Los islamistas practican la limpieza étnica en el Oeste de Sudán cuando la paz parecía consolidarse en el Sur

Tras 21 años de guerra, el gobierno islamista de Sudán y la guerrilla del SPLA, que controla el sur del país, parecen a punto de alcanzar un acuerdo d…

Forum Libertas

Tras 21 años de guerra, el gobierno islamista de Sudán y la guerrilla del SPLA, que controla el sur del país, parecen a punto de alcanzar un acuerdo de paz. Sin embargo, 300.000 personas pueden morir por el hambre, la guerra y las enfermedades en la región de Darfur, al oeste del país. 

 

La guerra civil de Sudán entre el gobierno islámico y la guerrilla del SPLA (Sudan’s People Liberation Army, compuesta por población no islámica) parece a punto de acabar. En 2002, con dos millones de muertos y varios más de desplazados, se estableció un alto el fuego que se ha ido prorrogando y ha permitido un proceso de paz que llega a su fase final estos días. Según los acuerdos, Sudán contará con un gobierno de transición nacional durante 6 años, tras los cuáles se convocará un referendum sobre la independencia del Sur. La ley islámica sólo se aplicará en el norte, y habrá un acuerdo sobre la distribución del petróleo y la distribución de fuerzas armadas.

 

Este acuerdo de paz no afecta, sin embargo, a la región de Darfur, al oeste del país, donde según el gobierno sudanés no pasa nada, mientras las ONGs y la ONU denuncian una clara limpieza étnica de los grupos islámicos y arabizados contra las tribus fur, massalit y zaghawas.

Desde febrero de 2003, Darfur es escenario de un violento enfrentamiento entre dos nuevos grupos rebeldes -el «Movimiento para la Justicia y la Igualdad» (JEM) y el «Ejército-Movimiento de liberación de Sudán» (SLAM)- y el ejército regular sudanés. Los grupos rebeldes acusan a Jartum de desatender Darfur porque su población es negra y no islámica, y de financiar a las milicias árabes Janjaweed, que desde hace años practican una política de saqueos, muertes y violaciones, especialmente en las comunidades africanas Arana, Marsalit y Fura. Se trata de una táctica ya empleada en la guerra del sur, cuando el gobierno islamista armaba y financiaba milicias y caballería de grupos seminómadas que atacaban a la población no islámica haciendo esclavos a los prisioneros.   

La violencia en Darfur ya ha causado 20.000 muertos, unos 800.000 desplazados internos y otras 160.000 personas refugiadas en el Chad. Las ONGs temen que más de 300.000 personas podrían morir en los próximos meses, víctimas de la violencia, las epidemias o la escasez de alimentos, si no reciben asistencia de forma inmediata.

Las ONGs cristianas ya están actuando de forma conjunta

 

Action by Churches Together (ACT) International y Caritas Internationalis han unido sus fuerzas en una respuesta ecuménica conjunta a la actual emergencia humanitaria en la provincia sudanesa de Darfur. Las dos organizaciones, de carácter confesional, representan a las iglesias protestante, ortodoxa y católica y organismos vinculados a las mismas en todo el mundo. La misión conjunta planificada se denomina Respuesta de Emergencia Darfur ACT/Caritas (ACDER).

Es la primera vez que dos redes globales trabajan juntas, lo que les permitirá dar una respuesta ecuménica real y efectiva a las necesidades de la población de Darfur. ACDER pretende cubrir un programa de 18 meses, el tiempo estimado para que todos los desplazados internos y refugiados regresen a sus hogares y puedan para retomar sus vidas. 

”Si no actuamos ahora, un millón de personas puede morir de hambre, según las últimas y más dramáticas previsiones”, alerta Duncan MacLaren, Secretario General de Caritas Internationalis, la confederación católica humanitaria con presencia en más de 200 países.

 

ACDER está trabajando actualmente con aproximadamente 125.000 desplazados en tres áreas del sur de Darfur, Nyala, Mershing y Keila, junto con Zalingi en Darfur occidental. También está apoyando a unos 10.000 habitantes de 23 pueblos del distrito de Ta’asha, en el sur, que han decidido volver a casa a pesar del riesgo de más ataques de las milicias Janjaweed.

La misión conjunta ya ha fletado un avión con alimentos, material de ayuda urgente y vehículos a la zona. Igualmente está trabajando para proporcionar alojamiento, agua potable y asistencia sanitaria y educación a los que viven en los campos de refugiados. La semana pasada miembros del equipo de ACDER ya distribuyeron cobertores plásticos y mantas a 20.000 personas en el campo Mershing, a 85 kilómetros al noroeste de Nyala, un material esencial ahora que la temporada de lluvias ha comenzado en algunas partes en el sur de Darfur. 

 

“Todas los organismos de la ONU denuncian la carencia de fondos” –constata Duncan MacLaren desde Caritas Internationalis-. “Exhortamos a todos los gobiernos para que se den cuenta de la gravedad de la situación y ofrezcan fondos para garantizar la salvación del mayor número posible de vidas humanas”. 
  

Los políticos denuncian

 

Kofi Annan, secretario general de la ONU,  afirmó el pasado martes 22 que la paz en Sudán requiere resolver la crisis humanitaria en la región de Darfur. La ONU ha conseguido que el Gobierno de Sudán haya permitido la entrada de más trabajadores de diversas ONGs. Annan ha anunciado que visitará la región la próxima semana.

 

En Europa, un grupo de eurodiputados coordinados en torno al International Crisis Group (ICG) ha pedido a la ONU que reaccione ante las matanzas en Sudán. “El Consejo de Seguridad debe aprobar una resolución que obligue al Gobierno de Sudán a frenar las atrocidades; es inadmisible dejar que se produzca un nuevo genocidio en África”,  declaró la eurodiputada Emma Bonino, una de las impulsoras de la iniciativa.

 

Por su parte, EEUU ya ha advertido que está dispuesto a sancionar a Sudán. Colin Powell, el jefe de la diplomacia estadounidense, visita Jartum este martes 29  para intentar que el gobierno sudanés proteja a la población de sus milicias armadas, y posteriormente visitará Darfur donde representantes del SLAM le piden una zona militar de exclusión aérea, que se garantice el acceso de los trabajadores humanitarios y que se juzgue a las milicias árabes que han saqueado poblaciones enteras de la zona.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar