Que los niños jueguen con niños y las niñas con niñas, ¿estereotipos sexistas?

El Consell de l’Audiovisual de Catalunya considera que la publicidad de juguetes muestra un exceso de estereotipos de género y advierte de que se deben fomentar los juguetes no sexistas. ¿Habrá que obligar a los niños a jugar con muñecas y a las niñas con balones?

¿Se trata de un estereotipo sexista o de la elección de los más pequeños? ¿Se trata de un estereotipo sexista o de la elección de los más pequeños?

Los anuncios de juguetes para niñas, niños y adolescentes en televisión muestran todavía un exceso de estereotipos sexistas. Así lo considera un estudio del Consell de l’Audiovisual de Catalunya (Consejo del Audiovisual de Cataluña, CAC) sobre la campaña publicitaria de Navidad 2015-2016.

Según el informe ‘La representación de los estereotipos de género en la publicidad de juguetes durante la campaña de Navidad 2015-2016’, el 34% de los anuncios de juguetes que los niños y los adolescentes catalanes vieron a través de la pequeña pantalla en la última campaña de Navidad contenían estereotipos de género, aunque añade que el porcentaje está disminuyendo cada año.

Así, si en la campaña 2001-2002 había un 41,5% de mensajes publicitarios con representaciones de estereotipos de género, en la de 2004-2005 crecía hasta el 50,4% y un año después descendía hasta el 42,7%. En la campaña de 2012-2013 el porcentaje era del 49,4%, y ha ido cayendo hasta llegar a ese 34% del 2015-2016, como se ve en el siguiente gráfico, reproducido a partir del informe.

Cómo ha evolucionado la representación de estereotipos sexistas

Cómo ha evolucionado la representación de estereotipos sexistas

En cualquier caso, esta entidad, que se define como “autoridad independiente de regulación de la comunicación audiovisual de Cataluña” y que tiene como finalidad “velar por el cumplimiento de la normativa aplicable a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual, tanto públicos como privados”, advierte de que se deben fomentar los juguetes no sexistas.

Este discurso sobre los supuestos estereotipos sexistas ya era practicado por la propia Generalitat de Cataluña a finales de 2007, cuando para la campaña navideña promovía la “asexualidad” de los juguetes, en una nueva muestra de querer adoctrinar ideológicamente a los más pequeños y venía a fomentar que se regalaran muñecas para niños y coches para niñas.

También hacía lo propio a finales de 2014 el PSOE, al reivindicar que, en las fiestas navideñas, se regalaran juguetes no sexistas. Y lo hacían con un vídeo de 18 segundos, con el título ‘El mejor regalo, la igualdad’.

El informe del CAC de 2015-2016 analizó la presencia de estereotipos en 212 anuncios de la campaña publicitaria de juguetes emitida entre el 10 de octubre del 2015 y el 6 de enero del 2016 en TV3, el Super3/33 y 8tv.

La mayoría, estereotipos femeninos

De ese 34% de anuncios que se considera contienen estereotipos de género, el informe del CAC señala que un 56,9% eran estereotipos femeninos y un 43,1% masculinos, como se ve en este otro gráfico, también reproducido a partir del estudio.

Spots televisivos con representación de estereotipos femeninos y masculinos

Spots televisivos con representación de estereotipos femeninos y masculinos

En ese sentido, el CAC insiste en que la legislación establece que los mensajes publicitarios en general, y los destinados a los menores en particular, deben transmitir una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de mujeres y hombres, y también que la publicidad para niños y niñas y adolescentes debe fomentar los juguetes no sexistas.

¿Con quién han de jugar las niñas y los niños?

Al mismo tiempo, el estudio del CAC destaca que, en la publicidad de juguetes, las tres representaciones de estereotipos de género que más se repiten son la del “niño que juega sólo con otros niños y/o que no interacciona con niñas en un plano igualitario” (estereotipo masculino), con el 19,8% del total; la “niña que juega con una muñeca” (estereotipo femenino), también con el 19,8%; y la “niña que juega sólo con otras niñas y/o que no interacciona con niños en un plano igualitario” (estereotipo femenino), con el 19%, como se ve en este cuadro representado en el estudio.

Diferentes tipos de representación de estereotipos femeninos y masculinos

Diferentes tipos de representación de estereotipos femeninos y masculinos

Otras representaciones de estereotipos sexistas son el “juguete antropomórfico femenino que desarrolla una actividad asociada a un rol estereotipado femenino”, con un 11,6%; el “niño que juega con coches” (9,1%); el “niño que compite” (5%); el “juguete antropomórfico masculino que desarrolla una actividad asociada a un rol estereotipado masculino” (3,3%); la “niña que aparece acompañada solo de la madre” (3,3%); el “niño que juega a juegos de guerra” (2,5%); la “niña preocupada por su aspecto físico” (2,5%); el “niño que aparece acompañado solo de su padre” (1,7%); la “niña que adopta el rol de madre en el juego” (1,7%); y la “niña que juega a ir de compras” (0,8%).

Hay una gran diferencia entre que una niña elija jugar a fútbol y un niño con muñecas a que se les condicione a hacerlo en aras de una asexualidad de los juguetes

Hay una gran diferencia entre que una niña elija jugar a fútbol y un niño con muñecas a que se les condicione a hacerlo en aras de una asexualidad de los juguetes

Los responsables del estudio concluyen que “existe una asociación significativa en la publicidad entre tipología de juguetes y género. En concreto, hay una serie de tipologías de juguetes que se presentan fuertemente ligadas a uno u otro sexo mediante la emisión de mensajes estereotipados. Así, los anuncios de juguetes de muñecas y accesorios y juegos de imitación de la realidad se muestran ligados al sexo femenino. En cambio, los de autopistas y accesorios, vehículos en miniatura, consolas y videojuegos y juegos de puntería y de habilidad, al sexo masculino”.

Así las cosas, si se considera que el hecho de que los niños tiendan a jugar con niños y las niñas con niñas son estereotipos sexistas, ¿habría que replantearse, por ejemplo, el obligar en los patios de las escuelas a los niños a jugar con ellas y viceversa?, ¿sería conveniente inducir a las chicas a correr tras una pelota mientras ellos juegan con muñecas sentados en un rincón del patio? Entre estos planteamientos y que cada uno de ellos y ellas escojan a qué quieren jugar sin que, eso sí, se les limite su elección con condicionamientos sexistas, hay una gran diferencia.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>