Los grandes mandatarios occidentales quieren evitar un nuevo caso Lehman Brothers; Zapatero mira hacia otro lado

El 14 de septiembre de 2008 Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de inversión del mundo, el más selecto, presentaba la mayor quiebra d…

El 14 de septiembre de 2008 Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de inversión del mundo, el más selecto, presentaba la mayor quiebra de la historia con un pasivo de 613.000 millones de dólares. Ahora, justo un año después de la caída del gigante de Wall Street, todo apunta a que el mundo financiero no ha aprendido la lección y la historia podría repetirse.

Para intentar evitarlo, los grandes mandatarios de la política internacional parecen dispuestos a tomar medidas reguladoras que limiten los bonus y otras retribuciones extras a altos ejecutivos de los bancos o entidades financieras.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y sus homólogos Angela Merkel (Alemania), Nicolas Sarkozy (Francia) y Gordon Brown (Reino Unido), ya se han manifestado en este sentido y plantean el debate de cómo supervisar los resultados financieros de esas entidades.

La excepción, como ante otras iniciativas que han tomado los responsables de las economías más ricas en Occidente para salir de la crisis, vuelve a ser España, con un sistema fiscal que perjudica a los ahorradores y beneficia a los más ricos.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prefiere quedarse detrás y guardar silencio ante situaciones como, por ejemplo, el sistema de tributación de las grandes fortunas a través de las Sociedades de Inversión de Capital (SICAV); de los llamados hedge founds; o de los deportistas extranjeros, todos ellos con grandes ventajas fiscales.

Holanda da el primer paso

Entre los países que han decidido plantar batalla a la ‘cultura de los bonus’ decantándose por la regulación, Holanda ya ha dado el primer paso, al ser el país que toma la iniciativa de limitar esas retribuciones pagadas por los bancos a sus ejecutivos más poderosos.

A pesar de tratarse de un país pequeño y con una economía internacionalizada, el Ministerio de Financias holandés ha firmado un código con la asociación nacional de banqueros mediante el cual limitará los pagos variables a sus miembros ‘estrella’.

Todo apunta a que, después de Holanda, otros países europeos seguirán su estela. Sin ir más lejos, el presidente francés se ha propuesto defender en la cumbre del G-20, en Pittsburg, su iniciativa de extender esas medidas a todos los países.

Junto a Sarkozy, firme defensor de la intervención pública, la regulación y de poner límite a los bonus bancarios, Angela Merkel y Gordon Brown participan también de la idea de cambiar los bonus por acciones o ligarlos a los resultados de tres o cuatro años, siempre pasando por el filtro de la supervisión.

“No dejar que la historia se repita”

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, coincidiendo con el aniversario del colapso financiero ocasionado hace ahora un año por la quiebra de Lehmans Brothers, ha lanzado una clara advertencia reguladora a Wall Street.

Obama hizo un llamamiento a “no dejar que la historia se repita” y defendió sus esfuerzos para conseguir lo antes posible una nueva y estricta regulación que evite esos riesgos.

“Quiero que escuchen bien mis palabras: no volveremos a los viejos días de comportamientos temerarios y excesos no controlados (que estaban) en el corazón de esta crisis, donde muchos estuvieron solo motivados por beneficios rápidos y primas hinchadas”, señaló.

En Wall Street no se puede volver a tomar riesgos sin considerar las consecuencias y esperar que la próxima vez los contribuyentes estadounidenses estarán ahí para frenar la caída”, advirtió Obama en su discurso en el Federal Hall de Nueva York.

Puño en alto, pero…

Sin embargo, nada de todo esto parece interesar a un Zapatero que, acompañado de la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, y de la ministra de igualdad, Bibiana Aído, ambas con el puño en alto, hablaba hace tan sólo unos días en la localidad leonesa de Rodiezmo de solidaridad y de protección social, mientras las grandes fortunas siguen al amparo fiscal de una tributación que les beneficia.

Cabe recordar que, en España, los más ricos tienen varias vías para reducir sus impuestos a la mínima expresión. Una de ellas es la creación de SICAV, sociedades anónimas formadas por grandes patrimonios que disponen de un mínimo de 2,4 millones de euros para crearlas, y que sólo tributan un 1%.

De igual forma tributan sólo un 1% los llamados hedge founds, o sociedades de capital de riesgo, mientras los deportistas extranjeros también disponen de un sistema fiscal privilegiado que les permite pagar el tipo del 24% en tanto que los nacionalizados españoles pagan el 43%.

La excusa de Zapatero de que no se puede hacer nada en estos casos no es cierta, a la vista de las decisiones reguladoras que están tomando sus homólogos de Estados Unidos, Holanda, Francia, Alemania o Reino Unido.

Noticias relacionadas:

La subida de impuestos de Zapatero sobre las rentas de capital castigará a los ahorradores

En 1992 ya había indicios de fraude en el caso Madoff: la inspección admite negligencias

Zapatero no hará pagar más a los más ricos: las grandes fortunas tienen una vía para tributar sólo un 1%

Las 11 grandes crisis económicas en los Estados Unidos

¿Por qué los bancos celebran el plan Obama? Porque sus pérdidas las paga el contribuyente

El escándalo del reparto de primas en AIG: ¿Por qué no intervino Obama?

La crisis también se mete en los bolsillos de los multimillonarios

La creciente desconfianza paraliza los créditos: el ‘caso Madoff’ multiplica el efecto

La destrucción de la confianza y el crecimiento de la irresponsabilidad

El crack de Lehman salpicará así a los españoles: 10 secuelas

El batacazo de Lehman Brothers despierta el fantasma del ‘crash’ del 29

El quid de las ‘subprime’: ni siquiera los bancos conocen el alcance de la crisis

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>