Los engañosos datos del endeudamiento familiar en España: está por debajo de otros países europeos

La Comisión Europea ha alertado a España recientemente de los riesgos asociados a su elevado endeudamiento privado y de los negativos ef…

La Comisión Europea ha alertado a España recientemente de los riesgos asociados a su elevado endeudamiento privado y de los negativos efectos que este tiene sobre la recuperación económica. Asegura que supone un lastre para el crecimiento de la demanda interna, es decir del consumo público, privado e inversiones.

"El alto ‘stock’ de deuda privada sigue siendo un lastre para el crecimiento y una fuente de vulnerabilidad, exacerbada por las rigideces en los mercados de productos y de servicios. El desapalancamiento prolongado implica importantes efectos negativos para el crecimiento, la estabilidad financiera y, a través de estos dos canales, para las finanzas públicas", sostiene la Comisión.

Según los datos del Banco de España del pasado mes de marzo, las empresas españolas adeudan 1,140 billones (114% del PIB) y las familias deben 829.643 millones (82,9% del PIB), de los que 638.623 millones obedecen a créditos hipotecarios y 187.973 millones a créditos para consumo.

La deuda familiar, por debajo de su entorno

Sin embargo, al contrario de lo que se podría pensar por la advertencia de la Comisión, el endeudamiento de las familias en España no es de los más acusados de Europa, aunque el peso del endeudamiento de las empresas, especialmente las del sector bancario, ejercen una fuerte influencia negativa en la deuda global.

Como se puede observar en el cuadro que acompaña esta información, en 2011 los pasivos financieros del endeudamiento familiar en España sumaban el 87,9% del PIB, por debajo de algunos de los países de su entorno.

A años luz está Chipre, que bate el récord con el 156,9% del PIB, pero también están muy por encima países como Dinamarca (149,3%), Holanda (134,6%), donde las familias se han ido endeudando cada vez más en relación a los otros países, Suiza (120,3%) o Irlanda (119,5%).

También la superan Portugal (102,4%), el Reino Unido (100,8%) o Noruega (91,7%), según constata la tabla, reproducida a partir de la información publicada en el diario La Vanguardia el pasado 9 de abril, con datos de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El problema, la tasa de crecimiento

En realidad, el problema de España, en relación al endeudamiento de las familias, que ya acerca al del Estado, no es tanto éste como sí lo es el de la baja tasa de crecimiento.

Es decir, con un endeudamiento menor, se pueden tener más problemas para pagarlo si se gana menos. Y las perspectivas de crecimiento en España son en ese sentido más bien negativas.

Por otra parte, el endeudamiento de las empresas en España y concretamente el de las entidades financieras, representa cada vez más un problema para levantar la economía.

Y las voces que se alzan en el sentido de nacionalizar el sector bancario tampoco parece que puedan resolver el problema, porque automáticamente habría que sumar a la deuda pública la del sector bancario, con lo que se pasaría de una deuda que ronda el 90% a tener más del 200% del PIB.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>