Los norteamericanos confían en su economía y miran al futuro con optimismo

Los estadounidenses confían en la gestión económica de la Administración Bush y lo demuestran mirando al futuro con optimismo, moviendo su dinero e in…

Los estadounidenses confían en la gestión económica de la Administración Bush y lo demuestran mirando al futuro con optimismo, moviendo su dinero e invirtiendo en bolsa. La opinión que se tiene a este lado del Atlántico sobre la economía en Estados Unidos contrasta con los análisis de los expertos sobre diferentes indicadores económicos norteamericanos: reducción del déficit, aumento del empleo y crecimiento de la productividad.

Dólares en movimiento

Si hay un termómetro que mida el optimismo general de los ciudadanos en el terreno económico ese es el de las inversiones en bolsa. A tenor de esta constatación, los norteamericanos deben considerar que la salud de la economía en su país es buena, puesto que sus dólares están haciendo subir las bolsas a pesar de las malas noticias que llegan desde Irak. Sin ir más lejos, el día que una explosión mató a 22 personas en una base militar iraquí, el Down Jones cerraba con la cotización más alta de los últimos 3 años. 

Más de la mitad de los estadounidenses tienen acciones, bien invirtiendo directamente sus ahorros, bien controlando las inversiones de su jubilación o de los fondos de pensiones. Además, pequeños inversores, instituciones financieras y empresarios no lamentan en absoluto la pérdida de valor del dólar porque les permite competir con las exportaciones de los países europeos y de Japón. A los consumidores tampoco les preocupa este hecho porque pocos de ellos hacen vacaciones en el extranjero.

Empleo al alza

Los ciudadanos de a pie tienen también motivos para estar contentos en cuanto a la evolución de las contrataciones laborales. El 2004 ha sido el mejor año para el empleo en Estados Unidos desde 1999. Con una tasa de crecimiento estimado que se sitúa entre el 4 y el 4,5 por ciento, la economía norteamericana ha creado en los últimos 12 meses 2,2 millones de nuevos puestos de trabajo, incluyendo las 157.000 creaciones netas de empleo en diciembre. La Casa Blanca ve en estos datos una señal de lo que considera el éxito de su política de rebaja de impuestos, que había sido uno de los ejes de la campaña electoral de Bush en las últimas presidenciales.

Aumento de la productividad

Los análisis de los expertos coinciden en afirmar que habrá un crecimiento a largo plazo de la productividad de los trabajadores norteamericanos. El cálculo del aumento de la productividad se sitúa alrededor del 2,6 por ciento en los próximos 10 años, lo que supone un incremento más reducido que el 2004 y el 2003, en que se llegó a situar entre el 4 y el 4,5 por ciento, pero también indica que el nivel de vida va a seguir mejorando en el futuro. Una tendencia que se viene dando desde 1994, cuando la economía consiguió salir de un período de 20 años de letargo productivo en que había conseguido crecer tan sólo un 1,5 por ciento. En los últimos 10 años, sin embargo, el crecimiento medio ha sido del 3,1 por ciento.

Reducción del déficit

Muchos economistas prevén también una reducción del déficit porque el Gobierno está ingresando más dinero del que había previsto a comienzos de año y la reactivación hace pensar que la tendencia va a continuar como hasta ahora. El déficit total para el año fiscal de 2004 está proyectado en el 4,5 por ciento del producto interior bruto, inferior al 6 por ciento del 1983, pero las perspectivas apuntan al 3 por ciento el 2005 y a que siga reduciéndose.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>