa en favor del clima, tal como escribió en su carta encíclica Laudato si’. El MCMC invita a que cada uno de los católicos dé mayor fuerza a esta voz por medio del apoyo a estas iniciativas en favor de la ‘casa común’.

Además de la recolección de firmas para presentar en la COP 21, el MCMC tiene previsto para 2015 las siguientes iniciativas:

  • “El Tiempo de la Creación”, un tiempo de celebración y acción comprendido entre el 1º de septiembre y el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís, para reflexionar a la luz de la Laudato si’ sobre el Cuidado de la Creación.
  • Promoción de la encíclica Laudato si’. Siendo la primera encíclica sobre la ecología el MCMC facilitará que sea leída por toda la comunidad católica para reflexionar sobre la crisis ecológica y pasar a la acción. Se pueden aprovechar los recursos educativos en la página web del movimiento para organizar grupos de estudio en parroquias y demás organizaciones.

Hazte socio

También te puede gustar