Los obispos aprueban las medidas de Obama sobre el control de armas

Tras el llamamiento a “detener el comercio de armas” que hizo el Papa durante su visita a Washington, el presidente anunció que hará avanzar la agenda para poner fin a la violencia armada en el país. Monseñor Wenski dijo que es un “esfuerzo razonable”

Los obispos de Estados Unidos saludaron con beneplácito el nuevo paquete de medidas ejecutivas que decidió el presidente Barack Obama para tratar de reducir la violencia causada por las armas de fuego en el país. “Si es cierto que ninguna medida puede eliminar todos los actos de violencia cometidos con las armas de fuego, saludamos este esfuerzo razonable de salvar vidas humanas y hacer más seguras nuestras comunidades“, declaró monseñor Thomas Wenski, presidente del Comité para la Justicia Nacional y el Desarrollo Humano de la Conferencia Episcopal (USCCB).

“Nuestra esperanza es que el Congreso intervenga de manera más decisiva sobre este problema, considerando todos sus aspectos”, agregó el arzobispo de Miami (Florida).

Para Wenski, además de una reglamentación razonable, es también necesario “un debate sobre el desarrollo de los servicios sanitarios para personas con problemas mentales, teniendo presente que la probabilidad de que un enfermo mental cometa un crimen es limitada”.

Por su parte, monseñor Kevin Farrell, obispo de Dallas (Texas), acusó a través de su blog al Congreso Nacional de “haberse vendido al Lobby de las armas”.

Farrell subrayó que, si bien la nueva ley vigente en Texas permite circular con una pistola sin necesidad de tenerla guardada, las armas de fuego no serán admitidas dentro de las diócesis.

Esta política se basa sobre la convicción de que nuestras iglesias, escuelas y otros lugares de culto, son áreas sagradas donde la gente viene a rezar y a participar del Ministerio de la Iglesia“, escribió Farrell en su blog.

Según una investigación conducida por la Agencia Estadounidense Religion News Service (RNS), en 2013 el 62% de los católicos en Estados Unidos estaban a favor de un control más rígido de las armas de fuego.

En su histórico discurso ante el Congreso en Washington, el 24 de septiembre de 2015, el Papa Francisco hizo un llamamiento a “detener el comercio de las armas”, en referencia al tráfico que alimenta la maquinaria de la guerra.

El presidente Obama, con lágrimas en los ojos al recordar a las víctimas de las armas de fuego, dio a conocer esta semana una serie de medidas destinadas a hacer avanzar su agenda para detener la violencia armada en el país, y subrayó que no puede esperar para poner fin a la parálisis política.

“Las constantes excusas para la inacción ya no son suficientes; es por eso que hoy estamos aquí”, dijo Obama al dirigirse a una sala llena de abogados y de supervivientes de la violencia armada en el Salón Este de la Casa Blanca.

 

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    Son lágrimas de cocodrilo. Cada martes firma sentencias de muerte mediante los drones. El estado dentro del estado de EEUU quiere implantar la Ley Marcial,pero antes necesita desarmar a los ciudadanos.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>