Los “ovispos” no “elijen” al Defensor del Lector de El País

El chiste no era gracioso ni recogía honradamente los hechos, pero los lectores no se quejaron por ello. Se quejaron por 2 faltas de ortografía: &quot…

El chiste no era gracioso ni recogía honradamente los hechos, pero los lectores no se quejaron por ello. Se quejaron por 2 faltas de ortografía: "los ovispos elejirán al profesorados de religión".

El pasado domingo (11/03/2007), el Defensor del Lector de El País, José Miguel Larraya, comentaba un caso de faltas de ortografía. El error es grave: "ovispos elejirán".  ¿Cómo es que se les escapó a los correctores? Lo dice el mismo Defensor del lector: "el error desvela lo que opinamos sobre los sujetos de la sátira", es decir, sobre los obispos.
.
El artículo del Defensor, José Miguel Larraya, está aquí: 
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Humor/escribe/H/elpepuopi/20070311elpepiopi_3/Tes

Un lector, Antonio Jiménez, de Utrera (Sevilla), escribió al Defensor señalando el fallo: "Pensaba que estaba relacionado con el contenido del artículo Almas puras, sobre la controversia creada porque los obispos eligen a los profesores de religión en las escuelas públicas y el Estado corre con los gastos (sueldos e indemnizaciones por despidos improcedentes). Pero no. Es, sencilla y desgraciadamente, una, bueno, dos faltas de ortografía increíbles".

Luis Matías López, redactor jefe del suplemento Domingo, por cuyas manos pasó la viñeta, explica que "tratándose de obispos y educación, entendí que las faltas se habían introducido adrede y en clave irónica, no en vano se trataba de una viñeta humorística y el tema de fondo era la enseñanza. A posteriori, está claro que me pasé de listo con lo que yo creí que era una muestra de respeto hacia la libertad creadora de Matt", es decir, el dibujante Carlos Matera.
 
¿Se limita entonces el Defensor, J.M. Larraya, a señalar cómo surgió el error? No. Aprovecha para hablar mal de los obispos y bromear con el autor del chiste.
"El Defensor tal vez deba confesar que comprende el error porque los órganos de comunicación de los obispos segregan mala baba", dice Larraya. Quizá su función, Sr. Larraya, no es ver si "los órganos de comunicación de los obispos segregan mala baba". Quizá su trabajo debería ser comprobar si es El País quien segrega "mala baba". Y crispación.
 
¿Qué más aporta el Defensor Larraya a este caso? ¿Una explicación de los procesos de publicación de una viñeta? ¿Un análisis de las faltas de ortografía en la prensa escrita? No. Una oportunidad para que, desde su columna, el dibujante arremeta contra los obispos. Y eso que las faltas de ortografía se las ha señalado un lector y no un mitrado.
 
"¿Ovispos? ¿En qué estaba pensando?… ¿En avispas quizá?… No entiendo, no tengo nada en contra de las avispas…", dice el dibujante Carlos Matera… y así lo publica a bombo y platillo el Defensor.
"Antes que nada pido disculpas a todos aquellos que se han sentido agraviados por mi causa. Habiendo hecho la primera comunión, mi madre tampoco entendería semejante falta. ¡Si hasta debe ser pecado! Puede que luego de esto pierda muchos lectores, pase a ser una persona non grata para la Real Academia Española y, peor aún, un hereje para la iglesia", continúa.
 
"Después de la caricatura de Mahoma, quizá ésta haya sido la provocación más grave hecha por un humorista gráfico y, por ello, juro y prometo no volver a escribir obispo con v", sigue. Quizá sería interesante ver si don Carlos Matera se anima a hacer una caricatura burlándose de Mahoma, aunque sea con faltas de ortografía.  
 
"Luego de las sentidas disculpas, quiero dar gracias a Antonio Jiménez Molinos, tanto por leerme como por corregirme; a EL PAÍS por la libertad que me dio en los últimos ocho años para expresar mi humor, así, sin la mínima censura… y a ‘Dios’, por permitirme vivir en este siglo… En otro seguramente, por mucho menos que esto, me hubieran quemado", continua declamando el cómico y "víctima". 
 
Si usted piensa que el Defensor del Lector, en vez de defender un buen servicio a los lectores, está aprovechando para insultar sin causa ni motivo a los obispos (cuando quizá debería hacer broma sobre la incultura ortográfica de los profesionales de El País o buscar la "mala baba" que le preocupa en su diario) puede escribir al Defensor del Lector por correo electrónico ( defensor@elpais.es ), o telefonearle al número 91 337 78 36.

El Mundo: viñetas insultantes e injustas contra el Papa
 
El País está desesperado: te regala un Mercedes y un "loft" para que le compres
.
Un año más, la gran prensa española no se entera que empieza la Cuaresma (la hispanoamericana sí):

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>