Los estadounidenses que apoyan a Trump podrían ser reacios a manifestarlo en las encuestas, según un estudio

El Pew Research Center prueba que los sondeos telefónicos subestiman el apoyo a las decisiones más polémicas del presidente estadounidense, aunque los entrevistados lo hacen algo menos cuando responden de forma privada en las encuestas online

Las encuestas podrían reflejar un mayor rechazo hacia Trump del que en realidad sienten los estadouniidenses Las encuestas podrían reflejar un mayor rechazo hacia Trump del que en realidad sienten los estadouniidenses

Transcurridos dos meses y medio desde que Donald Trump fuera proclamado el pasado 20 de enero presidente de los Estados Unidos, se puede asegurar que es el mandatario estadounidense de la historia moderna más impopular y con las calificaciones más bajas de aprobación en los sondeos de opinión.

Sin embargo, un estudio del Pew Research Center muestra que las encuestas, sobre todo las telefónicas, subestiman el apoyo a Trump. De hecho, a los entrevistados les cuesta dar su aprobación en los sondeos a las decisiones más polémicas del presidente, aunque cuando responden de forma privada en las encuestas web lo son algo menos que en las realizadas por teléfono.

El estudio, planteado desde esta pregunta: ‘¿Subestiman las encuestas telefónicas el apoyo a Trump?’, destaca que “algunas personas pueden ser reacias a decir a un entrevistador que aprueban el trabajo de Trump o sus propuestas políticas debido al hecho de que sigue siendo una figura polarizadora”.

Para valorar el impacto del modo de entrevista sobre expresiones de opinión acerca de políticas y líderes políticos, el Pew Research Center llevó a cabo un experimento de sondeos a gran escala que comparó las respuestas a 27 preguntas presentadas tanto en una encuesta telefónica como en una encuesta online. La encuesta se llevó a cabo del 28 de febrero al 12 de marzo de 2017.

“De estas preguntas, 13 abordaron las actitudes sobre Trump o políticas estrechamente asociadas con él; cuatro, impresiones medidas de otras figuras políticas (el vicepresidente Mike Pence, el ex presidente Barack Obama, la senadora Elizabeth Warren y el presidente ruso Vladimir Putin); y 10 valores políticos fundamentales”, aclara el informe.

Algunos encuestados pueden ser reacios a decir en los sondeos que aprueban algunas de las decisiones de Trump

Algunos encuestados pueden ser reacios a decir en los sondeos que aprueban algunas de las decisiones de Trump

Diferencias según el modo de entrevista

A la vista de los resultados, todo indica, dice el informe, que “las encuestas telefónicas que utilizan entrevistadores en vivo subestimarían el apoyo público a la agenda del presidente”.

En sentido diferente, “las encuestas online autoadministradas deberían verse menos afectadas por cualquier renuencia a revelar las preferencias reales”, como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del estudio.

Las encuestas telefónicas subestiman el apoyo a la agenda del presidente en lo relativo a inmigración; las <i>online</i> se ven menos afectadas

Las encuestas telefónicas subestiman el apoyo a la agenda del presidente en lo relativo a inmigración; las online se ven menos afectadas

En líneas generales, “el experimento de la encuesta no encontró diferencias significativas de modo en la opinión general sobre Trump o muchas de sus posiciones políticas. El modo web arrojó estimaciones que fueron 1,8 puntos porcentuales más favorables a Trump y sus posiciones de política, en promedio, que las estimaciones del modo teléfono”, detalla.

Inmigrantes indocumentados y deportaciones

Además, como se puede ver en el gráfico, “los dos temas que mostraron la mayor diferencia entre la web y el teléfono se centraron en el tratamiento de la política de inmigrantes indocumentados. En dos preguntas sobre este tema, los encuestados en Internet expresaron más apoyo a la deportación de inmigrantes indocumentados que los entrevistados por teléfono”.

“Aunque una minoría de adultos en ambos modos dicen que a los inmigrantes indocumentados no se les debe permitir quedarse legalmente en el país, el apoyo a esa opinión fue mayor cuando se midió en línea (22%) que por teléfono (16%)”, dice el estudio.

En cuanto a las deportaciones, “mientras que en la web y el teléfono una minoría de adultos dicen que están a favor de un esfuerzo de aplicación de la ley nacional para deportar a todos los inmigrantes que ahora viven en los Estados Unidos ilegalmente, la cuota que respalda esa posición era significativamente más alta en la web (40%) que en la telefónica (32%). Ambas diferencias son estadísticamente significativas”, destaca.

Al mismo tiempo, otros temas relacionados con la inmigración y la seguridad no mostraron diferencias apreciables en la encuesta entre los que respondieron online y los que lo hicieron por teléfono.

“Hubo sólo una diferencia de tres puntos porcentuales en el apoyo al muro propuesto a lo largo de la frontera mexicana y una brecha similarmente insignificante en una pregunta acerca de si los musulmanes que viven en los Estados Unidos deberían someterse a un escrutinio adicional contra el terrorismo”, añade.

Dicho esto, no parece que en el resto de cuestiones planteadas haya una notable diferencia entre las respuestas telefónicas y las online. En ambos casos “encuentran el apoyo de las minorías a un muro a lo largo de toda la frontera mexicana, el respaldo de las minorías a las restricciones de viaje en ciertos países musulmanes mayoritarios, el apoyo de las minorías a un esfuerzo nacional para expulsar a los inmigrantes que viven en Estados Unidos ilegalmente. Y al proyecto de ley de salud de 2010”, insiste el estudio.

Uno de los mensajes de Trump que ha calado hondo entre los estadounidenses

Uno de los mensajes de Trump que ha calado hondo entre los estadounidenses

Sin diferencias en preguntas clave sobre Trump

En cuanto a las respuestas de los entrevistados a preguntas clave sobre el propio Trump y su gestión, como la aprobación de su trabajo presidencial, la opinión favorable en general, si es un líder fuerte o confiable, “el estudio no encuentra ninguna diferencia significativa por modo de entrevista”, como se ve en la primera parte del gráfico.

“La aprobación del desempeño laboral del presidente difiere en sólo 2 puntos porcentuales en los dos modos de encuesta (el 44% aprueba y el 56% desaprueba en la web; el 42% aprueba y el 55% desaprueba por teléfono), diferencia que no es estadísticamente significativa”, dice el estudio.

“En las otras tres preguntas específicamente sobre Trump, la diferencia de modo va en la otra dirección, con las estimaciones de teléfono que son un poco más positivas sobre Trump que las estimaciones web (aunque, de nuevo, las diferencias no son estadísticamente significativas)”, agrega.

“En general, el 39% de los entrevistados por teléfono dijo que se puede confiar en Trump, mientras que el 37% de los entrevistados lo hizo en la web. Y sobre la cuestión de si Trump es un líder fuerte, el 49% de los entrevistados por teléfono y el 45% de los entrevistados en línea dijo que lo es”, concluye en este apartado.

Además, “en la larga encuesta sobre la manera en que las cosas van en el país, el estudio no encontró diferencias entre las respuestas de la web y las del teléfono. Un poco menos de un tercio de los adultos que respondieron en línea (32%) y por teléfono (31%) informaron estar ‘satisfechos’ con cómo van las cosas a nivel nacional”, dice el estudio.

La encuesta muestra que las calificaciones de Barack Obama fueron más positivas en el teléfono que <i>online</i>

La encuesta muestra que las calificaciones de Barack Obama fueron más positivas en el teléfono que online

Lo positivo y negativo de los políticos, la excepción de Obama

El estudio del Pew Research Center también analizó si las respuestas telefónicas y las online influyen en las calificaciones de los entrevistados respecto a una serie de políticos prominentes, como Donald Trump, Mike Pence, Elizabeth Warren, Barack Obama y Vladimir Putin.

En ese sentido, “en la mayoría de los casos la respuesta fue no. Las calificaciones favorables del público a Donald Trump, Mike Pence y Vladimir Putin fueron esencialmente las mismas cuando se midieron online o por teléfono. Las calificaciones de Barack Obama, sin embargo, fueron significativamente más positivas en el teléfono que en línea (62% versus 58%, respectivamente, en estar a favor)”, como se ve en este otro gráfico del estudio.

Lo positivo y lo negativo de Donald Trump, Mike Pence, Elizabeth Warren, Barack Obama y Vladimir Putin

Lo positivo y lo negativo de Donald Trump, Mike Pence, Elizabeth Warren, Barack Obama y Vladimir Putin

 

“Si bien una mirada a las calificaciones favorables netas no muestra ningún efecto en el modo de entrevista, hay un efecto pequeño pero consistente cuando se trata de calificaciones desfavorables. En todas las figuras políticas, los encuestados eran un poco más propensos a expresar puntos de vista desfavorables en línea que por teléfono”, destaca el estudio.

“La batería de preguntas favorables también produjo otro patrón sutil: los adultos que respondieron en línea tendieron a expresar calificaciones más intensas (tanto positivas como negativas) que las que respondían por teléfono”, añade.

En cuanto a los resultados promedio de los cinco políticos, “la proporción de adultos que expresan una opinión ‘muy desfavorable’ fue 3 puntos porcentuales más alta para el grupo web que para el grupo telefónico (31% versus 28%, respectivamente)”.

“El estudio produjo exactamente el mismo resultado en el otro extremo del espectro favorable. En los cinco políticos, la proporción promedio que expresaba una opinión ‘muy favorable’ era 3 puntos más alta para el grupo web que para el grupo telefónico (17% frente al 14%, respectivamente)”, concluye.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>